La emancipación a los 29 años y su efecto en la economía

emancipación jóvenes

Diversos estudios señalan a los jóvenes españoles como los que más tardan en emanciparse. Este dato no es nuevo, por desgracia. Desde hace años son nuestros jóvenes los que están a la cabeza de los rankings negativos que producen este efecto. España es líder en desempleo juvenil, precariedad laboral y dificultades para acceder a la vivienda. Y, curiosamente, también hay un dato positivo que afecta a todos los demás. España es el estado en que más hogares son propietarios de su vivienda, un 78%. La media europea está en el 69%. ¿El efecto? Retrasar aún más la emancipación de los menores de 35 años.

Y es que este es uno de los perfiles que más ha sentido los efectos de la crisis. Según los datos, más del 36% de los menores de 35 años está desempleado. Esto crea un efecto “bola de nieve” que afecta a toda la economía. Emancipación tardía significa menor tasa de natalidad. Menos niños significa menos impuestos recaudados para las pensiones. Y menos pensiones significa empobrecimiento general. Y es que el envejecimiento demográfico empieza con la emancipación, cuya edad media se encuentra ahora en los 29 años. Solo hay cuatro países en la Unión Europea que nos superen: Malta (31,1 años), Eslovaquia (30,9), Italia (30,1) y Grecia (29,4).

Según los datos de una encuesta realizada durante el último SIMA (Salón Inmobiliario de Madrid), el 80,9% tarda en emanciparse debido a la coyuntura del mercado. El 53,3% considera los precios de venta demasiado altos. El 15,1% señala los precios de los alquileres. El 8,3% piensa que las trabas para acceder al crédito son la principal causa. Y es que los jóvenes españoles siguen decantándose mayoritariamente por comprar inmuebles. La razón principal es que, al final, el precio de la hipoteca es similar al del alquiler. Esto, unido a la certeza de que la vivienda es una inversión, acaba retrasando aún más la emancipación.

Entradas relacionadas

Para los propietarios, existen trucos para echar a un inquilino que no paga que pueden ser útiles para resolver esta situación de manera efectiva. En primer lugar, es fundamental contar con un contrato de arrendamiento bien redactado y claro,…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *