Llegan las reformas o cadencias a cambio de rebajas en el alquiler

reformas

Una nueva modalidad se está extendiendo: no pagar alquiler o pagar menos a cambio de reformar la casa en la que se vive y lo permite la ley. Este fenómeno lo han detectado desde el portal Fotocasa, quien ha contabilizado más de 250 propiedades disponibles para reformar por el inquilino a cambio de descontarlo del precio del alquiler y permitir al arrendatario adecuar la casa a su gusto.

Lo cierto es que el escenario es bastante óptimo. En España abundan las construcciones de los 60 y los 70 y esto se refleja en el tipo de construcción y azulejos que abundan en este tipo de propiedades ofertadas para reformar. Según explican en Habitissimo, “existe una demanda creciente en las reformas que no implican obra ya que son más rápidas y baratas y permiten resultados efectivos”. Por ejemplo, los suelos de resina o tarima flotante son un 30% más baratos que los embaldosados y no requieren obra para instalarse. De hecho, la principal motivación de las reformas es actualizar la vivienda (75%), según datos de Fotocasa.

A cambio de que el inquilino se encargue de las reformas, se ofrecen cadencias y rebajas en el precio del alquiler. De esta manera, para el inquilino de la reforma, por ejemplo, el precio podría ser el siguiente: 250 euros durante los primeros 4 años; 350 euros los siguientes 3 años; 650 euros sería en lo que finalmente se quedaría el alquiler.

Se trata de una fórmula con la que tanto el inquilino como el propietario ganan. En concreto, Habitissimo calcula que para renovar una vivienda de 70 metros un presupuesto de 15.000 euros puede revalorizarlo entre un 20 y un 30%. De esta manera, el inquilino avanzaría el dinero para la reforma que se descontaría de las futuras rentas y podría adecuar la casa a sus necesidades. Por otra parte, el arrendador conseguiría una casa en mejores condiciones que facilitaría futuros alquileres o la compraventa. Por eso, muchos de los pisos ofertados para reformar también incluyen opción a compra.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *