Problemas de pintura que son realmente fáciles de evitar

Aunque habitualmente lo mejor es consultar con profesionales para pintar nuestro hogar, hay quienes prefieren tomar cartas en el asunto para hacerlo uno mismo. Con la falta de experiencia y profesionalidad es probable que se produzcan fallos y el resultado final no sea el que esperábamos. Sin embargo, siguiendo algunas pautas es sencillo evitar estos errores y lograr el cambio que estábamos esperando.

Prepara el espacio
Es importante que antes de empezar a pintar prepares la superficie que vas a trabajar. Limpia las impurezas con una espátula y cubre todas las grietas que encuentres. Lija la superficie y retira el polvo que encuentres. Aplicando un proceso de imprimación garantizarás que la superficie absorberá la pintura por igual en todas partes, así tendrás lista la pared para pintar y ahorrarás en capas de pintura. Deja secar la pintura al menos 24 horas antes de aplicar otra capa. Es recomendable pintar en los días secos ya que con la humedad la pintura tarda más en secar.

Cuidado de los pinceles
En el mercado existe una amplia gama de rodillos y pinceles, sin embargo, cada uno de ellos tiene propiedades concretas para su uso. No des por echo que el mismo rollo te servirá para todo el trabajo. Utilizar un rodillo de pelo corto te ayudará a evitar que aparezcan burbujas o que salten gotas. Al usar un pincel, no lo introduzcas en el bote de pintura hasta el mango y procura no escurrir el exceso de pintura contra el borde de la lata. Así cuando vayas a cerrarla evitarás cualquier derrame indeseado.

Proteger el resto de los elementos
La cinta de pintor es ideal para proteger bordes, enchufes, pomos, tiradores o otros elementos que se encuentren alrededor de la superficie que vamos a pintar. Agrupa los muebles en el centro de la estancia para taparlos con plástico o alguna sábana y protege el suelo con una gran lámina de plástico o nylon para evitar manchas indeseadas. Una vez hayas terminado, no esperes hasta que la pintura esté seca para retirar la cinta protectora, ya que podrías despegar la pintura que habías puesto. Quita la cinta una vez hayas terminado de aplicar la última capa.

Entradas relacionadas

¿Te has preguntado si puedes vender tu parte de una casa heredada? ¿O si puedes vender tu parte de la herencia a otro heredero? En este artículo responderemos estas preguntas y también te diremos qué ocurre si el resto…

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *