Crece el esfuerzo salarial para adquirir una vivienda

familia-firma-una-hipoteca-small

La mejora de la situación económica y las facilidades para acceder a un crédito hipotecario, hacen que cada vez sean más las familias que deciden contratar una hipoteca para adquirir una vivienda. Sin embargo, el aumento generalizado de los precios contrasta con la estabilidad de los salarios o con niveles salariales insuficientes, lo que ha provocado que las familias destinen buena parte de su renta a afrontar el préstamo hipotecario. Son varios los estudios que ponen de manifiesto las notables diferencias en el nivel de esfuerzo que supone para las familias de las diferentes regiones de España.

Por un lado, en regiones como Madrid o Baleares, el pago del préstamo hipotecario representa cerca del 30% del salario medio, un porcentaje que se podría incrementar por encima del 40% si se produce alguna subida descontrolada. Esto supone que aquellos quienes contrataron una hipoteca en estas regiones, destinan casi un tercio de su salario al pago del préstamo. Mientras que, por otro lado, en regiones como Navarra y La Rioja, el esfuerzo se sitúa cerca del 18% del total de la renta, lo que pone de manifiesto que este mercado tiene varias velocidades. Además, los estudios del sector también ponen de manifiesto que el porcentaje de los créditos sobre el valor de los inmuebles está en máximos históricos en España por la subida de los precios de la vivienda. El acceso al crédito se ha complicado en los últimos años especialmente para los más jóvenes.

Sin embargo, las investigaciones sobre el mercado hipotecario destacan que este sigue gozando de buena salud y que la situación de España es cada vez más solvente. Ciudades como Amsterdam, París y Londres necesitan de media 18 años de salario íntegro para adquirir una vivienda, tres años más que lo registrado en 2007. Además, se espera que los precios de la vivienda sigan creciendo en los próximos años y que el mercado del alquiler se estabilice.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *