Los riegos de la desaceleración económica de la zona Euro

bce-sede-575x323

El BCE comienza a replantearse el fin de sus políticas. Desde el inicio de la crisis económica, el BCE tomó medidas para contribuir a la mejora económica de los países de la zona Euro. Estas medidas pasaban por reducir los tipos de interés y comprar bonos de deuda. El plan era mantener estas políticas hasta el año 2020. Tras el parón navideño, el BCE ha de reunirse y anunciar la fecha del fin de estas políticas. No obstante, se encuentra ante la disyuntiva de prolongar esas ayudas o cerrar el grifo tal y como estaba planeado.

El BCE se encuentra un escenario que no estaba previsto: el de la desaceleración económica. Los principales bancos de inversión señalan en sus informes que el fin de estas políticas afectará el crecimiento económico en la eurozona. Las instituciones económicas europeas han reducido sus previsiones, dado el impacto que tendrá en las economías europeas la subida de los tipos de interés. Hasta ahora, los estímulos han contribuido a que las economías europeas crezcan al 2%. Pero ahora que las ayudas están a punto de acabar, se empiezan a ver los primeros signos de debilidad. Es muy probable que los países europeos terminen necesitando mayor liquidez que la que en principio estaba prevista.

La desaceleración puede afectar a cuatro de las economías principales de la eurozona: Alemania, Francia, Italia y España. Este grupo ha presentado una caída sincronizada en los índices de actividad, además de que la inflación subyacente en estos países se está estancando en alrededor del 1% en materias primas como el petróleo o el gas natural. Los inversores dudan de que el BCE sea capaz de normalizar la economía a medio plazo. Sobre todo cuando se presenta una nueva amenaza en el horizonte: la bajada de tipos de interés por parte de la Reserva Federal norteamericana.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *