El precio medio de la vivienda aumentó un 4,3% en octubre

El precio de la vivienda en España sigue captando la atención de muchos de los agentes económicos y sociales de nuestro país. Y es que, en un momento en el que España parece que ya ha dado su adiós definitivo a la crisis económica, las familias están en mejor disposición que nunca de convertirse en propietarias de una propiedad inmobiliaria. En este sentido, según la tasadora Tinsa, el precio de la vivienda terminada (nueva y usada) aumentó en un 4,3% en octubre de 2017 en relación al mismo mes de 2016. Esta cifra supone una escalada de más de un punto porcentual respecto al crecimiento que se dio en el mes de septiembre sobre el mismo mes del año pasado.

Respecto al periodo comprendido entre enero y octubre de este año, el precio de la vivienda creció un 4,8%, un dato que supera con creces el avance del 2,2% que se produjo durante los 10 primeros meses del año pasado. Si bien el aumento del precio es exponencial, el precio de la vivienda acumula una caída del 38,4% desde los máximos que se registraron en el año 2007, en pleno boom inmobiliario.

Por regiones, aquellas en las que se produjeron mayores subidas interanuales en octubre sobre el precio de la vivienda fueron las capitales de provincia y las grandes ciudades, con un incremento del 6,4% interanual respecto al mismo mes del año pasado y del 7,3% interanual respecto a los 10 primeros meses del año de 2016. Además, Baleares y Canarias también fueron zonas de máximo dinamismo y aumento de precios, con una escalada media del 5,1%. Por otra parte, el precio medio de los pisos en la costa mediterránea aumentó en menor medida, un 4,3% en octubre, así como los municipios de menor número de habitantes, que lo hicieron en un 2,5%.

donpiso llega a las 100 oficinas operativas en España

Fachada de las oficinas centrales de donpiso en la Calle Almagro 34, en Madrid

Cuando todavía quedan dos meses para final de año, la inmobiliaria donpiso ya ha alcanzado las 100 oficinas operativas en España con la apertura de una nueva oficina de propiedad en  Barberà del Vallès (Barcelona) y la firma de otras tres nuevas franquicias en las localidades de Madrid, Pamplona y Badalona. La compañía alcanza de esta manera el centenar de oficinas en el país a partir de su red de 76 franquicias que se suman a sus otras 24 oficinas de propiedad.

“Nuestro objetivo este año era el de crecer de forma sostenida y de la mano del mercado. El sector inmobiliario se ha mostrado muy fuerte durante todos estos meses, razón por la cual nuestros servicios de intermediación se han ido haciendo más y más necesarios. Además, nuestra labor de captación de franquiciados experimentados y que cumpliesen con el perfil que buscamos está dando sus frutos. Tenemos un equipo de profesionales cada vez más amplio y mejor preparado”, afirma Emiliano Bermúdez, Subdirector General de donpiso.

La empresa de intermediación inmobiliaria, que cerró el 2016 con un total de 76 oficinas en todo el territorio nacional y más de 2.500 operaciones anuales realizadas, cumple de esta forma con sus planes de crecimiento para este 2017, que consistían alcanzar la cifra de las 100 oficinas e incrementar en un 20% el número de transacciones hasta superar la cifra de las 3.000 operaciones anuales.

La firma de estas cuatro nuevas oficinas responde al alto dinamismo que se registra en los mercados madrileño, catalán y navarro. Mientras que los dos primeros destacan por ser motores del mercado inmobiliario español en el número de operaciones de compraventa, contratos de alquiler, firmas hipotecarias y concesión de visados, en Navarra (y concretamente, Pamplona) el mercado de la oferta y la demanda registra un equilibrio que lo convierte en uno de los más estables del país, siendo una región fiable para la inversión y con una rentabilidad segura.

El alquiler aumentó un 9,7% interanual en el tercer trimestre

El mercado del alquiler en España sigue mostrando unos datos medios de renta que lo alejan de manera clara de las posibilidades económicas de muchos españoles, que hoy por hoy optan por contratar una hipoteca antes de meterse a arrendar un piso por las buenas condiciones que ofrecen los bancos y los tipos de interés. Y es que los precios del alquiler van a más, alcanzando en las grandes ciudades unas cifras que no se daban desde los momentos más álgidos del boom inmobiliario.

En este sentido, el precio medio de la vivienda en alquiler aumentó un 9,7% interanual en el tercer trimestre del año respecto al mismo periodo del año pasado. En términos absolutos, el precio medio por metro cuadrado al mes fue de 7,97 euros, un precio bastante elevado aunque supone un ligero decrecimiento del 1,7% respecto al trimestre inmediatamente anterior (segundo trimestre). Son datos ofrecidos en el último informe sectorial del portal inmobiliario Fotocasa, el cual lleva realizando desde el 2006 y que en este tercer trimestre ha detectado uno de los mayores repuntes de la serie histórica.

Si echamos la vista atrás se observa que el precio máximo de mayo del año 2007, que fue de 10,12 euros por metro cuadrado al mes, choca con la caída acumulada hasta día de hoy del 21,3% en el precio medio del alquiler. Así pues, por comunidades autónomas, hasta nueve de ellas alcanzan caídas acumuladas del 20% en los últimos diez años, siendo Aragón la autonomía que más ha visto descender el precio del alquiler, con una bajada del 36,8%. Le siguieron Castilla-La Mancha (-30,8%), Cantabria (-30,2%), La Rioja (-26,1%), Asturias (-24,4%), Galicia (-24,6%), la Comunidad Valenciana (-23,6%), Murcia (-23,3%) y Andalucía (-22,3%). Además, si nos centramos en el tercer trimestre, se registraron 13 incrementos en el precio del alquiler, con subidas que van desde el 3,5% de País Vasco al 0,1% de Galicia.

Las ejecuciones hipotecarias cayeron un 20% en el segundo trimestre del año

Uno de los efectos de la ya superada crisis económica en España y que continúa siendo de mucha importancia para la sociedad española y el bienestar de sus ciudadanos es el de los desahucios que se producen por impago de las cuotas hipotecarias de algunos propietarios de viviendas. En este sentido, el número de lanzamientos hipotecarios sigue descendiendo a medida que la economía española muestra cada vez mejor cara. Tanto es así que en el segundo trimestre del año el número de ejecuciones hipotecarias disminuyó en un 20% respecto al mismo periodo del año anterior. De esta forma, según los datos que maneja el Consejo General del Poder Judicial, se vendría a confirmar que las familias cada vez tienen mayores recursos a la hora de hacer frente a los pagos de su hipoteca.

Si echamos la vista hacia atrás, los datos siguen dando pie al optimismo. Y es que este tipo de lanzamientos encadena ya ocho trimestres consecutivos de bajadas interanuales, es decir, dos años. También existe una clara mejoría en el sector del alquiler, donde los desahucios derivados del impago de la renta cayeron un 0,3% interanual en el periodo comprendido entre los meses de abril y junio respecto al mismo trimestre del año anterior.

Por tipo de lanzamiento hipotecario, el 58,6% del total (hasta 9.886 desahucios) fueron consecuencia directa de aplicar los procedimientos derivados de la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU), mientras que otro 36,8% (6.197 desahucios) se derivaron de ejecuciones hipotecarias. Los 776 restantes obedecieron a causas distintas.

Por comunidades autónomas, Catalunya centró el mayor número de lanzamientos del país, con 3.625 desahucios y un 21,5% del total nacional. Le siguieron Andalucía (2.947 desahucios), la Comunidad Valenciana (2.287 desahucios) y la Comunidad de Madrid (1.791 desahucios). Este ranking se debe, principalmente, a que se trata de las autonomías con un mayor número de habitantes.

Los visados de vivienda para obra nueva aumentaron un 26% en agosto

Si en entradas anteriores hablábamos de que uno de los principales indicadores que nos permitía saber que el mercado residencial español va viento en popa es el de las compraventas que se completan, existe otro que también es de suma trascendencia para predecir lo que dará de sí el sector en un futuro: el de los visados de obra nueva. Y es que este tipo de permisos para construir nuevos inmuebles de uso residencial en nuestro país es el que permite seguir ampliando el parque de viviendas, el cual en España se caracteriza por padecer cierta obsolescencia.

En este sentido, los visados autorizados de obra nueva para uso residencial en España llegaron a las 53.977 unidades en los primeros ocho meses de 2017, una cifra que supone un aumento del 26% en comparación con el mismo periodo de 2016, que fue de 42.869 unidades. Así pues, los permisos para construir pisos se mantienen en la misma senda ascendente que se viene registrando durante el resto del año y los dos años anteriores, pues ya son tres años consecutivos en los que este indicador se mantiene en positivo. Son los datos que maneja el Ministerio de Fomento.

Por tipo de vivienda, del total de visados de obra nueva concedidos hasta el mes de agosto, hasta 40.773 fueron para la construcción de pisos en bloque, lo que supuso un incremento interanual del 28,4%, y otros 13.178 para viviendas unifamiliares, con un incremento interanual del 18,6%. Estas cifras evidencian la evolución ascendente del sector, que ya registró una subida del 42,5% en 2015 y del 28,9% en 2016. Lejos quedan ya las cifras del 2013, cuando los visados marcaron un mínimo histórico cayendo hasta las 34.288 unidades. Eso sí, todavía sigue existiendo mucha distancia con los 865.561 visados del año 2006, un desplome acumulado del 96%.

La compraventa de viviendas creció un 14,2% en el segundo trimestre, según los notarios

El mercado inmobiliario de la vivienda en España sigue marcando récords en 2017 y consolidando la buena tendencia que en los tres años anteriores se había empezado a producir. Y es que mes tras mes el número de compraventas que se cierran en nuestro país es cada vez más abultado, razón por la que son muchos los indicadores que hacen pronosticar un año histórico para el sector tras dejar atrás la crisis económica. En este sentido, la compraventa de viviendas llegó a crecer una media de un 14,2% en el segundo trimestre de este año en comparativa interanual con el mismo periodo del año pasado.

Así pues, según los datos que maneja el Consejo General del Notariado relativos al periodo abril-junio, en nuestro país se llegaron a completar más de 142.000 transacciones, una cifra que es un avance muy significativo respecto al año 2016 pero que modera el crecimiento experimentado en el trimestre anterior (1er trimestre de 2017), cuando el aumento interanual llegó al 20,3%.

Por comunidades autónomas, aquellas en las que se dio un aumento más amplio en comparativa interanual del número de operaciones completadas fueron La Rioja (+25,9%), Asturias (+21,6%) y Castilla-La Mancha (+19,6%). De hecho, sólo en el País Vasco se produjo una variación interanual negativa, pues se completaron un 0,4% menos de operaciones que en el segundo trimestre de 2016. Por otra parte, los aumentos más pronunciados en los precios medios de los pisos se dieron en Navarra (+17,7%), Castilla-La Mancha (+11,1%), Catalunya (+9%) y Canarias (+8,9%), mientras que las únicas bajadas se registraron en Murcia (-4,3%), Cantabria (-3,7%), Aragón (-0,5%) y Castilla y León (-0,3%).

Por último, según los notarios, el número de nuevos préstamos hipotecarios que se llevaron a cabo entre el cuarto y el sexto mes del año en curso retrocedió un 2,4% interanual, dato que contrasta con la subida del 7,8% que se produjo en el primer trimestre de 2017 respecto al mismo trimestre del año pasado.

El Euribor marca otro mínimo histórico: -0,180% en octubre

Con el mes de octubre ya finalizado, el Euribor vuelve a cobrar protagonismo. El índice al que se encuentran referenciadas la mayoría de las hipotecas en España cerró el décimo mes del año en el -0,180%, una cifra que vuelve a marcar un nuevo mínimo histórico. De esta forma, las hipotecas a las que les toque revisión se verán abaratadas hasta unos 71 euros anuales, unos 6 euros al mes. En el devenir del mes de octubre el indicador se estableció en una media del -0,180%, un dato que destaca con la media del -0,168% registrada en el mes anterior. De hecho, el índice comenzó el mes en el -0,172% y agudizó su caída a partir del 9 de octubre. Con estos valores, una hipoteca tipo de 120.000 euros a 20 años con un diferencial de Euribor +1% a las que les toque revisión obtendrían un ahorro de exactamente 70,68 euros en su cuota anual.

Esta tendencia a la baja del indicador hipotecario por excelencia no parece que vaya a variar en el corto plazo. De hecho, desde que en el mes de febrero de 2016 se adentrara en terreno negativo por primera vez en la historia, no ha dejado de descender. Las políticas monetarias del Banco Central Europeo (BCE) que tenían como objetivo el asegurar la recuperación del euro son las causantes de que el Euribor haya alcanzado su vigésimo mes consecutivo a la baja, con caídas que han sido todavía más pronunciadas en los últimos meses de septiembre y octubre. El sector coincide en que los grandes perjudicados por este cambio de políticas son los bancos y los prestamistas, pues ven reducida de forma considerable los beneficios de prestar dinero con un interés tan reducido. Pese a este hecho, el sector pronostica un escenario que seguirá esta tendencia hasta bien entrado el año 2018.

El 39% de los españoles quieren convertir su hogar en ‘inteligente’ en los próximos 5 años

Como hemos comentado recientemente en estas mismas líneas, los españoles son cada vez más ambiciosos a la hora de analizar el estado de su vivienda y alcanzar la adaptación de ésta a las nuevas tecnologías. En este sentido, los avances en el campo de la domótica y de los llamados ‘hogares inteligentes’ hacen que los usuarios sean cada vez más exigentes con su vivienda, razón por la que muchos ya optan por invertir mayores cantidades de dinero para convertir su hogar en un lugar adaptado a esas comodidades.

Así pues, según el informe The Smart Home Survey, elaborado por la consultora Context, hasta un 39% de los españoles estarían interesados en vivir en una casa inteligente en los próximos 5 años. Y no sólo eso, sino que en términos globales a nivel mundial se calcula que el número de hogares inteligentes se triplique hasta los 30 millones en el año 2019. De esta forma, acciones que antes parecían de ciencia ficción como subir la temperatura de la casa antes de llegar, bajar las persianas a distancia o encender el programa de tu lavadora mediante tu teléfono móvil dejarán de serlo.

Entre los productos más vendidos se encuentran algunos como los actuadores o los sensores de presencia. De hecho, de cara a los próximos doce meses, el estudio de la consultora rebela que un 18% de los ciudadanos podrían adquirir al menos un producto que incremente su seguridad y les permita controlar de alguna forma qué es lo que ocurre en su hogar mientras ellos están fuera.

Por si fuera poco, la domótica y este tipo de ventajas tecnológicas no están reñidas con la conservación del medio ambiente ni con el consumo eficiente de energía. Precisamente el avance consiste en que los hogares inteligentes son eficientes y a la vez capaces de ahorrar o hasta de generar energía, una cuestión que los españoles valoran cada día más.

Los españoles ponen un 6,7 al ‘estado físico’ de su vivienda

Muchos son los puntos fuertes del mercado de la vivienda español. Desde la variedad del territorio de nuestro país y el amplio abanico de posibilidades de inversión que ofrece, hasta las nuevas técnicas de construcción, que tienen en España uno de sus máximos exponentes. No obstante, los españoles todavía están lejos de considerar que sus viviendas están instaladas en un nivel de excelencia a la altura de sus expectativas. Al menos, el ‘estado físico’ del inmueble es una cuestión que sigue siendo un reto para muchos, pues los españoles le ponen una nota media de un 6,7 al estado de su hogar, considerando las humedades, los ruidos y el frío los principales aspectos a mejorar. Son datos recogidos por el estudio ‘Quiero Vivir Mejor’, puesto en marcha por Cuida tu Casa y publicado en el VI Congreso de la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (Andimac), celebrado en Madrid.

En este sentido, dado que la vivienda es uno de los lugares en el que más tiempo pasamos a lo largo del día, la preocupación de los españoles es entendible. Así pues, los resultados de la encuesta realizada a un total de 800 propietarios de vivienda en relación a su descanso, su bienestar y su calidad de vida vienen a confirmar el hecho que algunas veces ya hemos comentado desde donpiso: el parque de la vivienda español aún tiene margen de mejora. De todas formas, los españoles no tenemos una cultura muy arraigada en cuanto al cuidado del hogar, pues mientras el 5% del presupuesto familiar se dedica al mantenimiento del coche, al de la casa apenas se destina un 3%. En el estudio se tuvieron en cuenta 9 puntos críticos a la hora de analizar la calidad de vida dentro del hogar tales como la insonorización, el despilfarro de energía o la cantidad de luz natural con la que cuenta el inmueble.

La venta de viviendas nuevas en EEUU registró en septiembre su mejor dato desde 2007

El mercado de la vivienda en EEUU es uno de los que más influencia puede llegar a tener a nivel mundial en el resto de mercados residenciales del planeta. Su repercusión directa en la economía estadounidense es la clave para que muchos de los organismos, empresas y analistas que seguimos día a día el estado del sector inmobiliario tratemos de predecir qué efectos puede tener también en el mercado de la compraventa de viviendas español. Como es evidente, el precedente más cercano de la influencia del mercado del todopoderoso Estados Unidos sobre el resto de mercados, incluido el español, lo tenemos en la forma en la que se desencadenó la crisis del 2008, hace ya casi una década.

En este sentido, las compraventas de viviendas nuevas registradas en el país americano alcanzaron en el pasado mes de septiembre la elevada cifra de 667.000 unidades, lo que significa un aumento del 18,9% respecto a agosto, el mes inmediatamente anterior, y del 17% en comparativa interanual. Y no sólo eso, sino que debido a estas cifras, el de septiembre es el mejor dato que se alcanza desde el mes de octubre del año 2007, precisamente poco antes de que estallara la crisis económica. Son datos ofrecidos en una encuesta realizada por el Departamento de Vivienda y Desarrollo Urbanístico de EEUU.

El precio medio de venta de las viviendas unifamiliares de obra nueva fue de 270.560 euros en septiembre, un 1,5% más que un año antes, mientras que el precio medio del resto de viviendas fue de 326.040 euros, un 5,2% más que el precio medio que se dio en el mes de septiembre de 2016. Además, el parque de viviendas nuevas a la venta estaba constituido por 279.000 unidades en septiembre, una cantidad que es equivalente a la demanda de cinco meses al actual ritmo de ventas.