Los seguros de impago del alquiler se comercializaron un 22% más hasta junio respecto a 2016

alquiler

Una de las mayores preocupaciones de cualquier propietario que alquila su vivienda a un nuevo inquilino es si éste tendrá la capacidad financiera suficiente como para hacer frente cada mes al correspondiente pago del alquiler. Para curarse en salud, muchos son los que optan por contratar un seguro de impago del alquiler, lo que les protege en el caso de que se produzca un incumplimiento del contrato por parte del arrendatario y no se haga cargo de sus obligaciones.

En este sentido, durante los primeros seis meses del año se contrataron en España un 22% más de seguros de impago del alquiler en relación al mismo periodo del año pasado, un crecimiento que podría mantenerse durante el segundo semestre del año en curso según los datos publicados en un informe del Observatorio Español del Seguro del Alquiler (OESA). El organismo subraya que uno de los aspectos más reseñables del estudio es el aumento de la prima media contratada, que alcanza los 315 euros. Ese incremento vendría determinado por el aumento de la demanda de este tipo de cobertura que se viene produciendo durante los últimos años de la mano del mayor dinamismo registrado en el mercado del alquiler español.

El tipo de cobertura más solicitada, siempre según los datos de OESA, continúa siendo la de una duración de un año, con una representación del 71,25% de los seguros de impago del alquiler. Le siguen las de una duración de seis meses (25,26%) y las de una duración de ocho meses (3,47%). Para un arrendamiento tipo de 600 euros al mes, el coste del seguro estará alrededor de 200 euros. Este tipo de pólizas facilitan al propietario el cobro del alquiler a partir del segundo mes en el que se registre un impago. Además, este tipo de seguro también cubre la defensa jurídica del propietario en el caso de ocupación del inmueble y de una cobertura de hasta 5.000 euros en el caso de que se ocasionasen desperfectos en el piso por actos vandálicos.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *