El encarecimiento de la vivienda se modera en Barcelona y Madrid

El precio de la vivienda en el primer trimestre de 2019 en Madrid y Barcelona tiende hacia la moderación, mientras que otras siete capitales de provincia los precios se encarecen. Aún así, la capital española y la Ciudad Condal siguen como las ciudades más caras donde comprar una vivienda y presentan fuertes incrementos interanuales del 9,8% y del 6,8%, respectivamente. Pese a ser incrementos significativos que se encuentran por encima de la media nacional, que es del 4,9%, no se sitúan entre las siete ciudades que más crecen los precios de la vivienda.

Mientras que Madrid y Barcelona han iniciado una fase de consolidación de los precios, Palma de Mallorca, Valencia, Zaragoza o Málaga son algunas de las ciudades que registran los mayores aumentos, con crecimientos en los precios de doble digito, y se espera que sigan haciéndolo el resto del año. Este cambio de tendencia se debe a un prolongado y señalado encarecimiento de los precios en Madrid y Barcelona, donde han alcanzado importantes cifras de esfuerzo financiero medio. De esta forma, Barcelona se posiciona como la ciudad más cara para comprar una casa en 2019, con un precio del metro cuadrado que asciende a los 3.389 euros. Le sigue San Sebastián, donde el metro cuadrado de la vivienda está valorado en 3.427 euros el metro cuadrado y en tercer lugar está Madrid, con 2.964 euros el metro cuadrado. Estas cifras toman distancia del precio medio del metro cuadrado en España, que se sitúa en los 1.349 euros.

Los notables incrementos en los precios de la vivienda en los últimos años contrastan con los datos de desempleo y la escasa o nula subida de los salarios. De hecho, según los datos de la OCDE, en los últimos 20 años el precio de la vivienda se ha incrementado hasta tres veces más que la renta. Así, el esfuerzo financiero para acceder a la vivienda, que se mide por el porcentaje de ingresos familiares brutos destinados al pago del primer año de hipoteca, se sitúa en el 27,2% en Madrid y el 27,3% en Barcelona. Sin embargo, con una elevada demanda y una escasa oferta de vivienda, la capital española sigue siendo la ciudad donde los pisos se venden más rápido. Si de media en España se tardan 8 meses en vender una vivienda, en Madrid transcurren 3,7 meses y en Barcelona 6,7 meses de media.

Entradas relacionadas

El Índice de Garantía de Competitividad (IGC) es un indicador de referencia que se utiliza para determinar el incremento de los precios de la renta. También se utiliza como tasa de revisión de precios consistente con los precios de…
El certificado de deuda pendiente es un documento que los bancos emiten, siempre a petición del cliente titular del préstamo hipotecario, acreditando cuál es la cantidad exacta que todavía queda pendiente de amortizar de su préstamo hipotecario. Las razones…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *