La accesibilidad es la asignatura pendiente de la vivienda en España

martetys

La Confederación Española de Personas con Discapacidad Física y Orgánica (Cocemfe) ha anunciado movilizaciones. ¿El motivo? Denunciar que solo el 0,6% de los 10 millones de viviendas que hay en España cumple totalmente con la normativa referente a la accesibilidad. Este colectivo planea realizar una campaña para sensibilizar a la población de la importancia de la accesibilidad, ya que las barreras arquitectónicas son el principal obstáculo al que este colectivo tiene que enfrentarse diariamente. Un edificio que no está adaptado para discapacitados dificulta enormemente la movilidad y autonomía de este colectivo. De ahí que busquen sensibilizar a la población de la importancia de cumplir una asignatura que España tiene pendiente desde hace décadas.

La normativa europea ha establecido que las zonas comunes de los edificios de viviendas han de estar completamente adaptados a las personas con movilidad reducida. Esto se traduce en escaleras adaptadas, rampas de entrada, accesos de gran tamaño y ascensores. Desde el Ministerio de Fomento se han realizado campañas conminando a las comunidades de vecinos a llevar a cabo estas reformas en los espacios comunes. El pasado 4 de diciembre finalizó el plazo legal para que los edificios estuvieran al día de esta reglamentación. Sin embargo, la campaña ha tenido escaso efecto y la inmensa mayoría de los edificios de España siguen siendo inaccesibles.

Cocemfe, institución que aglutina diversos colectivos de personas con discapacidad física y orgánica, han lanzado una campaña para tratar de sensibilizar a la población. La entidad trabaja para defender los derechos y mejorar la calidad de vida de estas personas, que ven como bajar a la calle se convierte en una odisea diaria. Y es que las barreras arquitectónicas de muchos de estos edificios impiden que estas personas puedan tener independencia y autonomía, lo que acaba reduciendo enormemente su calidad de vida.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *