Vivienda: en busca de la rentabilidad perdida

vivienda rentabilidad

¿Sabías que la compra y alquiler de una casa deja márgenes que superan el 11% en el caso de Barcelona? Esto nos deja clara una cosa: la vivienda se ha colado en la lista de objetivos de pequeños y medianos ahorradores o al menos es lo que hemos podido leer en un artículo de El País que descubre cómo la compra de una casa para su puesta en el mercado del alquiler es una operación de bajo riesgo que está generando rentabilidades que no se registraban desde hace una década.

Según los últimos datos publicados por el Banco de España, a cierre del 2015 la rentabilidad alcanzó un 8,8%, cifra incluso superior al 8,6% de 2007, año previo a la crisis inmobiliaria. Un argumento de peso para los pequeños y medianos inversores que se han fijado en el mercado residencial como refugio ante la escasa rentabilidad de otras inversiones.

De cara a 2016, las previsiones apuntan que continuará el crecimiento moderado de los márgenes. “La vivienda vuelve a ser una inversión interesante gracias a la recuperación del sector residencial en las principales ciudades. Madrid, Barcelona y Valencia se encuentran ya en un periodo de expansión, con variaciones interanuales en precios y demanda positivas”, señalan en Housers, firma de crowdfunding inmobiliario.

Si bien el Índice de Precios de la Vivienda (IPV) ha aumentado un 3,6% en el 2015 y se espera que aumenten un 3% anual en 2016, cabe destacar que la inversión en el sector inmobiliario español exige ser consciente de que no se juega a corto plazo. El horizonte temporal debe ser un mínimo de tres a cinco años por la mayor duración de los ciclos inmobiliarios, según informa Bankinter. Además, no todo vale. El mercado, además, apuesta por productos en ubicaciones centrales y premium de las grandes ciudades y centros turísticos con mayor demanda.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *