La burbuja del alquiler en Barcelona comienza a desinflarse

girona-2342015_960_720

El alquiler baja en Barcelona por primera vez desde 2013. Hasta esa fecha, el año del inicio de la recuperación, el precio medio de alquiler según la Cambra de la Propietat Urbana de Barcelona ascendía hasta los 847 euros. Y, aunque las cifras todavía no son las definitivas, todo apunta a que se está produciendo una contención de los precios en el mercado del alquiler de Barcelona. La falta de oferta en la ciudad condal obligó a muchos a tener que buscar piso en el área metropolitana, contribuyendo a moderar los precios. Actualmente existe mucha más demanda que oferta, pues se cifran en 8.000 los pisos que se han incorporado al mercado de alquiler durante el 2017, cifra a todas luces insuficiente.

Si los precios se han moderado en Barcelona es porque han subido en otros lugares. Hace relativamente poco tiempo, el alto precio del alquiler en la capital obligaba a los arrendatarios a buscar piso en ciudades como Badalona o Montgat. Al alquilar en estas localidades, los precios han aumentado, provocando a su vez que en Barcelona se moderen. Y desde las instituciones ya llevan tiempo advirtiendo de esta situación y de que los niveles de precios ya superaban el máximo nivel de pago de la mayoría de los ciudadanos. De ahí que se haya producido este reajuste.

Localidades como Terrassa están creciendo en tamaño y población. Se calcula que solo en 2018 habrán más de 500 nuevas promociones de viviendas, muchas de ellas en régimen de alquiler. Los niveles de precios de Barcelona continuarán obligando a las familias a salir de la ciudad, por lo que todo apunta a que los niveles de precios en el área metropolitana seguirán subiendo. La ley de arrendamientos urbanos deja poco margen a que la situación cambie, hecho que muchos inversores grandes y pequeños están aprovechando.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *