1 de cada 2 ricos seguirá invirtiendo en ladrillo

alquiler residencial

¿Hacia dónde van las fortunas ahora que cada vez más se hace patente la inestabilidad de las bolsas y la bajada del crudo? La respuesta nos la da el informe The Wealth Report correspondiente al año pasado, presentado recientemente en Madrid por la consultora inmobiliaria Knight Frank. Los responsables de este estudio han llegado a la conclusión de que el 47% de los superricos del mundo (es decir, los que tienen un patrimonio superior a los 30 millones de dólares exceptuando su residencia habitual) aumentará su exposición al inmobiliario en los próximos 10 años.

De esta manera, la inestabilidad de la economía mundial está obligando a los ricos a replantearse sus inversiones a favor del ladrillo y en detrimento de los bonos y los títulos cotizados hasta ahora, tendencia que, al parecer, se mantendrá en la próxima década.

Para llevar a cabo este estudio, el informe ha analizado tanto las inversiones actuales como las actitudes para el futuro y muestra que el 35% de los ricos del mundo tienen su dinero en residencias particulares y en el sector inmobiliario en general entre oficinas, hoteles y centros comerciales. Éstas últimas son, de hecho, las áreas preferidas por los inversores en este sector, aunque a 10 años vista los activos logísticos van a ganar el terreno a los centros comerciales. En todo caso, el sector residencial es la primera elección.

Si bien es cierto que la inestabilidad del negocio bursátil ha pasado factura a las grandes fortunas (el número de muy, muy ricos ha bajado el 3% en todo el mundo y el 10% en España), la caída es muy limitada ya que prevé que en los próximos 10 años crezcan el 41% en todo el mundo y el 1% en España.

Las conclusiones de la encuesta anual indican que en Madrid residen 467 ultrarricos, el 14% menos que el año anterior. Barcelona tiene 227 ultrarricos residentes, un 48% menos. No obstante, España ha colocado en el 2015 cinco ciudades -Madrid, Barcelona, Ibiza, Marbella y Mallorca- en el índice internacional residencial prime que elabora Knight Frank y que analiza el rendimiento del mercado inmobiliario de lujo. En el mundo, Mónaco y Hong Kong siguen siendo las ciudades más caras para adquirir una vivienda, entre otras cosas por la falta de suelo que tienen.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *