Cáñamo como elemento de construcción

domingo

La construcción sostenible busca fabricar viviendas utilizando materiales naturales que a veces pueden resultar sorprendentes. Muchos de estos elementos son utilizados para otros fines, y cuando se aplican a la construcción son llamativos, especialmente porque muchos de ellos acaban dando un rendimiento mejor que los elementos químicos utilizados durante años en el sector. El cáñamo es, sin duda, uno de ellos. La arquitecta alemana Monica Brümmer, en el marco del proyecto Cannabric, ha creado el primer ladrillo de cáñamo. Un ladrillo para la construcción con muchas más ventajas que el clásico ladrillo de arcilla cocida, tanto en su composición como en su utilidad. Hasta el punto de que la UE ha dado su visto bueno a la producción de cáñamo destinado a este fin.

El cáñamo es un material con muchas utilidades. En los últimos años ha empezado a utilizarse para textil, papel e incluso jabón. Al provenir del tallo de la planta de marihuana, no tiene ninguna relación con los componentes psicoactivos asociados a esta. A pesar de la novedad, la utilización de cáñamo como material de construcción no es totalmente nueva. En distintas partes del mundo se ha utilizado como material de construcción, mezclándolo con cal y agua para fabricar una especie de hormigón. La mezcla de cáñamo y arcilla proporciona una mayor resistencia mecánica de las paredes y un desfase térmico superior.

El cáñamo es un material renovable con el que fabricar ladrillos con un bajo consumo energético neutro y una huella de carbono neutra. El cáñamo permite construir edificios más saludables, con un elevado confort acústico y bioclimático. De momento su fabricación es artesanal, por lo que el precio sigue siendo elevado. Y el proyecto todavía está en una fase pedagógica, en la que han de mostrar al gran público y al sector las bondades de este producto. Pero es un paso más hacia el modelo de construcción sostenible y totalmente respetuoso con el medio ambiente.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *