Mayor rigurosidad del sistema bancario para conceder créditos hipotecarios

58dc60e4f06ab_1420_

Con la recuperación económica a partir del año 2013, el sistema bancario español volvió a abrir el grifo del crédito para la adquisición de vivienda por parte de las familias. Sin embargo, con un menor nivel de demanda por parte de los hogares y con una mayor rigurosidad por parte de las entidades bancarias al momento de conceder la financiación, provocan que actualmente el volumen de nuevos créditos hipotecarios se encuentre lejos de los registros obtenidos en los años de la burbuja. De hecho, hoy en día los bancos están cediendo una cuarta parte del crédito para adquirir vivienda que se concedían en los años previos a la crisis.

De esta manera, según los datos que publica el Banco de España, en el año 2018 se entregaron un total de 43.056 millones de euros en nuevos préstamos para la compra de vivienda. Esta cifra representa el 25,2% de los 170.829 millones que, por ejemplo, se adjudicaron para financiar en tan solo un año, en concreto en el 2006. Este dato, junto con las cifras obtenidas en la compraventa de casas y pisos, junto con el número de visados de viviendas nuevas y el número de hipotecas concedidas, sirven a los profesionales del sector financiero para descartar la gestación de una nueva burbuja.

Una de las principales explicaciones de la menor petición de viviendas por parte de los clientes, se justifica también por el actual contexto de bajos salarios, escasa capacidad de ahorro y el elevado precio de los inmuebles.  Además, algunas familias siguen afrontando sus hipotecas del pasado, tal y como queda patente en el hecho de que las nuevas hipotecas aún no compensan los volúmenes que amortizan y el saldo total de crédito para la compra de vivienda sigue bajando año tras año. De esta forma, el stock actual se sitúa en los 519.182 millones de euros, lo que supone 159.770 millones o un 23,5% menos de los 678.952 millones a la que ascendió la deuda hipotecaria de las familias en 2008.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *