Los expertos apuntan al alquiler residencial como mercado de futuro en España

alquiler residencial

Expertos y directivos del sector inmobiliario coinciden en ver el alquiler residencial en España como mercado de futuro, emulando modelos empresariales que operan en otros países, como Alemania, con empresas que gestionan parques de 200.000 y 300.000 viviendas.

Esta es una de las conclusiones de la XVII Jornada Anual del Club Inmobiliario Esade Alumni celebrada en Barcelona y que ha contado con más de 150 especialistas del sector, según recoge Europa Press en una nota que repasa lo más relevante de la jornada.

El presidente de este club, Eduard Mendiluce, ha abierto la jornada apuntando que el alquiler residencial “ha venido para quedarse”, ya que responde a cambios estructurales. No obstante, ha destacado que en estos momentos no existe un parque de viviendas residenciales en alquiler de calidad que dé respuesta a esta creciente demanda.

Por su parte, el catedrático de Economía aplicada de la UAB, Josep Oliver, ha cifrado en 500.000 viviendas en los próximos años en España y ha concretado que esta demanda vendrá de la mano del grupo de población de jóvenes entre 20 y 39 años, ya que un 42% vive con sus padres. De hecho, existen más elementos que pueden acelerar este nicho como la eliminación de los incentivos fiscales por la compra de vivienda y la recuperación del mercado de trabajo, que aumenta la movilidad geográfica y una demanda de vivienda más flexible.

Durante la jornada, Guillermo Baygual, director de Industrias Diversificadas e Inmobiliario para Emea de JP Morgan, también ha analizado el mercado desde el punto de vista del inversor y ha destacado que busca obtener rentabilidad “con poca percepción de riesgo”. En el marco europeo se ha referido al marco normativo inglés como el que más protege los intereses del propietario y al holandés como el más favorable a los inquilinos.

Por último, destacamos la intervención del director de Asset Management de Servihabitat, Luis Sánchez Barco, quien ha incidido en la necesitad de un “cambio cultural”, para que un plazo de arrendamiento de más de 10 años sea considerado normal y permita a los inquilinos considerar que las viviendas son su casa.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *