La urbanización del futuro en las grandes ciudades

ciudades del futuro

La urbanización ha sido una de las principales impulsoras del desarrollo mundial en los últimos tiempos. Hoy en día, más de la mitad de la población vive en ciudades y se espera llegar al 70% en 2050. Se presentan nuevos retos para garantizar una vida próspera y segura en las urbes del mañana.

Contacta con nosotros para conocer las viviendas disponibles

 

Hoy en día, alrededor del 55% de la población mundial vive en áreas urbanas, una proporción que se calcula que va en aumento y que se situaría cerca del 70% en 2050. La población urbana en el mundo ha pasado de los 751 millones en 1950 a los 4.200 millones del 2018. Según las Naciones Unidas, el 90% del crecimiento urbano se producirá en territorios de África y Asia.

 

Desarrollo sostenible

Entender la magnitud y los ritmos que sigue la urbanización mundial es fundamental para superar los desafíos que están por llegar. Los líderes urbanos deberán actuar con rapidez para planificar el crecimiento y proporcionar servicios básicos, como vivienda, transporte, energía u otros servicios como empleo, educación o atención médica, especialmente en los países con ingresos más bajos. El éxito de la urbanización dependerá de cómo se resuelvan estos retos.

Por otro lado, los países con los ingresos más altos tendrán que adaptar sus infraestructuras y servicios para reducir el consumo energético y de agua, de tal manera que puedan disminuir los residuos que generan y la huella medioambiental que generan sus emisiones y consumos.

desarrollo-sostenible-donpiso-inmobiliaria 

Ciudades del futuro

Las ciudades jugarán un papel fundamental en la lucha contra el cambio climático y para lograr el desarrollo sostenible. Con más del 80% del PIB mundial generado en las ciudades, la urbanización puede contribuir al crecimiento sostenible si se gestiona de forma acertada, lo que permitirá que surjan innovaciones que permitan aumentar la productividad.

Asimismo, según el Banco Mundial, actualmente las ciudades son responsables de más del 70% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero y consumen cerca de dos tercias partes de la energía mundial.

Por eso, la estrategia debe centrase en construir ciudades funcionales, que sean inclusivas, seguras, resilientes y sostenibles.

Para lograrlo, debe existir una coordinación fluida entre los gobiernos nacionales y locales, con el objetivo que actúen desde ya para configurar el futuro de las megaciudades y generar oportunidades para todos. Esto es especialmente importante para casi 500 millones de residentes urbanos que viven en zonas costeras, y que son más vulnerables por estar expuestos a desastres naturales o al aumento del nivel del mar.
desarrollo-sostenible-donpisoAlgunos de los cambios que pretenden incorporar las ciudades del futuro para que puedan ser sostenibles incluyen:

  • Rediseñar las ciudades

Las megaciudades como centros altamente desarrollados deberán hacer frente al uso sostenible de la tierra para ayudar a la prosperidad de las personas, ya sea para proporcionar agua, alimentos u otros servicios. Mejorar la conectividad y la eficiencia del transporte de alta velocidad para conectar los negocios y todas las actividades sociales, permitirá reducir los tiempos de desplazamiento y las emisiones al medio ambiente.

  • Más espacios verdes

En algunas ciudades como París o Ningbo (China) el aumento de los espacios verdes es ya toda una tendencia. El objetivo es potenciar espacios que permitan mitigar la contaminación, así como mejorar la calidad del aire, suavizar las temperaturas y crear nuevas ideas para que las ciudades generen un crecimiento verde.

  • Ciudades esponja

Algunas ciudades como el caso de Shanghái ya han empezado a implementar infraestructuras y suelos que permiten recolectar el agua filtrada y permitan acumularla en depósitos subterráneos para su utilización sostenible. Asimismo, la tecnología hidropónica facilitará la proliferación de granjas urbanas y jardines domésticos

  • Edificios inteligentes

Los edificios inteligentes incorporarán elementos naturales y modulares que permitirán que su construcción sea más rápida y se generen menos desperdicios. Estos edificios tendrán la capacidad de transformar su interior rápidamente para satisfacer las necesidades, ya sea para un uso industrial, comercial o de vivienda. Además, los edificios inteligentes incorporarán espacios verdes intercalados, que generarán aire limpio de forma natural, e incluirán paredes y ventanas solares que también capten la energía proveniente del Sol.

  • Centros más sociales

Las ciudades del mañana también quieren ceder más espacios para favorecer la interacción entre las personas. Crear espacios en los que se puedan desarrollar actividades que fomenten el crecimiento en comunidad y donde se puedan compartir ideas que permitan superar los futuros desafíos que surjan.

 

Desarrollar y aplicar estas ideas puede que no sea sencillo y en algunos casos puede suponer grandes costes. Sin embargo, los efectos negativos en el medio ambiente y los daños de no aplicarlas tienen costes incalculables para la sociedad.

 

Por eso, los gobiernos de los principales países del mundo juegan un rol tan importante y deben actuar desde ya para configurar el desarrollo futuro de las ciudades, garantizando el bienestar de todas las personas, la protección del medio ambiente y disminuir la exclusión y las diferencias en la población.

 

Contacta con nosotros para conocer las viviendas disponibles

 

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *