Dos de las cinco casas más eficientes del mundo están en España

casa

Como ya hemos informado en otras ocasiones desde donpiso, España tiene todavía mucho margen de mejora en lo que respecta a la eficiencia energética de sus edificios. No obstante, eso no es incompatible con que nuestros arquitectos, ingenieros y demás miembros del gremio de la construcción atesoren cualidades y conocimientos sobrados como para llegar a obtener edificaciones modélicas en eficiencia y sostenibilidad energética.

En este sentido, el instituto alemán Passivhaus ha entregado premios a las cinco mejores edificaciones  bioclimáticas del mundo, con España y Alemania como únicos protagonistas. Y es que en las islas Baleares, en concreto en Mallorca e Ibiza, se encuentran dos de las cinco casas más eficientes del planeta. Son Proyecto Tierra, en el municipio de Llucmajor (Mallorca), y Can Tanca, en Sant Llorenç de Balafia (Ibiza), las cuales han recibido el premio más alto de eficiencia y confort energéticos y han obtenido el certificado Passivhaus Premium junto a otros tres edificios alemanes.

Resulta interesante entrar en detalle. Este certificado premia la baja demanda energética de una vivienda, que tiene influencia directa en el consumo casi nulo de energía gracias al uso de energías renovables. Así, ambos proyectos destacan por los materiales que se emplearon para su construcción. La construcción de Can Tanca (Ibiza) se realizó con una estructura de madera certificada por la Asociación para la Certificación Española Forestal (PEFC) proveniente de bosques gestionados de manera sostenible. Mientras, Proyecto Tierra (Mallorca) se caracteriza por su estructura, realizada con bloque BTC (bloque de tierra comprimida) proveniente de la misma finca. Y lo más sorprendente es que convertir estas viviendas en eficientes incrementó su precio de construcción en tan sólo un 5% o un 10%.

No obstante, para ser merecedoras de este premio, las edificaciones no sólo habían de ser energéticamente eficientes en el consumo, sino que también debían contar con un elevado grado de hermeticidad y producir hasta cinco veces más de energía de la que necesitan. En esta línea, usan la energía solar para lograr ser autosuficientes, a la vez que disponen de un sistema de ventilación de doble flujo para la conservación de la temperatura interior de la edificación.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *