El sector inmobiliario confirma su resiliencia en un escenario de incertidumbre

El sector inmobiliario es uno de los principales motores de la economía española, razón por la que atrae a inversores de todo tipo y de todas las nacionalidades. En este sentido, tras haber dejado atrás de manera paulatina la crisis del coronavirus, hay otros dos elementos desestabilizadores en la coyuntura macroeconómica actual: la guerra de Ucrania y la inflación. Si bien el conflicto bélico no ha supuesto por el momento un gran impacto para la economía española ni para su mercado de la vivienda, sí que está teniendo efecto directo el periodo de inflación que vivimos, que a su vez conlleva una subida de los tipos de interés y un encarecimiento de aquellas hipotecas vinculadas a índices como el Euribor.

En este contexto de incertidumbre generado por la pandemia y la guerra, el mercado inmobiliario sigue haciendo gala de su capacidad de resiliencia. Y es que la vivienda sigue siendo una buena alternativa tanto para la compra y posterior venta como para su alquiler. También perciben el inmobiliario como un valor refugio aquellas familias que quieren adquirir una propiedad como residencia principal y saben que en estos momentos los precios se mantienen estables y las condiciones de financiación pueden ser favorables.

Así pues, teniendo en cuenta todos estos factores, desde donpiso hacemos previsiones positivas en el corto y medio plazo. En este sentido, en una reciente entrevista concedida a un medio de comunicación del sector inmobiliario, Emiliano Bermúdez, subdirector general de donpiso, ha valorado la situación del mercado hipotecario y ha aconsejado “hacer números a la hora de buscar financiación, comparar bien las diferentes ofertas y escoger lo que más conviene en cada caso”, aunque reconoce que a título personal escogería un préstamo fijo.

Además, el subdirector general de donpiso recuerda que, tras la pandemia, lo primero que se recuperó fue la inversión por parte de los grandes inversores, aunque prevé que cada vez más pequeños ahorradores se incorporen al mercado, si la inflación se mantiene en unos niveles elevados. “Cuando las cosas vuelvan a su cauce y se eliminen las tensiones podría producirse un rebote con alzas incluso superiores a las vistas hasta ahora”, concluye Bermúdez.

Entradas relacionadas

Abordaremos las las claves y respuestas sobre la pregunta “¿qué pasa si vendo mi casa y no quiero comprar otra?”….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *