Las dificultades de los menores de 30 años para acceder a la vivienda

El acceso a la vivienda por parte de los jóvenes españoles representa aún todo un desafío. Principalmente como una consecuencia de los bajos salarios que disponen y por el elevado precio de las viviendas en determinados puntos de la geografía, cosa que ha provocado que el 81% de los jóvenes entre 16 y 29 años sigan en casa de sus padres. Según los datos del Observatorio de Emancipación, en el segundo semestre de 2018 solo el 19% de los jóvenes tuvo capacidad para independizarse, lo que representa la cifra más baja desde el año 2002, y hace diez años la cifra llegó a ser del 26%.

Teniendo en cuenta que el sueldo medio de la franja de los 16 a los 29 años es de unos 940 euros mensuales, se estima que, para poder afrontar el coste de la vivienda en solitario, incluyendo tanto el alquiler como los gastos, los jóvenes que quieran mudarse deberían aportar el 91,2% de su sueldo, lo que dificulta en gran medida su emancipación. Además, pese a que se establece el 30% del salario como el punto de equilibrio óptimo, ya hace diez años el porcentaje era del 57,4%.

De este modo, a finales de 2018, el 59,2% de los jóvenes entre esta franja de edad vivía de alquiler, una cifra en este caso algo menor a la registrada previamente el año anterior, que fue del 60,6%. Sin embargo, esto no se ha traducido directamente en un movimiento hacia la propiedad, sino que muchos recurren a la cesión de viviendas que les han dejado, los cuales representan hasta el 11,8% de los jóvenes que se han emancipado. Un porcentaje que ha crecido bastante desde que se registrará por primera vez en 2014 y que era del 7%. De este modo, no solo los jóvenes tienen dificultades para vivir en alquiler, sino que tampoco puede comprarse una vivienda y son cada vez más quienes piden algún tipo de regulación frente a esta desdicha.

Entradas relacionadas

El Índice de Garantía de Competitividad (IGC) es un indicador de referencia que se utiliza para determinar el incremento de los precios de la renta. También se utiliza como tasa de revisión de precios consistente con los precios de…
El certificado de deuda pendiente es un documento que los bancos emiten, siempre a petición del cliente titular del préstamo hipotecario, acreditando cuál es la cantidad exacta que todavía queda pendiente de amortizar de su préstamo hipotecario. Las razones…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *