¿Es buen momento para comprar un piso en Barcelona?

Cuando apenas llevamos unos días de 2024 ya son muchas las familias que están pensando en comprar una vivienda en Barcelona y quieren saber cuáles son sus posibilidades. En este sentido, desde donpiso llevamos 40 años siendo la inmobiliaria líder de la capital catalana, por lo que somos especialistas en conocer las últimas tendencias del mercado. Por eso, en este post te vamos a dar las claves para comprar una vivienda en la Ciudad Condal y para saber si es buen momento para comprar un piso en Barcelona.

En este sentido, tal y como hemos dado a conocer recientemente en nuestro estudio anual de previsiones sobre el mercado inmobiliario, el precio medio de la vivienda caerá una media de un 5% interanual en España este 2024. La causa principal es el acusado descenso de la demanda para la compra de viviendas que se va a registrar en la primera mitad del año. Y es que el contexto político y económico en España va a llevar a bajadas interanuales por encima del 10% en el número de compraventas de viviendas en el primer semestre del 2024.

No obstante Barcelona seguirá siendo uno de los mercados más dinámicos junto a otras capitales como Madrid, Málaga, Valencia, Sevilla o Bilbao, así como sus áreas metropolitanas, y los litorales de la Comunidad Valenciana, Andalucía y Murcia. Por tanto, podemos decir que la demanda se va a mantener estable pero los precios no van a subir. Es decir, se trata de un buen momento para comprar un piso en Barcelona tanto para los compradores particulares como para los inversores. Una situación todavía mejor a la que vivíamos en el año 2023, en el que la coyuntura económica ya invitaba a tomar la decisión de adquirir una vivienda en la ciudad.

Explorando el mercado inmobiliario actual en Barcelona

En este contexto, el mercado inmobiliario actual en Barcelona vive un proceso de expansión hacia distritos periféricos como Sants-Montjuïc, Sant Andreu, Horta-Guinardó o Sant Martí, así como hacia los principales municipios de su área metropolitana como son Esplugues, L’Hospitalet, Badalona, Sant Adrià del Besós, Santa Coloma de Gramanet, Sant Just Desvern, Cornellà, Sant Boi, Sant Joan Despí, Viladecans o Gavà.

Es decir, la falta de oferta en distritos céntricos y los elevados precios están ampliando el área de búsqueda de los compradores en Barcelona, lo que permite seguir adquiriendo viviendas en la capital catalana y sus alrededores a precios competitivos, sobre todo en comparación a otras capitales de referencia a nivel europeo como Londres, París, Milán o Berlín.

Eso sí, Emiliano Bermúdez, subdirector general de donpiso, explica que el mercado no va a registrar tanta efervescencia como en períodos anteriores. “Esta tendencia bajista es una consecuencia lógica de varios factores: el encarecimiento de la vida y de las hipotecas; la falta de seguridad y estabilidad económica y jurídica para la inversión inmobiliaria como consecuencia de la Ley de Vivienda y la formación de un gobierno poco sólido; y la evolución cíclica del mercado de la vivienda, que en los períodos 2015-2019 y 2021-2022 experimentó notables subidas año tras años en la gran mayoría de los indicadores inmobiliarios”.

¿Qué debo tener en cuenta para saber si es un buen momento?

Tal y como asegura nuestro subdirector general, “ahora estamos en esa fase en la que el mercado se está contrayendo y vemos que el precio de la vivienda se estabiliza, por lo que no se ha registrado un proceso deflacionista en el segundo semestre del año”. “Si el año pasado subió en torno a un 3% interanual, seguramente este año veamos subidas por debajo del 3%, pero subidas, al fin y al cabo”, detalla Bermúdez.

Por tanto, en estos momentos el mercado goza de cierto equilibrio entre oferta y demanda en el segmento de la compra y venta de inmuebles pese a la inflación, por lo que se ha producido una caída en el número de compraventas y el precio de la vivienda, aunque de forma menos notable a la esperada. “Además, el mercado del alquiler sigue mostrando su dinamismo habitual en las principales capitales españolas”, subraya Bermúdez.

En este sentido, comprar una vivienda en Barcelona es una decisión muy importante y hay varios factores que debes tener en cuenta para determinar si es un buen momento para hacerlo en Barcelona o en cualquier otro lugar. Aquí tienes diez factores específicos e importantes que deberás considerar para la compra de una vivienda en Barcelona:

1. Análisis del mercado inmobiliario

2. Evaluación de la zona

3. Condiciones económicas de la operación

4. Evolución de los tipos de interés

5. Perspectivas profesionales

6. Desarrollos y proyectos urbanísticos

7. Estabilidad legal y normativa

8. Capacidad financiera personal

9. Negociación de precios

10. Asesoramiento profesional

Recuerda que el mercado inmobiliario es cíclico y está influenciado por múltiples factores de la economía local, nacional e internacional. Tomarte el tiempo necesario para investigar y considerar estas variables te ayudará a tomar una decisión más informada sobre si es un buen momento para comprar una vivienda en Barcelona.

¿Obra nueva o segunda mano en Barcelona?

La elección entre comprar una vivienda de obra nueva en Barcelona u optar por una de segunda mano depende de diversos factores que pueden variar según las preferencias personales y las circunstancias específicas de cada comprador. Aquí hay algunos aspectos a considerar:

Ventajas y desventajas de comprar una vivienda de obra nueva vs segunda mano

  • Comprar una vivienda de obra nueva permite contar con estándares y facilidades modernas en términos de construcción, tecnología, seguridad y eficiencia energética.
  • El precio es un elemento clave para tener en cuenta, pues las viviendas de segunda mano tienen precios mucho más competitivos si se realiza una comparación de valor de mercado de viviendas de características similares, pues su estado de conservación y la calidad de la construcción y los materiales es inferior.
  • Una vivienda nueva puede disponer de una personalización en la construcción adaptada a los deseos y necesidades del comprador, mientras que las de segunda mano, lógicamente, ya parten de una previa selección de la distribución y de los materiales
  • La obra nueva, además, requiere de menos mantenimiento inicial por el buen estado de la vivienda, mientras que una de segunda mano puede requerir de reformas posteriores al momento de la compra.
  • Las promociones de obra nueva suelen tener una ubicación menos céntrica, especialmente en las grandes ciudades españolas. Esto podría significar una falta de servicios y comodidades en los alrededores inmediatos, algo de lo que sí disfrutan muchas viviendas de segunda mano.

Entradas relacionadas

Abordaremos las las claves y respuestas sobre la pregunta “¿qué pasa si vendo mi casa y no quiero comprar otra?”….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *