El sector bancario protesta por los bajos tipos de interés

lunes

El mercado europeo va hacia arriba. Los indicadores económicos muestran que tanto el precio de la vivienda como el número de operaciones de compraventa están aumentando. Existe un clima de confianza en los países de la eurozona, que vuelven a tener buenas expectativas económicas. La solidez de la economía, las perspectivas laborales positivas y el haber aprendido de los errores del pasado les animan a hipotecarse. El BCE está manteniendo su política económica de compra de activos, así como la de mantener los tipos de interés en niveles negativos. Sin embargo, no todos valoran positivamente estas medidas.

El sector bancario de la eurozona han señalado que estas medidas, si bien han mejorado su situación de liquidez, lo han hecho a costa de reducir sus márgenes de intermediación. Las políticas del BCE están contribuyendo a aumentar la demanda y la confianza de los ciudadanos, pero está reduciendo la rentabilidad de los productos bancarios. La compra de activos y el aumento de su liquidez se ha utilizado principalmente para conceder prestamos. Pero consideran que, aunque los volúmenes de crédito está volviendo a sus niveles normales, el tipo de interés negativo reduce significativamente sus beneficios.

Desde el año 2016, el Banco Central Europeo mantiene los tipos de interés de referencia para financiación por debajo del 0%. La tasa de facilidad de deposito está en el -0,40% y la de facilidad de prestamos en el -0,25%. El tipo de interés sintético de los prestamos continua estable en el 1,84%, muy cerca de sus mínimos históricos.  El tipo sintético de los préstamos se calcula agregando los tipos de interés a corto y largo plazo, usando una media móvil de 24 meses del volumen de nuevas operaciones. Estas políticas desarrolladas por el BCE están permitiendo que la economía europea se recupere, especialmente en el sector inmobiliario. Mario Draghi anunció que continuaran al menos hasta 2020, por lo que no parece que la coyuntura vaya a cambiar próximamente.

 

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *