Los impuestos sobre la vivienda en España son los que más crecen desde 1990

La OCDE publicó este miércoles un informe donde constata que los impuestos sobre la vivienda están entre los tributos más elevados en los países más desarrollados. El impuesto que más ha crecido en los últimos 30 años es la recaudación del IBI, el tributo municipal sobre bienes inmuebles, el cual ha llegado a multiplicarse por 8 desde el año 1990. Gracias al análisis de las tendencias fiscales en 34 de los países más ricos del planeta, la OCDE demuestra cómo en los últimos años se ha recurrido a alzas del IVA, cotizaciones sociales e impuestos de sociedades en detrimento del IRPF.

Según Eurostat, aproximadamente un 77% de los ciudadanos en España dispone de un piso propio, siendo uno de los países con más vivienda en propiedad del mundo. Esta cifra representa unos 10 puntos por encima de la media europea. Debido a la presión tributaria sobre la vivienda en propiedad, España se ha convertido en uno de los países de la Unión Europea con los impuestos sobre los inmuebles en propiedad proporcionalmente más altos. El único impuesto español cuya recaudación nunca ha descendido es el IBI y es la principal fuente de financiación de los municipios. En 1990 aportaba a las arcas públicas unos 1.500 millones de euros y la recaudación llegó a incrementarse hasta 12.700 millones en 2016. De forma similar, el impuesto de transacciones patrimoniales (ITP) ha experimentado un insólito incremento, pasando de 2.500 millones a principios de los noventa, a 7.500 millones en 2017.

Mientras que en otros países el impuesto sobre la vivienda apenas ha crecido o se ha reducido, en España sigue una tendencia distinta. La presión fiscal en 2017 en España fue del 33,7%, ligeramente inferior al promedio de la OCDE (34,2%). Los ingresos tributarios en proporción al PIB nacional vienen creciendo desde la crisis financiera de 2008. Este aumento es debido a que los ingresos por los impuestos han crecido más rápido que el PIB.

Entradas relacionadas

Abordaremos las las claves y respuestas sobre la pregunta “¿qué pasa si vendo mi casa y no quiero comprar otra?”….

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *