¿Cómo ha cambiado la pandemia nuestras preferencias al alquilar una vivienda?

Cómo ha cambiado la pandemia nuestras preferencias al alquilar una vivienda

La pandemia de la COVID-19 ha tenido un impacto significativo en las preferencias de alquiler de viviendas, ya que ha cambiado la forma en que las personas perciben y buscan espacios habitables. Los períodos de confinamiento provocaron que la sociedad fuera mucho más consciente del lugar en donde reside y echara de menos ciertas características en su vivienda, especialmente en términos de ubicación, confort, luminosidad y espacios exteriores.

En este sentido, hoy en donpiso queremos analizar la forma en la que el coronavirus modificó nuestros gustos, preferencias y prioridades a la hora de elegir una vivienda de alquiler. Y es que, si bien la toma de decisión de arrendar una vivienda no es comparable con la de comprarla, pues la gran de personas alquila un piso con un horizonte temporal de entre 3 y 5 años, lo cierto es que la pandemia marcó un antes y un después que gira en torno a elementos como los que analizaremos en este post.

Mayor demanda de espacio personal: La necesidad de distanciamiento social ha llevado a una mayor valoración del espacio personal. Las personas buscan viviendas con habitaciones adicionales que puedan utilizarse como oficinas en casa, gimnasios personales o espacios de estudio, ya que el trabajo remoto y la educación a distancia se han vuelto más comunes.

Mayor importancia de las comodidades en el hogar: Con el aumento del tiempo que las personas pasan en casa, las comodidades en el hogar han ganado importancia. Se buscan viviendas con características como cocinas modernas, áreas de esparcimiento al aire libre, domótica y electrodomésticos conectados online, así como otros servicios que mejoren la calidad de vida en el hogar.

Flexibilidad en la ubicación: Muchas personas han descubierto que el trabajo remoto les brinda la flexibilidad de elegir dónde vivir. Esto ha llevado a un aumento en la preferencia por vivir en áreas suburbanas o rurales, donde el coste de la vida puede ser más competitivo y hay más espacio disponible.

Enfoque en la limpieza y la seguridad: La pandemia ha aumentado la conciencia sobre la importancia de la limpieza y la seguridad en el hogar. Los inquilinos buscan propiedades que ofrezcan protocolos de limpieza e higiene e instalaciones que minimicen el riesgo de propagación de enfermedades.

Cambios en la duración del arrendamiento: Algunas personas han optado por acuerdos de arrendamiento más cortos o flexibles debido a la incertidumbre económica y laboral asociada con la pandemia. Esto les brinda la capacidad de adaptarse más fácilmente a cambios en sus circunstancias personales y/o laborales.

Es decir, en términos generales, la pandemia ha influido en la forma en que las personas perciben sus hogares y ha llevado a un cambio en las preferencias hacia propiedades que se adapten mejor a las nuevas realidades y necesidades de vida. Estos cambios ya se están notando en las promociones de obra nueva que se construyen en España y van a tener un impacto a largo plazo en el mercado de alquiler de viviendas.

Entradas relacionadas

En este artículo exploraremos preguntas comunes relacionadas con la Inspección Técnica de Edificios (ITE), la inspección de vivienda antes de comprar y su importancia al comprar o vender una propiedad….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *