En 2016 se habrán iniciado más casas de las que se han finalizado

vivienda

El 2016 toca a su fin en un contexto de buena coyuntura del mercado inmobiliario y de altas expectativas para el 2017. Tanto es así que la aceleración se está haciendo patente en un sector que no había dejado de caer prácticamente desde que estallara la crisis económica en 2008. En este sentido, el número de operaciones que se está registrando en este 2016 experimenta aumentos de dos dígitos. De seguir el mismo ritmo en el tercer trimestre que el registrado durante los primeros nueve meses del año, en el 2016 las ventas de inmuebles de nueva construcción a estrenar son superiores a los de 2015, año que se cerró con 76.954 operaciones.

Esta mejoría está directamente relacionada con el aumento de la demanda, que provoca que durante los primeros ocho meses de 2016 se iniciaran 42.869 viviendas por las 25.716 viviendas que se finalizaron. Que se empiecen a construir más casas de las que se finalizan es indicativo de la reactividad del sector, pues esta situación no se daba desde el período 2000-2007. Eso sí, las cifras nada tienen que ver con las más de 865.000 viviendas que se iniciaron en 2006 y las 585.000 finalizadas ese mismo año. De hecho, mientras que en pleno boom el peso de la vivienda nueva y usada llegó a bordear el 50% cada una; ahora, la relación es de un 82,7% de casas de segunda mano frente al 17,3% de nuevas.

En cuanto al proceso de construcción de los nuevos inmuebles, los plazos de construcción de una nueva promoción de viviendas requieren un período de entre 18 y 24 meses de media. Además, el sector bancario acostumbra a solicitar al promotor un número de ventas sobre plano alto, de alrededor del 70%, para ofrecer financiación que haga posible la construcción del edificio.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *