Se han concedido más de 24.000 visados a extranjeros por la compra de viviendas desde 2013

autorización residencia

El sector inmobiliario español tiene como protagonista principal al mercado local, pero los compradores extranjeros también juegan un papel importante en el devenir del mercado. Una de las medidas para incentivar la demanda por parte de compradores extranjeros es la tomada por el Gobierno en la concesión de visados para extranjeros por la compra de inmuebles por un valor de más de 500.000 euros. Éste es uno de los requisitos que les permite obtener el permiso de residencia, por lo que muchos extranjeros con alto poder adquisitivo han optado por esa vía para regularizar su residencia en nuestro país.

El último balance, que data del pasado 31 de octubre, concluye que desde septiembre de 2013 a finales de octubre del año que finaliza se han emitido un total de 24.505 visados y autorizaciones de residencia, de los que cerca de la mitad, 11.774 visados, han sido para titulares que invierten en vivienda como forma de inversión mientras que los 12.731 restantes corresponden a familias residentes.

En este sentido, papel protagonista ocupan los ciudadanos de nacionalidad china, pues han acaparado el mercado inmobiliario de compradores extracomunitarios al haber realizado hasta 666 adquisiciones de vivienda en los primeros diez meses de 2016.

En cifras generales, estos permisos se han concedido al ponerse en marcha un total de 2.123 operaciones de inversión por valor de 1.708 millones de euros, lo que supone un aumento del 62,8% respecto a los datos registrados al cierre de 2015, cuando el volumen de dinero captado fue de 1.048 millones.

La Ley de Emprendedores se ideó como un mecanismo por el que se pretendía atraer a personal cualificado e inversores extranjeros concediendo una especie de “visado exprés” a cambio del permiso de residencia. Además, otro de los objetivos de esta iniciativa era dar salida a parte del abultado stock de vivienda nueva sin vender que se venía arrastrando desde la crisis económica.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *