Las ‘minicasas’ todavía tienen camino por recorrer en España

casa

¿Conoces el término inmobiliario de las ‘minicasas’? Como su nombre indica, se trata de inmuebles cuya principal característica es su reducida superficie en la búsqueda de crear el mayor número de viviendas posible en el menor suelo construido. Este tipo de propiedades son muy habituales en otros países como Estados Unidos o China, en los que los altos precios de los pisos y los elevados índices de densidad de población en algunas zonas o barrios de las grandes ciudades hacen que resulten particularmente útiles para permitir el acceso a una vivienda digna a la ciudadanía.

Entrando en materia, las minicasas son viviendas de entre 20 y 30 metros cuadrados, aunque no hay una superficie estándar bajo la que se definan este tipo de viviendas. Eso sí, incluyen todas las estancias que componen cualquier otra vivienda. Debido a estas características, el principal público objetivo para residir en ellas serían personas jóvenes que buscan realizar su primera compra de vivienda a un precio asequible.

En este sentido, en España este concepto de hogar todavía no ha alcanzado ni mucho menos la aceptación que registra en los países mencionados, pues la falta de regulación de este tipo de construcciones aún genera dudas en el sector, en especial a los constructores, promotores y compradores. En el mercado de la vivienda vacacional es en donde este tipo de vivienda podría estar teniendo una mejor aceptación, según los profesionales del sector.

Respecto a los costes de este tipo de viviendas, contando con todos los acabados y las instalaciones necesarias, el precio medio estaría en torno a los 30.000 euros, siempre dependiendo del tamaño y los materiales que hayan sido utilizados. Y es que resulta fundamental un correcto aislamiento tanto en lo tocante a la contaminación acústica como en lo que respecta a la conservación de la energía térmica, pues una casa de 30 metros cuadrados en pleno verano podría alcanzar muy altas temperaturas de no aislarse bien o de no disponer de la correspondiente instalación de aire acondicionado.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *