Mantener una vivienda vacacional cuesta 1.800 euros al año

vivienda vacacional

¿Sabías que mantener una segunda residencia vacacional en propiedad cuesta 1.791 euros? Es una de las conclusiones que se desprende de un estudio elaborado por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), que además señala que los gastos de comunidad son el capítulo más importante para los dueños de una segunda vivienda.

La OCU ha tenido en cuenta los gastos de 18 viviendas de 77 m2 situadas a lo largo de la costa española. De media los gastos de comunidad suponen 634 euros. Además, hay otros gastos como el pago de los suministros, agua, gas y electricidad, aunque la vivienda esté vacía la mayor parte del año.

Así, en orden ascendente, el gas supone 76 euros de media, el agua 216, aunque depende mucho de las zonas, y por último la electricidad alcanza los 292 euros anuales. En este sentido, la OCU aconseja recudir la potencia contratada para bajar la factura.

Otra fuente de gastos relevante es la fiscalidad. El impuesto más relevante es el Impuesto sobre Bienes Inmuebles (IBI), que supone una media de 276 euros anuales. No obstante, hay grandes variaciones ya que en función de dónde esté ubicado el inmueble y de los m2, se puede llegar a pagar hasta 600 euros. También hay que pagar la tasa de basuras que cobran muchos ayuntamientos y que supone gasto medio de 117 euros al año.

A estos impuestos hay que añadir el IRPF. A la hora de hacer la declaración de la renta, los propietarios deberán tributar por esa segunda vivienda. De esta forma, tendrán que incluir como ingresos el 2% del valor catastral o el 1,1% si éste se revisó en 2015 o en los diez años anteriores.

Además de todos los señalados con anterioridad, se tendrían que considerar otros posibles gastos: desde averías de electrodomésticos a las averías propias de la vivienda, pasando por derramas de la comunidad. La OCU recuerda a los consumidores que deben tener en cuenta la posibilidad de un seguro de hogar, cuyo coste medio es de 180 euros anuales. Aconseja en este caso estudiar contratarlo con la misma compañía que la vivienda habitual, pues es probable  que ofrezca un descuento.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *