Las ejecuciones hipotecarias bajaron un 56,8% interanual en el segundo trimestre de 2017

hipotecas

La situación del mercado inmobiliario español está permitiendo que el sector muestre cada día mejor cara. Todos los indicadores del sector van a más, lo que conduce a un equilibrio sostenible entre oferta y demanda y favorece la aparición de nuevas y mejores oportunidades para compradores y vendedores de vivienda. En este contexto, el número de ejecuciones hipotecarias por impago de un crédito para una vivienda habitual cayeron un 56,8% interanual durante el segundo trimestre del año en curso, una cifra que llegó a los 2.788 embargos de propiedades para su venta. Si centramos el análisis en la comparativa entre trimestres (período abril-junio sobre enero-marzo), el número de ejecuciones hipotecarias se vieron reducidas un 34,9% de un trimestre para otro. Son datos ofrecidos por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Por otra parte, si incluimos en el cómputo general a todo tipo de viviendas (habituales y no habituales) que fueron objeto de una ejecución hipotecaria, la cifra total llegó a las 6.937 viviendas, un 24,2% menos que en el trimestre anterior y un 42,3% menos que en el mismo trimestre de 2016. Además, las inscripciones de certificaciones por ejecuciones que se iniciaron en los registros de la propiedad durante el segundo trimestre del año llegaron a las 13.605, una cifra que es un 20% inferior a la del primer trimestre y un 35,2% más baja que en el mismo trimestre del año pasado.

Por comunidades autónomas, aquellas en las que se dio un mayor número de certificaciones por ejecuciones hipotecarias en el total de fincas fueron Andalucía, con 3.581 ejecuciones, seguida de Valencia (2.694) y Catalunya (1.758). En el extremo opuesto, Navarra (47), País Vasco (87) y Cantabria (95) registraron las cifras más bajas. En el caso de viviendas, Andalucía también lideró el ranking (1.915), junto a Valencia (1.444) y Catalunya (1.014). Navarra (20), La Rioja (40) y el País Vasco (50), fueron las comunidades con unos registros de ejecuciones hipotecarias más bajos.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *