Los hogares españoles invierten en calefacción un 44% del gasto energético total

calefaccion

Hace ya un par de meses que en España las temperaturas han bajado de manera notable. Si bien no siempre hace el frío esperado, pues en muchas comunidades autónomas la sensación térmica de estos días es similar a la que se registra en los meses de octubre y noviembre, lo cierto es que el gasto energético que se produce en los hogares españoles para mantener el hogar en unos baremos de temperatura adecuados crece con la llegada del frío. Así pues, según un estudio distribuido por la comercializadora Aldro Energía, entre los meses de noviembre y abril, la calefacción acapara el 44% del recibo energético medio de los hogares de nuestro país. Esta cifra proporcional respecto al consumo total es un 50% más elevada que la del consumo de energía que es necesario para refrigerar la vivienda durante los meses de verano.

En este sentido, en términos absolutos, cada familia española gasta alrededor de 500 euros al año en calefacción, un dato que podría ser el doble en el caso de las viviendas de mayor superficie, sobre todo en aquellos chalets unifamiliares en los que se usa de forma mayoritaria el gasóleo C, más antiguo y menos eficiente en términos energéticos. De hecho, de tener unas instalaciones energéticamente eficientes, la cifra total del gasto en calefacción podría reducirse en unos 100 euros.

Así pues, la compañía energética, autora del estudio ‘Seis claves para reducir el gasto en calefacción de los hogares, sin perder calor ni confort’, ha realizado de forma sintética un análisis que determina los elementos esenciales por los que pasa el conseguir un hogar cálido y confortable:

  • Purgar los radiadores en los primeros días de frío.
  • Cuidar el aislamiento de la vivienda para no perder calor.
  • Aprovechar la energía térmica del sol para calentar nuestro hogar.
  • Ventilar nuestra vivienda no más de 10 minutos diarios, que serán suficientes para ello.
  • No utilizar los radiadores para colgar o secar nuestra colada.
  • Mantener en perfecto estado la caldera.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *