Principios básicos para alquilar tu piso

Principios básicos para alquilar un piso

Ser propietario de una vivienda es un privilegio y una responsabilidad. Poseer un activo residencial nos permite aumentar nuestro bienestar y seguridad patrimonial, olvidándonos de tener que pagar alquiler el resto de nuestra vida. Muchos son los propietarios que, además, ya sea por su capacidad de ahorro, su patrimonio familiar o sus elevados ingresos, son capaces de tener más de una vivienda en propiedad y quieren poner uno de esos pisos en alquiler.  

A todas esas personas en donpiso queremos darles buenos consejos. Hay que tener en cuenta que alquilar una vivienda es una operación inmobiliaria que puede parecer mucho más sencilla que una compraventa, pero tiene sus riesgos y pueden surgir complicaciones si no se lleva a cabo de una manera profesional y bien planificada.

  

Cinco consejos para alquilar un piso de la mejor manera: 

No corras: Ya se sabe que “las prisas son malas consejeras”. Y es que, aunque alquilar una vivienda en una gran ciudad suele ser cuestión de días, pues hay poca oferta y mucha demanda de alquiler, correr para cerrar la operación nos puede jugar una mala pasada. Es por eso por lo que te recomendamos que elijas bien el momento de ponerte en contacto con un profesional para que proceda con todo el proceso de filtrado de potenciales inquilinos, la realización de las visitas y entrevistas y la formalización del contrato. 

Una imagen vale más que mil palabras: Si bien muchas inmobiliarias te ofrecerán servicios de fotografía y home staging, ten presente que tú eres quien debe tener el piso limpio, ordenado y, si vas a alquilarlo amueblado, con una decoración mínima para que los posibles arrendatarios se enamoren de tu vivienda desde el primer momento en el que vean las fotos del anuncio. 

Invierte en una vivienda en condiciones: El mantenimiento de tu piso puede ser costoso, pero es imprescindible para que tenga las condiciones de habitabilidad necesarias para ser un piso cotizado en el mercado. En este sentido, cualquier inversor debe tener en cuenta el coste del correcto mantenimiento de su vivienda como parte de la operación inmobiliaria. No olvides presupuestar este gasto a la hora de calcular la rentabilidad neta del alquiler de tu vivienda. 

Elige bien a tu inquilino y el precio: Este paso es fundamental. Y es que cosechar una buena relación basada en la confianza con el arrendatario de tu vivienda es clave para que el alquiler de tu piso te reporte beneficios económicos sin generarte problemas por el camino. En este sentido, no sólo deberás asegurarte de que el futuro inquilino cumple con tus requisitos en lo que a ingresos y modo de vida respecta, sino que tendrás que evaluar su candidatura en su conjunto. Además, utiliza los servicios de un perito tasador profesional para fijar un precio de mercado acorde con las características de tu vivienda. 

Disfruta del proceso y déjate asesorar: Llegados a este punto… ¡relájate! Eres el propietario de una vivienda que está generándote unos ingresos mensuales fijos y, muy probablemente, te ofrece una rentabilidad anual por encima de la de otros sectores de inversión como el bursátil o el bancario. En este sentido, contar con los servicios de un profesional inmobiliario puede permitirte vivir mucho más tranquilo, sabiendo que has acertado con tus decisiones.

 

Si quieres alquilar tu vivienda, contacta con nosotros

Entradas relacionadas

¿Te has preguntado si puedes vender tu parte de una casa heredada? ¿O si puedes vender tu parte de la herencia a otro heredero? En este artículo responderemos estas preguntas y también te diremos qué ocurre si el resto…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *