Un piso de 117 metros cuadrados por 811 euros al mes

jueves

Este es el retrato robot del piso de alquiler más común en España durante la primera mitad del año 2018. Respecto a los 6 meses anteriores supone un aumento del 7,85%, llegando hasta el 15,04% si lo comparamos con la misma fecha de hace un año. El aumento sostenido de los alquileres es una tendencia en ciudades como Madrid y Barcelona, y no solo por la alta demanda. La convivencia de pisos en alquiler para residencia como pisos para alquiler vacacional producen un efecto subida que afecta a ambos.

Esta situación provoca que muchas personas no puedan hacer frente a los niveles de los alquileres con sus ingresos. De ahí que la compraventa también siga al alza. Muchas personas se plantean que, puestos a alquilar a tan alto precio, o mejor es comprar y a sí destinar a sus pagos a convertirse en propietario permanente de la vivienda. Uno de los principales temores de los alquilados hoy es el fin de los contratos, el momento en que los caseros aumentan los precios, muchas veces con el objetivo de liberar la vivienda para destinarla al mercado turístico.

La ciudad más cara para alquilar hoy es Barcelona, en el que la renta media mensual de una vivienda se ha situado en los 1.796 euros al mes. El resto del ranking lo ocupan Madrid, con un coste de 1.725€ y San Sebastián con una renta de 1.405€. Las capitales de provincia españolas en las que resulta más barato vivir de alquiler son Teruel, en la que un alquiler cuesta de media 400 euros. El listado de los lugares más económicos para vivir lo completan Cuenca (441 €/mes) y Ciudad Real (462 €/mes). Es por ello por lo que desde las administraciones ya se han puesto medidas para intentar alcanzar un equilibrio que permita ralentizar el aumento de precios del alquiler.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *