¿Puede Hacienda saber si alquilas tu piso en negro?

desahucio

Sí, sí… has leído bien: ¿cómo puede Hacienda saber si alquilas tu piso en negro? Acabamos de iniciar la campaña de la Renta 2015 y ya sabemos que por primera vez en una campaña de la Renta, el organismo que preside el Ministro Montoro rastreará los anuncios de alquileres publicitados en los portales inmobiliarios de internet para advertir a los contribuyentes que deben consignar los rendimientos obtenidos por ellos en la declaración.

El objetivo no es otro que controlar los arrendamientos en negro, especialmente los de los apartamentos vacacionales de verano y a corto plazo. Así es el aviso que aparecerá en los borradores de la declaración de la renta de los contribuyentes que han publicitado una oferta de alquiler de un piso: «De acuerdo con los datos de que dispone la Agencia Tributaria, usted ha realizado anuncios de alquiler de inmuebles en diferentes medios publicitarios, incluido internet. Le recordamos que, en caso de haber percibido rentas por alquiler, deben incluirse en la declaración, así como cualquier tipo de renta por la que deba tributar y no conste en los datos fiscales».

Lo cierto es que es la primera vez, coincidiendo precisamente con la desaparición de la deducción por alquiler, que Hacienda realiza este mensaje de advertencia. Ojo, no significa que el organismo sepa por cuánto se ha alquilado esa vivienda, ni siquiera si la tiene alquilada tras su oferta en Internet o en otros medios. Pero le advierte de que ‘conoce que tenía intención’ de disponer de una vivienda para su arrendamiento por conocimiento de los portales.

En el mensaje, la Agencia también advierte a los contribuyentes que puede conocer otro tipo de ingresos gracias al cruce de información facilitada por Internet. Por ejemplo, si un profesor da clases particulares y se ha publicitado vía online, Hacienda conocerá que existe esta actividad y será susceptible de una comprobación futura si no lo declara. Lo mismo puede suceder con quienes hayan anunciado la prestación de otros servicios sumergidos, inclusos los denominados personales, o de productos, es decir, desde ropa, complementos en general, material deportivo, e incluso comidas.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *