Qué es y por qué ocurre la ‘gentrificación’

Gentrificación

El mercado inmobiliario es el protagonista de muchas de las noticias que leemos, vemos o escuchamos habitualmente en los medios de comunicación. Y es que el acceso a una vivienda digna es algo que nos afecta a todos por igual, por lo que es un tema de índole económica y social que interesa siempre. En este sentido, muchos son los retos y problemáticas que cada día afronta nuestra industria, pero si hay uno que ha ganado mucho peso en los últimos años y del que mucha gente aún ignora su significado, es el de la gentrificación.

Quizá pequemos de poco originales, pero para dar luz a este tema, desde donpiso vamos a empezar por la definición “oficial” del concepto para conocer con mayor propiedad el término “gentrificación” y su significado. Según la Real Academia Española, se entiende por gentrificación el “proceso de renovación de una zona urbana, generalmente popular o deteriorada, que implica el desplazamiento de su población original por parte de otra de un mayor poder adquisitivo”.

¿Cuáles son las características de la gentrificación?

La definición de gentrificación va más allá. En otras palabras: las clases medias se empobrecen y son desplazadas por personas de estatus económico superior, mientras la demanda inmobiliaria se internacionaliza. La gentrificación ocurre porque ciertos barrios de algunas de las ciudades españolas pasan de ser una zona tradicionalmente ocupada por los vecinos de clase media del municipio en cuestión a un barrio que se pone “de moda” y se vuelve muy cotizado.

¿Por qué la gentrificación puede ser un problema?

Como todo en la vida, la gentrificación tiene ventajas y desventajas. Las desventajas de la gentrificación son evidentes: subidas de precios y especulación inmobiliaria. Estos elementos pueden provocar que algunos vecinos tengan que abandonar su barrio de toda la vida y, por tanto, que poco a poco este vaya perdiendo parte de su identidad original.

¿Por qué la gentrificación puede ser buena?

Entre las ventajas de la gentrificación figuran la revalorización de la zona, la rehabilitación de inmuebles que pueden haber quedado en desuso, la revitalización de zonas con poca actividad económica o la mejoría de servicios y comercios. Además, gracias a la revalorización de las viviendas, los vecinos pueden obtener una alta rentabilidad de sus activos poniéndolos en alquiler o venderlos por mucho más de por lo que los compraron.

Ejemplos de gentrificación

Las causas de la gentrificación pueden tener su origen en distintos factores, pero principalmente hay tres ejemplos de gentrificación:

Operaciones inmobiliarias: En zonas en las que se produce gentrificación es habitual que grandes fondos o grupos financieros adquieran edificios enteros para su uso con fines residenciales, turísticos o de oficinas.

Encarecimiento del barrio: Si en una zona concreta hay una modernización paulatina de los comercios, cafés, bares y restaurantes hacia una mayor exclusividad vinculada al lujo es normal que tanto la oferta residencial como la tipología de la demanda cambien. A veces estas tendencias van de la mano de proyectos hoteleros que encarecen el precio medio de una zona tradicionalmente habitada por vecinos “de toda la vida”.

Medidas políticas: Por otra parte, es evidente que el ayuntamiento de una ciudad tiene la posibilidad de promover o evitar la gentrificación a partir de sus políticas urbanísticas locales. Medidas que permitan o no la inversión y promoción de uno u otro tipo de urbanismo tienen una gran influencia. Hay ciudades más enfocadas hacia políticas que ponen al ciudadano en el centro, mientras que otras están decididas a convertirse en centros turístico-lúdicos.

Gentrificación turística

La gentrificación turística se produce sobre todo en zonas de ocio debido a una alta concentración de comercios, bares, restaurantes, clubes, teatros… En este tipo de zonas es normal que haya gentrificación turística por la elevada afluencia de turistas. Esto conduce a la proliferación de apartamentos turísticos debido a las necesidades de alojamiento y la disminución de la oferta residencial en alquileres de larga duración, lo que a su vez produce un aumento generalizado del precio medio de las rentas

Gentrificación en Barcelona

La gentrificación ya no es únicamente un fenómeno local, sino que se desarrolla dependiendo de flujos globales y también afecta a ciertas periferias accesibles con transporte público y con un interés concreto. Barcelona es una de las ciudades españolas más afectadas por esta tendencia debido al elevado volumen de turistas, así como por la llegada de muchos ejecutivos internacionales y nómadas digitales. Así pues, la gentrificación en Barcelona ha ido ganando protagonismo con los años en barrios como Gràcia, Sant Antoni, El Raval o Poblenou, así como en municipios del área metropolitana como Esplugues, Sant Just o Badalona.

Gentrificación en Madrid

La gentrificación en Madrid también se ha producido en barrios como La Latina, Lavapiés, Malasaña, Cortes o Atocha por su ubicación céntrica y su gran oferta cultural y de ocio. No obstante, dado que la capital de España es cinco veces más grande que la Ciudad Condal, en Madrid es un fenómeno menos visible que en Barcelona.

¡No te pierdas todos los contenidos de nuestro blog inmobiliario!

Ver todas las entradas                                                                                      Página donpiso

Entradas relacionadas

Si estás buscando un profesional de confianza y experimentado para ayudarte en la compra, venta o alquiler de una propiedad, donpiso es la opción perfecta….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *