El precio de la vivienda en alquiler crece más de un 16% en el primer semestre

El precio medio de la vivienda en alquiler creció un 16,3% interanual en el primer semestre de 2019 según se desprende de los informes de varios estudios inmobiliarios. Los estudios también sitúan en 125 metros la superficie media de la vivienda en alquiler en España y en 943 euros la renta media mensual en junio de 2019, lo que supone una subida de casi el 6% respecto el semestre anterior. Por este motivo se siguen tensando las relaciones entre propietarios y inquilinos, especialmente en aquellas ciudades con una elevada demanda de vivienda en alquiler.

La comunidad donde se producen los mayores incrementos en el precio de la vivienda en términos interanuales fue Catalunya, donde el ascenso fue del 21,59%. Por el contrario, las menores alzas fueron registradas en Galicia, con un aumento del +0,66 y en Murcia, con un incremento del +0,86%. Sin embargo, hasta el mes de junio, Madrid fue la región más cara para vivir en España con un coste medio de 1.671 euros al mes; seguida de Baleares, con 1.339 euros y Catalunya, con 1.194 euros. En el lado opuesto se encuentran las regiones con las renta más baratas, encabezada por Extremadura, con 466 euros; Castilla-La Mancha, 555 euros y Galicia con 565 euros.

Sin embargo, el incremento más acusado en el primer semestre del año se registro en Navarra que fue del 14,3%. Además, el informe destaca que solo se contabilizaron ajustes a la baja en las regiones de La Rioja (-3,3%), Asturias (-2,4%) y en Aragón (-0,8%). De este modo son cada vez más quienes consideran que es urgente volver a los niveles de precios razonables, ya que la situación actual está dificultando la emancipación de toda una generación y aunque en algunos casos puedan tener capacidad económica, ven como cada vez más porcentaje de su sueldo es destinado al alquiler. De tal manera que se deberían tomar medidas especificas para proteger a la población ante este tipo de vulnerabilidades.

 

Los precios de la vivienda rumbo a la estabilización

El mercado de la vivienda en España sigue en una senda alcista, aunque cada vez con mayores signos de estabilización. Si Madrid y Barcelona fueron las ciudades que sirvieron de locomotoras del sector residencial en nuestro país, ahora se incorporan algunos nuevos territorios donde los precios de la vivienda se recuperan y crecen por encima del 7%. El caso de Málaga, que se ha visto muy beneficiada por su atractivo turístico, y que, según los últimos estudios, se posiciona como la provincia dónde más subió el precio de la vivienda en el segundo trimestre, en un 7,8%. Otros territorios destacables fueron Burgos, donde se produjo un incremento del 7,4%, Almería (7,3%) y Girona (7,1%). Por su parte, en Madrid y Barcelona subieron un 5,1% y 3,9%, respectivamente.

Sin embargo, la recuperación todavía no ha llegado a muchas zonas, especialmente en aquellas donde existe un menor dinamismo económico y demográfico que complica la reactivación del mercado. De esta forma también se reduce el incremento de precios a nivel nacional, que se situó en el 3%. Aún así, se espera que algunas de las principales ciudades y enclaves litorales más atractivos muestren signos de crecimiento moderado, mientras que, por su parte, en el interior peninsular, no se prevén grandes cambios que alteren la situación.

De este modo, las grandes ciudades, en especial Madrid y Barcelona, junto con las islas, han concentrado en los últimos años la reactivación del mercado, tanto por lo que respecta a la actividad como a los precios. Sin embargo, en la Ciudad Condal se observa una caída intertrimestral del 1,7%. Esta moderación en la capital catalana contrasta con los municipios del extrarradio donde sí se producen grandes incrementos. Por otra parte, Ourense, Girona y Burgos fueron las capitales donde más se incrementaron los precios de la vivienda en el segundo trimestre, en un 13,6%, un 13,1% y un 12,4%, respectivamente. Otras ciudades que destacan, aunque lo hacen con incrementos más moderados fueron Palma de Mallorca, que creció un 8,9%; Sevilla, que lo hizo en un 8,1% y Málaga, en un 6,3%.

Ideas sencillas para decorar tu espacio al aire libre

Pasar tiempo al aire libre es casi una necesidad para paliar el calor durante estos días de verano. Por eso, en este artículo vamos a tratar de darte algunas ideas para darte inspiración y que puedas lograr un magnífico espacio exterior, ya sea en tu terraza o jardín. De esta forma podrás sacar el máximo partido de un espacio a menudo olvidado y disfrutar de un rincón al aire libre.

Crear un ambiente de jardín
Ya sea en un apartamento de una ciudad o en un chalet la vegetación no puede faltar. Las plantas y la madera son excelentes aliados para transformar la imagen que proyecta el espacio. Por ejemplo, puedes usar paneles de madera o cañas de bambú para darle un toque natural a la decoración. Incluye abundantes macetas con plantas y añade una pequeña fuente eléctrica si quieres disfrutar del agradable sonido del agua fluyendo.

Iluminación
La luz nos permite modificar la imagen que un espacio transmite y en el caso de los exteriores juega un papel clave en lograr el ambiente deseado. En los espacios al aire libre es aconsejable utilizar siempre luces cálidas y situarlas en lugares específicos donde son necesarias. 

Ambiente relajado
Una paleta de colores claros es la mejor manera de lograr que tu espacio resulte tranquilo y cautivador, ya sea en las paredes como en el mobiliario. El color blanco, por ejemplo, se adapta a todo tipo de estilos y es ideal para lograr una sensación de mayor amplitud. Los colores más vivos y cálidos en cambio, están más orientados a transmitir más energía y vitalidad; y son excelentes combinados con materiales como la cerámica o el bronce. 

Alfombra exterior
Hoy en día ya es posible encontrar alfombras de exteriores de muchos materiales y estilos que encajarían perfectamente en cualquier espacio al aire libre. La mayoría son de fácil mantenimiento y resistentes para un uso continuado, y son fantásticas si quieres diferenciar distintos espacios de la zona exterior. 

La casa pasiva: un ejemplo de vivienda sostenible

La casa pasiva o Passivhaus es un concepto de viviendas de alta eficiencia energética que apareció a mediados de 1980 en el norte de Europa. El objetivo de este tipo de construcciones era sacar el máximo partido de la energía solar, con la intención de mejorar la climatización y reducir el consumo energético de la casa. Con una sociedad cada vez más concienciada en la eficiencia energética, la protección del medio ambiente y la creación de un mundo sostenible, son cada vez más las personas y proyectos que se involucran para transformar el modelo convencional de vida y reducir las facturas de energía en el hogar.

Las casas pasivas se basan en unos criterios de construcción y diseño que permiten aprovechar la energía y la luz natural durante el invierno para calentar la casa, y la minimización de la incidencia solar durante la estaciones más cálidas. Además, gracias a este aislamiento total y a un sistema de ventilación para la renovación del aire optimizado, la vivienda dispone de un excelente acondicionamiento térmico lo que permite conservar el calor absorbido en invierno y disiparlo en verano. Los edificios Passivhaus pueden lograr reducir hasta un 75% las necesidades de calefacción y refrigeración del hogar. Además, el reducido consumo eléctrico requerido se puede cubrir fácilmente a través de otras energías renovables, como los paneles solares, y convirtiéndose en un inmueble con un ligero coste energético para el propietario y un menor impacto para el planeta. 

Como ya hemos dicho, para lograr una casa pasiva es necesario reducir el consumo eléctrico, optimizando el aislamiento térmico en paredes y cubiertas, y eliminando puentes térmicos, que son los principales causantes de la pérdida de energía de un edificio. Para lograrlo, es habitual instalar ventanas o puertas dobles ya que reducen la transmisión de temperatura, un sistema de ventilación eficiente y otros componentes como suelos radiantes, pinturas respetuosas con el medio ambiente, materiales reciclables, madera que se obtiene de bosques controlados y otros elementos resistentes que no afectan al planeta.

El 82% de los españoles es partidario de comprar una vivienda propia

El barómetro mensual correspondiente al mes de julio es un estudio que elabora el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) tiene el objetivo de medir el estado de la opinión pública española del momento. En el ámbito de la vivienda, los resultados mostraron que el 81,8% de los españoles es partidario de comprar una vivienda propia, un 66% consideraría mejor comprar antes que alquilar un piso, y un 59,7% que vería la compra de un piso como una de las mejores formas de ahorro de cara al futuro. La encuesta también muestra que tan solo el 18,4% de los españoles vive de alquiler. Por otro lado, el 44,4% de los españoles reside en una casa propia que ya está completamente pagada y el 24,9% vive en una vivienda pendiente del pago de una hipoteca.

Otro resultado llamativo del barómetro realizado por el CIS, es que hasta el 90,2% de los españoles considera que el Gobierno debería proteger activamente el derecho a tener una vivienda digna, especialmente a través de la construcción de vivienda social. Hasta el 45% de los encuestados para el estudio, considera que reside en una vivienda en alquiler porque no dispone de ingresos suficientes para comprar; el 14,9% ha elegido el alquiler como una solución temporal a la espera de poder comprar; y un 13,8% rechazaría afrontar una hipoteca para adquirir una vivienda.

Esta encuesta, además, revela que la escasez de pisos en alquiler y la excesiva especulación son algunas de las principales razones detectadas por los españoles para explicar la subida de los alquileres de vivienda. En concreto, un 10,5% de los españoles considera que la escasez de vivienda es la principal razón para explicar la subida de los precios, mientras que un 9,2% señala a la especulación. Así, más de la mitad de los españoles encuestados considera que los pisos en alquiler en la zona en que viven son caros (35,8%) o muy caros (15,8%); mientras que el 23,9% cree que el precio es ajustado, un 5,7% cree que los alquileres son baratos y un 0,5% que estos son muy baratos.

La tasa de ahorro de los hogares se incrementa un 5,4% en el primer trimestre

Según los datos publicados el pasado viernes por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la tasa de ahorro de los hogares españoles se situó en el 5,4% en el primer trimestre de 2019, lo que supone un aumento de seis décimas con las cifras registradas en el mismo período del año anterior. Se trata de una tasa que se calcula a partir de eliminar los efectos estacionales y de calendarios, que pretende compensar el efecto de variación; ya que habitualmente el ahorro de los hogares disminuye en el primer y tercer trimestre, y se incrementa en el segundo y el cuarto trimestre del año.

Con una renta nacional que crece un 0,3% intertrimestral y sin considerar los efectos de calendario, los hogares españoles registraron un ahorro negativo del 4,5% de su renta disponible en el primer trimestre, frente al 5,4% del mismo trimestre del año anterior. De este modo, en el primer trimestre del año la renta disponible bruta de los hogares se situó en los 172.058 millones de euros. Esta cifra supone un incremento del 3,4% respecto al ahorro en el mismo periodo del año previo; mientras que el gasto de los hogares se incrementó un 2,7% hasta situarse en los 179.664 millones.

En conclusión, con las cifras mencionadas previamente, el ahorro de los hogares resultó negativo y se cifra en un importe de 7.777 millones de euros. Sin embargo, representa una cifra inferior a la registrada durante el primer trimestre de 2018, que alcanzó los 8.917 millones de euros. Por su parte, la inversión de los hogares se disparó un 19,9% hasta situarse en los 13.041 millones y alcanza el 6,1% de la renta disponible, una décima menos que el trimestre anterior, una vez descartamos los efectos estacionales y de calendario.

Incremento de casi un punto en la compraventa de vivienda durante el primer trimestre

La compra de vivienda nueva se incrementó cerca de un punto durante el primer trimestre del año 2019 y enlaza así con el crecimiento del trimestre precedente, y se sitúa en el 19,03% del total de las operaciones. Son los resultados de los crecimientos que se han ido produciendo en cuanto a iniciaciones y visados de vivienda nueva se refiere y que tarde o temprano iban a quedar reflejados en las estadísticas de compraventa de vivienda.

De este modo, las comunidades con un mayor peso en la compraventa de vivienda nueva fueron Madrid, donde representan el 26,06%; seguida de Asturias, con 24,77%; Navarra, con 23,72%; Galicia, con 21,95% y Canarias con 21,49%. Por lo que respecta a la evolución, la compraventa de vivienda nueva se incrementó en diez comunidades del estado, donde destacaron en particular Asturias, Aragón, Madrid y Catalunya. A nivel nacional, la compraventa de vivienda usada durante el primer trimestre del año supuso hasta el 80,97% y este tipo de habitáculos concentran el mayor peso de las compraventas en todas las comunidades, que en ocasiones muestran cuantías superiores al 70%.

Por lo que respecta a los resultados interanuales, la vivienda usada refleja un peso de 82,11%, un 17,89% en la vivienda nueva, de las cuales el 16,26% se trataba de vivienda nueva libre, y de, 1,63% en la vivienda nueva protegida. El caso de la vivienda nueva muestra una evolución interanual de 0,67 puntos, un crecimiento interanual del 0,71 en la vivienda nueva libre, lo que ha supuesto descensos del 0,67 puntos en vivienda usada y del 0,04 en vivienda nueva protegida. Así, durante el año 2018 el mayor volumen de compraventa de viviendas se registró en Navarra (24,80%), Comunidad de Madrid (23,51%) y Asturias (22,20%). En el caso de la vivienda usada, Extremadura (88,13%) se sitúa a la cabeza, seguida de Comunidad Valenciana (86,78%) y Catalunya (85,15%).

El Euríbor baja al -0,188% y abarata las hipotecas por primera vez en diez meses

El Banco de España ha confirmado que el Euríbor ha cerrado el mes de junio en el -0,190%, lo que supone el cuarto mes de bajadas consecutivas y tres años seguidos en negativo. El Euríbor es el indicador que más se utiliza en España para fijar el tipo de interés en los préstamos hipotecarios y en el mes mayo se situaba en el -0,131%. Esta representa la mayor caída desde septiembre de 2014 y uno de los niveles del índice más bajos de la historia. De este modo, una hipoteca valorada en 120.000 euros a 20 años con un diferencial de Euríbor +1%, aquellas que tengan una revisión experimentarán un encarecimiento de unos 38,88 euros en la cuota anual en comparación con el mismo mes del año pasado, lo que supondría un incremento de alrededor de 3,24 euros mensuales.

El Euríbor se situó en el terreno negativo por primera vez en febrero de 2016, en un contexto de política expansiva por parte del Banco Central Europeo (BCE) con la intención de asegurar la recuperación de la zona euro, y ya son dos años instalado por debajo del 0%. Si el índice continuara bajando, como lo ha estado haciendo en los últimos 41 meses, las hipotecas también se seguirían abaratándose a lo largo del trimestre. Los expertos intuyen que el Euríbor del mes de junio debería suponer mejoras en las condiciones de financiación de las viviendas.

Sin embargo, la caída del Euríbor puede suponer un golpe para las entidades financieras, ya que, aunque para los clientes supondrá pagar una cantidad menor cada mes, para la banca implica asumir mayores gastos de formalización de la hipoteca y perder ingresos derivados de la venta cruzada de productos. Es hasta tal punto determinante que, desde hace varios meses, los bancos están primando las hipotecas fijas sobre las variables y donde los contratos a tipo fijo fijaron un nuevo máximo histórico este año. A día de hoy, según los datos que publica el Instituto Nacional de Estadística (INE), las hipotecas a plazo fijo representan el 53,2% de todos los prestamos para vivienda en España.

El precio de la vivienda nueva modera su crecimiento

El crecimiento del precio de la vivienda nueva en las capitales de provincia se modera hasta el 5,1% en el primer semestre del año en comparación con lo registrado el año anterior y se sitúa de media en los 2.400 euros el metro cuadrado. Son las conclusiones que se extraen del informe presentado este domingo por la consultora inmobiliaria Sociedad de Tasación. En este se muestra que, en el acumulado durante los seis primeros meses del año, el precio de la vivienda subió solo en un 2,2%, confirmando así ciertos síntomas de fatiga en el sector experimenta una moderación en el número de hipotecas y transacciones. Aunque es posible anticipar un cambio de ciclo en Madrid y Barcelona, ambas ciudades siguen por el momento liderando las subidas en los precios.

Barcelona se sitúa a la cabeza en cuanto a los precios de la vivienda nueva que tienen un importe medio de 4.307 euros/m2, seguido de San Sebastián con 3.555 euros/m2 y Madrid con 3.515 euros/m2. Sin embargo, los precios más baratos se encuentran en Cáceres con 1.166 euros/m2, Badajoz con 1.182 euros/m2 y Ciudad Real con 1.200 euros/m2. La clasificación por comunidades autónomas se encuentra liderada por Catalunya con 3.829 euros/m2, seguida de Madrid con 3.515 euros/m2 y País Vasco, con 2.693 euros/m2. En el otro extremo se encuentra Extremadura con 1.176 euros/m2, Murcia con 1.238 euros/m2 y La Rioja con 1.402 euros/m2.

El informe además dio a conocer el índice de esfuerzo inmobiliario al que se enfrentan los compradores. Es decir, se centra en descubrir el número de años de sueldo integro que un ciudadano necesita destinar para la compra de una vivienda y donde Baleares se encuentra a la cabeza con una media de 15,8 años, seguida de Catalunya con 8,3 años y Madrid con 7,9 años. El mismo informe sitúa el índice de esfuerzo de la media española en los 7,3 años. En el lado contrario se sitúan la Rioja donde se destinan 4,8 años de media de sueldo íntegro, seguido de Murcia con 4,9 y Aragón con 5,1 años.

 

 

¿Cómo lograr un dormitorio verdaderamente confortante?

El dormitorio es una de las estancias más importantes de la casa. Se trata de un espacio que está destinado a lograr un descanso reparador. Es un rincón para desconectar y recuperar energía para el próximo día. Por eso, en este espacio debe primar el confort, la comodidad y el bienestar. En este artículo te mostraremos algunos sencillos consejos para que puedas aplicarlos en tu dormitorio y lograr que este te aporte un mayor descanso.

Tenerlo todo en orden
La organización y el orden en una habitación son algo indispensable si queremos que nada nos perturbe al levantarnos. Lo primero que deberíamos sentir al despertar en nuestro dormitorio es comodidad y bienestar. Evita tener ropa sin doblar y a la vista. El almacenaje en el dormitorio es muy importante, ya que este nos permitirá guardar todo en su lugar de forma ordenada para retirar el alboroto y tenerlo todo a mano.

Colores tenues
Aunque a todos nos encantan los colores atrevidos y brillantes que vemos en algunas revistas, estos no son realmente prácticos si no consigues conciliar el sueño con facilidad. Los colores llamativos captan nuestra atención y es mejor sustituirlos por otros tonos más calmados que inviten a la relajación y el sueño, como azules o grises.

Alejar los dispositivos electrónicos
Utilizar el móvil o la tableta antes de ir a dormir es un hábito incorrecto que puede afectar a la calidad del sueño o provocar insomnio. Para lograr que tu dormitorio sea un auténtico templo del descanso es mejor utilizar un sencillo reloj de alarma y dejar el móvil en otra habitación durante unas horas. 

Cortinas más gruesas
Aunque a todos nos gustan las cortinas blancas y delicadas que se agitan con la brisa, este tipo de materiales no son del todo indicados si queremos lograr una habitación realmente confortante. En el dormitorio la oscuridad es clave, por eso deja las cortinas más finas para otras estancias como el salón y busca unas cortinas algo más gruesas que no permitan que la entrada de luz pueda afectar negativamente a tu descanso.