El mal estado de los edificios cuesta a Europa 82.000 millones al año

edificio

No es ninguna novedad que desde donpiso recordemos la importancia de que los edificios que se construyen, reforman o rehabilitan reúnan condiciones de eficiencia energética y cumplan con los estándares de sostenibilidad, pues creemos firmemente en la necesidad de contar con un parque de viviendas de alta calidad. Además, aún es más importante que los pisos y edificios sean habitables y cuenten con instalaciones en perfecto estado, pues de no ser así, se podría ver afectado de forma evidente el bienestar de los habitantes de la vivienda. Esto último es lo que destaca el Barómetro de Viviendas Saludables 2017 hecho público por el Grupo Velux, que afirma que el 10% de los españoles reconoce vivir en edificios residenciales con goteras, mal sistema de  calefacción en invierno y mala ventilación y altas temperaturas en la época estival.

En este sentido, el estudio ha investigado sobre los efectos para el estado de salud de españoles y europeos según las condiciones en las que viven. Para hacerlo se han usado datos de Eurostat-SILC-Survey on Income and Living Conditions, información estadística sobre ingresos y condiciones de vida, que muestra el coste que estos problemas tienen para la sociedad europea a raíz de la aparición de enfermedades que van ligadas a afecciones pulmonares o asma. Según el informe, ésa cantidad llegaría a la cifra mareante de los 82.000 millones de euros, de los que casi la mitad sería para gastos directos en medicamentos y asistencia sanitaria y la otra mitad, casi 40.000 millones de euros, se iría en gastos indirectos, como el descenso de productividad laboral.

El estudio se ha basado en la investigación en más de 100.000 hogares de los 27 países miembros de la Unión Europea, lo que ha mostrado la necesidad de renovar el parque de viviendas. Además, casi el 60% de los europeos vive en casas unifamiliares o adosadas, de las que el 75% serían energéticamente ineficientes.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *