El impacto del turismo en el mercado inmobiliario

El turismo desempeña un papel fundamental en la economía de España. El año pasado, el país estableció un récord al recibir a más de 85 millones de visitantes internacionales que eligieron España como su destino, ya sea alojándose en hoteles, campings o alquilando viviendas vacacionales. Incluso algunos optaron por quedarse en sus propias residencias.

Los extranjeros también juegan un papel crucial en el mercado inmobiliario y la principal asociación de promotores (APCEspaña) busca crear conciencia sobre esto entre las autoridades. Por esta razón, encargaron a la consultora PwC un estudio para evaluar el impacto económico del turismo residencial en España.

Los resultados de este análisis revelan que los turistas que eligen quedarse en su propia casa, ya sea a través de la compra de propiedades o los gastos que realizan posteriormente, contribuyen con 6.351 millones de euros al PIB, tanto en impacto directo como indirecto e inducido. Si solo consideramos el impacto directo (que supera los 2.700 millones de euros), el sector turístico residencial supera en valor a la industria textil y a la industria de la madera y el corcho.

Además, según el informe presentado, se estima que el turismo residencial genera más de 105.000 empleos a tiempo completo (casi 58.000 directos) y aporta 3.249 millones de euros en recaudación fiscal, siendo más de 1.800 millones provenientes de la construcción de nuevas viviendas. Así pues, en el post de hoy vamos a analizar los principales factores de cómo el turismo influye en el sector inmobiliario y cómo su impacto positivo se extiende a diversas áreas de la economía española.

1. Demanda de propiedades turísticas

El auge del turismo ha incrementado la demanda de propiedades en las zonas más visitadas de España. Este fenómeno se manifiesta de varias maneras:

  • Residencias vacacionales: Zonas como la Costa del Sol, Baleares o Canarias son destinos populares para adquirir segundas residencias. La belleza natural y el clima agradable de estas regiones atraen a muchos compradores, tanto nacionales como internacionales.
  • Alquileres a corto plazo: Las plataformas de alquiler turístico han transformado el mercado inmobiliario, creando una alta demanda para propiedades destinadas a alquileres de corta duración. Esto es especialmente evidente en ciudades como Barcelona, Madrid, Málaga, Palma, Tenerife, Sevilla, Bilbao o Valencia, donde el flujo constante de turistas impulsa el mercado de alquileres temporales.

2. Inversiones extranjeras

El atractivo turístico de España ha convertido al país en un imán para las inversiones extranjeras en el sector inmobiliario:

  • Compradores internacionales: Muchos turistas extranjeros, tras disfrutar de sus vacaciones en España, deciden invertir en propiedades. Británicos, alemanes, franceses e italianos son algunos de los compradores más frecuentes.
  • Proyectos de desarrollo: Empresas internacionales están invirtiendo en el desarrollo de complejos turísticos y residenciales. Estos proyectos no sólo aumentan la oferta inmobiliaria, sino que también mejoran la infraestructura y el atractivo de las zonas turísticas.

3. Revalorización de propiedades

La creciente demanda de propiedades en áreas turísticas ha llevado a un aumento significativo en los precios inmobiliarios:

  • Aumento de precios: Las zonas con alta demanda turística experimentan una apreciación notable en los precios de las propiedades, lo que beneficia a los propietarios e inversores. Aprovecha para compra tu piso en Barcelona con la inmobiliaria donpiso y al mejor precio.
  • Renovación urbana: La inversión en la renovación y modernización de inmuebles antiguos contribuye a mejorar la infraestructura y la estética de las ciudades, haciendo las zonas turísticas aún más atractivas.

Entradas relacionadas

En el proceso de comprar una casa es común cometer errores que pueden tener consecuencias negativas a largo plazo. …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *