El 13,2% de las compraventas de 2016 las hicieron extranjeros, el dato más alto de la década

vivienda de más de 40 años

El mercado de la compraventa de viviendas en nuestro país sigue su tendencia al alza, especialmente por el papel de los compradores extranjeros. La recuperación de la economía europea y el atractivo de España como país de una alta calidad de vida con precios inmobiliarios competitivos provocan que cada día se completen más transacciones de vivienda protagonizadas por este segmento de la población.

Así pues, según la consultora internacional JLL, en 2016 la compra de viviendas realizadas por extranjeros representó un 13,2% del total de inmuebles vendidos en España. Es la cifra más alta de los últimos diez años y, al parecer, podría ser mayor al cierre del año en curso, según el ‘Informe del Mercado Residencial’ elaborado por la consultora. De confirmarse esa tendencia también en 2017, se trataría del octavo año seguido en el que crece el peso del comprador extranjero en nuestro país.

Si focalizamos el análisis en el país de origen de los compradores, los británicos siguieron siendo los principales interesados en adquirir pisos. Y es que, de las 53.500 viviendas compradas por extranjeros durante 2016, un 19% de ellas fueron a parar a manos británicas. El efecto del Brexit y la caída de la libra han tenido marcada influencia en ese peso británico en el mercado, pues en el año 2015 el porcentaje era del 23,95%. A los británicos les siguieron los franceses, con una representación del 8%, los alemanes (7,6%), suecos (6,7%), belgas (6%) y los italianos (5,4%). El sector no ve con malos ojos esa pérdida de poder de los inversores británicos, pues “la diversificación de nacionalidades aporta una mayor seguridad al mercado y la evolución de la demanda”.

Por zonas, la costa valenciana (Benidorm, Alicante y Denia a la cabeza), la costa catalana (Costa Brava y Tarragona) y Andalucía (Costa del Sol) son las regiones en las que se registra un mayor dinamismo. También en los archipiélagos de Baleares y Canarias, en las que la falta de oferta está causando un aumento sostenido de los precios, especialmente en Baleares.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *