Los inversores extranjeros se fijan en el Eixample barcelonés

casa_amatller_and_casa_batllo

Hace unos años, el mercado inmobiliario de la capital catalana era inexpugnable. Los precios se mantenían al alza, la economía de la comunidad autónoma y del país crecían sin freno, alejando a los inversores. Sin embargo, la incertidumbre política desde mitad del 2017 ha provocado que el aumento de los precios se haya detenido bruscamente, especialmente en la ciudad de Barcelona. La caída ha sido más notable en algunos de los barrios más caros de Barcelona, especialmente en el Eixample, una de las zonas más populares de la ciudad, en la que los precios cayeron un 4,5% durante el primer trimestre de 2018.

El Eixample (ensanche) es el distrito más poblado de Barcelona en habitantes (262.485 habitantes) y el segundo en concentración por extensión (35.586 hab/km2). Construido por Ildefonso Cerdá, la zona mide 7,46 km2 y es donde se encuentran algunas de las vías más conocidas de Barcelona como la Rambla de Barcelona, el Paseo de Gràcia o la Avenida Diagonal. Su situación priviegiada y la caída de los precios ha hecho que muchos inversores extranjeros se hayan fijado en este distrito. Sus amplios bulevares, sus bloques de viviendas construídos alrededor de jardines centrales y el boyante comercio convierten al Eixample en un verdadero caramelo para los inversores. Es por eso que la agresividad en el mercado de la zona ha crecido tanto en 2018.

Y es que ya en diciembre de 2017, los precios del metro cuadrado en la zona oscilaban entre los 6.000€ y 7.500€ por metro cuadrado. Un verdadera ganga comparada con los precios del metro cuadrado en ciudades como Londres (27.000-33.000€), París (16.500-20.000€) o Berlín (10.000-12.000€). Predominan los inversores latinoamericanos, de Europa del este y, sobre todo, británicos, que ven como solo dos horas en avión separan Londres de Barcelona. Y es que la incertidumbre a veces puede provocar un efecto rebote en el interés de los inversores por una ciudad como Barcelona.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *