Factores para considerar antes de alquilar siendo propietario

Con la Ley de Vivienda recientemente aprobada hace unos meses y con el problema de la okupación cada vez más presente en los medios de comunicación, muchos son los propietarios que temen alquilar su vivienda. Cada vez hay más debate sobre cómo hacerlo, pues a la hora de alquilar una vivienda a un inquilino en España hay varios factores importantes que se deben considerar para asegurar que el proceso sea exitoso y seguro. En el post de hoy te traemos diez consejos para alquiler tu vivienda sin correr riesgos y acertar en el proceso.

  1. Condiciones legales

Familiarízate con las leyes de arrendamiento en España, como la Ley de Arrendamientos Urbanos (LAU). Esto te proporcionará una comprensión sólida de los derechos y responsabilidades que tienes como propietario, así como los de tu futuro inquilino.

  1. Contrato de arrendamiento

Redacta un contrato de arrendamiento detallado que especifique los términos y condiciones del alquiler. Incluye información sobre la duración del contrato, la renta mensual, los posibles aumentos, la forma de pago y las obligaciones de mantenimiento.

  1. Selección de inquilinos

Realiza una selección cuidadosa de inquilinos. Pide referencias laborales y personales, y realiza estudios de solvencia financiera para asegurarte de que puedan cumplir con el pago del alquiler.

  1. Depósito de garantía

Establece un depósito de garantía, también denominado fianza, que pueda ser utilizado en caso de daños a la propiedad o impago de alquiler. Asegúrate de cumplir con las regulaciones locales respecto al importe del depósito y cómo debe gestionarse.

  1. Revisión de la propiedad

Realiza una revisión exhaustiva de la propiedad antes de que el inquilino ocupe la vivienda. Documenta cualquier daño existente y asegúrate de que el inquilino también firme esta documentación. Esto ayudará a evitar disputas al finalizar el contrato de arrendamiento.

  1. Mantenimiento y reparaciones

Especifica en el contrato quién es responsable de las reparaciones y el mantenimiento general de la propiedad. Define claramente las responsabilidades para evitar malentendidos.

  1. Pago del alquiler

Establece un sistema claro de pago del alquiler. Asegúrate de indicar la fecha límite para el pago y las consecuencias en caso de retraso. Considera opciones como transferencias bancarias para facilitar el seguimiento de los pagos.

  1. Seguro

Recomienda al inquilino que adquiera un seguro de hogar para proteger sus pertenencias. Como propietario, también puedes considerar la posibilidad de contar con un seguro de propietario que cubra posibles daños a la propiedad, así como un seguro de impago en el caso de que el arrendatario no pague alguna de las mensualidades.

  1. Comunicación abierta

Establece una comunicación abierta y clara con el inquilino. Sé receptivo a sus preocupaciones y responde rápidamente a las solicitudes de reparación o mantenimiento.

  1. Asesoramiento profesional

Por último, pero no menos importante, es evidente que contar con los servicios de asesoramiento de un profesional del sector inmobiliario te va a poder ayudar mucho en las visitas al inmueble, el filtrado de candidatos y selección del inquilino, la intermediación de la operación y la formalización del contrato, así como en futuras comunicaciones con el arrendatario en caso de que fuera necesario.

Entradas relacionadas

Descubre todo lo que necesitas saber sobre este impuesto y cómo puede afectar tus transacciones inmobiliarias….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *