El Banco Central Europeo se plantea cambios en su política monetaria

24390271220_442bc3f768_b

El Euribor, que es el tipo de interés que se aplica en las operaciones entre los bancos de Europa y del cual la mayoría de las hipotecas variables de España están referenciadas, terminó la semana pasada en el -0,308% y se confirma así un nuevo mínimo histórico. Tras romper la barrera del -0,20% durante la jornada del 19 de junio y rompió la barrera del -0,25% tras el 4 de julio, ahora ha traspasado por primera vez en la historia la del -0,30% y llega sorprendentemente, hasta el -0,303%.

Con esta bajada, la media mensual desciende hasta el -0,268%, bastante por debajo de los -0,179% de hace un año, de tal manera que quienes tengan que revisar la hipoteca este mes verán como su cuota se verá reducida. Por ejemplo, para una hipoteca de 200.000€ a 25 años, el ahorro sería de algo más de los 6€ al mes. Además, la tendencia a la bajada nos aleja de una futura subida a corto plazo. En España alrededor del 87,4% de las hipotecas son variables y están referenciadas principalmente en el Euribor. Esto representa cerca de cinco millones de hipotecas que se beneficiaran estos meses del récord negativo de este índice de referencia.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE) pretende dar un giro histórico y transcendental en la política monetaria y está a favor de introducir elementos de flexibilidad en la política monetaria. El BCE no sube los tipos de interés este verano por la ausencia de inflación en la eurozona y por el miedo a provocar un fuerte ajuste en la economía, también por esto el presidente busca nuevos estímulos monetarios. Los ministros de Finanzas del G-7 reconocieron la semana pasada las crecientes amenazas para la economía mundial y se comprometieron a ofrecer el apoyo fiscal necesario si los peligros se materializan.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *