El Palacio de Congresos de la Castellana será la nueva sede de la Organización Mundial del Turismo

madrid

El Palacio de Congresos de la Castellana de Madrid es uno de los edificios más singulares de la capital de España por múltiples motivos, empezando por el popular mural de cerámica que corona la fachada del palacio y que reproduce fidedignamente una de las pinturas más reconocidas del pintor Joan Miró. Pues bien, este característico edificio volverá a reabrir sus puertas tras cinco años en las que han permanecido cerradas. Y lo hará con un uso distinto, pues de ahora en adelante será la sede de la Organización Mundial del Turismo (OMT), un organismo de Naciones Unidas que está especializado en el sector del turismo y que desde 1976 se encontraba instalado en la calle Joan Maragall, muy cerca de donde estará a partir de ahora.

En este sentido, el cambio de sede se justifica por la importancia del palacio como edificio emblemático de la ciudad. Inaugurado en el año 1970, ha sido una de las más importantes infraestructuras empleadas como espacio idóneo para la realización de eventos. No obstante, su uso fue disminuyendo con los años, especialmente a raíz de un incendio que afectó a buena parte de sus instalaciones en 1995. De hecho, las zonas afectadas nunca llegaron a ser rehabilitadas, por lo quedaron sin utilizarse durante los 12 años siguientes, hasta la fecha de su cierre.

Tras quedar descartados algunos proyectos en los que se habría pretendido convertir el edificio en un hotel de lujo, Turespaña anunció en septiembre ante el comité ejecutivo de la OMT, reunido para la celebración de su 22ª Asamblea General, la intención del Gobierno de España, que es el propietario del edificio, de trasladar la sede del organismo de la ONU al Palacio de Congresos de la Castellana. Así pues, el anteproyecto podría adjudicarse en marzo de 2018, con un plazo de seis meses para su redacción. Una vez se haya elaborado, se podrá iniciar el proyecto de obra para la futura sede de la OMT.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *