Isla de Chamartín, ¿qué esconde el nuevo ‘skyline’ madrileño?

oficinas Madrid

¿Qué debes saber sobre el nuevo y flamante skyline madrileño llamado Isla de Chamartín? Lo podemos saber gracias a un artículo firmado por Raquel G. Risco en El Mundo donde describe los aspectos más relevantes de estas siete torres de arquitectos de referencia que se unirán al ‘business area’ de Madrid.

Como algunos ya saben, el proyecto se levanta en la zona norte de Madrid y aspira a convertirse en otro de los futuros emblemas que dará prestigio y singularidad a la capital. Para ello, contará con la imponente presencia de siete torres, cinco de ellas residenciales, diseñadas por arquitectos de relevancia. Por el momento, ya son cuatro los edificios de más de 75 metros de altura que pueden verse sobre el antiguo nudo de Manoteras, entre las carreteras M30, M11 y A1.

La espina dorsal del proyecto será una gran avenida con ‘boulevard’ y que da forma a este nuevo complejo exclusivo. Dos de las torres, cuyos proyectos corren a cargo de Gestesa y Proinlasa, están a punto de ser inauguradas. Se trata de Torre Gestesa Chamartín y Torre Ámbar, edificios que cuentan con más de un centenar de viviendas de lujo cada uno según leemos en El Mundo.

Pero, ¿qué puede costar vivir en una de estas torres? Vivir en la primera supone un desembolso mínimo de 300.000 euros, sin contar con los áticos dúplex, cuyo valor asciende al millón de euros por sus 160 metros cuadrados y sus impresionantes vistas a la sierra de Madrid y al Madrid Arena. Mientras, los estudios y viviendas de la segunda parten de los 200.000 euros. En este caso el tamaño medio se reduce a unos 45 metros cuadrados, pero diáfanos.

Uno de los valores añadidos de estos nuevos rascacielos es su adecuación y compromiso con los criterios de sostenibilidad y ahorro energético, aprovechando los elementos externos como el sol, el viento y el agua, de tal manera que la torre está construida para que haya el mínimo número de viviendas encaradas al norte, donde la mayoría de los salones están al este y al oeste para aprovechar la luz solar.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *