Las reclamaciones por cláusulas abusivas pasaron la barrera de las 57.000 durante los meses de verano

Las cláusulas abusivas sobre los contratos hipotecarios firmados por una parte de los españoles en los últimos años vienen trayendo de cabeza a los juzgados desde hace meses hasta el punto de verse sobresaturados, algo que el sector ya predijo debido a la avalancha de reclamaciones que se produjeron a principios de año. ¿La causa? El plan de urgencia puesto en marcha por el Consejo General del Poder Judicial por el aumento de reclamaciones que se preveía en materia de cláusulas suelo a partir de la sentencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) del 21 de diciembre de 2016.

En este sentido, a estas alturas los juzgados especializados en cláusulas abusivas ya suman un total de más de 57.000 demandas en tan sólo los meses de junio, julio y agosto. En concreto, fueron 57.068 las demandas presentadas en los Juzgados de Primera Instancia especializados en casos relacionados con condiciones generales que fueran incluidas en contratos de financiación con garantías reales inmobiliarias y cuyo prestatario era una persona física.

Esta cifra incluye también a todas aquellas demandas presentadas en los órganos judiciales de manera electrónica mediante la plataforma del Ministerio de Justicia LexNET en doce de las trece autonomías que usan este sistema: Andalucía, Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Castilla-La Mancha, Castilla y León, Extremadura, Galicia, Madrid, Murcia y La Rioja, así como las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla. Son datos ofrecidos por el Ministerio de Justicia.

Por comunidades autónomas, aquellas en las que se registraron un mayor número de demandas durante el primer mes de funcionamiento fueron la Comunidad de Madrid, con 13.064 casos, Barcelona (4.644 casos) y Sevilla (2.946 casos). Otros de los juzgados que acapararon mayor cantidad de procesos judiciales fueron los de las provincias de Málaga y Valencia, donde se sobrepasó la barrera de las 2.000 demandas.

La reforma de viviendas en Madrid moverá casi 2.000 millones de euros este año

En donpiso ya hemos indicado en anteriores ocasiones que el parque de pisos español tiene necesidad de modernizarse, pues existe un elevado número de edificios residenciales cuya construcción tiene más de 50 años de antigüedad. En este sentido, más allá de la promoción de nuevas viviendas, una de las formas que existen para combatir esa obsolescencia de los pisos en España es la reforma de los inmuebles. Así, una de las autonomías españolas en las que se realizan más reformas es la Comunidad de Madrid, tanto por la antigüedad de los edificios como por su elevado número de habitantes.

Los madrileños habrán gastado un total de 1.989 millones de euros en reformar sus viviendas hasta finales de año, una cifra que supera en 104 millones los 1.885 millones registrados en 2016, lo que supone un incremento interanual del 5,5% y está casi dos puntos por encima de la media nacional. Son datos publicados en el Observatorio 360º de la Vivienda y la Reforma en el Hogar realizado por Arthursen para la Asociación Nacional de Distribuidores de Cerámica y Materiales de Construcción (ANDIMAC).

De esta forma, la compraventa de viviendas de segunda mano ha recuperado el ritmo que se venía registrando en los momentos previos a la crisis económica, por lo que se está fomentando que estas cifras también vayan al alza. De hecho, según los datos de ANDIMAC, el 70% de las viviendas usadas pasarán en un corto o medio plazo por una reforma, ya sea para ser convertidas en un inmueble habitable, ya sea para venderlas a un precio superior. Este hecho ha llevado al sector de la reforma a aumentar gradualmente sus resultados desde el año 2013, a partir del cual el gasto de las familias para potenciar el mantenimiento y reforma de sus hogares fue aumentando hasta alcanzar un incremento acumulado del 18,2%, invertido especialmente en materiales y equipamientos como puertas, tarimas, sanitarios, grifería, muebles y accesorios de baño, electrodomésticos y muebles de cocina.

El precio del suelo urbano de las grandes ciudades creció casi un 12% en el segundo trimestre

El sector de la construcción depende, entre otros factores, tanto de la demanda de obra nueva que se registra como del precio del suelo urbano en cada momento, cuyo coste de compra han de asumir los distintos agentes implicados. En este sentido, el precio medio del suelo urbano continúa aumentando de forma paulatina en España, especialmente en las grandes ciudades. Y es que, según los datos que ha hecho públicos el Ministerio de Fomento, durante el segundo trimestre del año el precio del suelo urbano se encareció un 11,7% en los municipios con una población de más de 50.000 habitantes.

De esta forma, en términos absolutos, este aumento viene a situar el precio medio en los 326 euros por metro cuadrado, la cifra más alta que se ha registrado desde el tercer trimestre de 2015, cuando el dato fue de 331 euros por metro cuadrado. Si consideramos la media nacional, el precio del suelo también subió durante el segundo trimestre un 1,8% hasta los 166 euros por metro cuadrado, aunque se registró una pequeña caída entre trimestres (abril-junio sobre enero-marzo) del 0,7%.

Por ciudades, aquellas en las que se dio un precio más elevado del suelo por metro cuadrado fueron las situadas en las provincias de Granada (510 euros/metro cuadrado), Barcelona (491,5 euros/metro cuadrado) y Baleares (321,5 euros/metro cuadrado). En el otro extremo, los precios medios más bajos se dieron en las provincias de Albacete (60,1 euros/metro cuadrado), Ourense (117,6 euros/metro cuadrado) y Tarragona (130,6 euros/metro cuadrado).

En cuanto al volumen de transacciones realizadas, el número de operaciones de compra de solares llegó a las 5.998 durante el segundo trimestre, un 36,3% más que las que se llevaron a cabo en el primer trimestre, cifra que se quedó en las 4.401 operaciones. Los datos del segundo trimestre del año en curso también superan en un 35,2% en tasa interanual a las que se dieron en el mismo trimestre del año pasado (4.435 solares adquiridos), por lo que se demuestra el buen estado del sector de la construcción.

Madrid lanzará el proyecto ‘Jardines en Balcones’ para luchar contra el cambio climático

Los efectos del cambio climático están en el punto de mira de los ayuntamientos españoles, la mayoría de los cuales recogen en sus planes urbanísticos medidas para fomentar el mayor porcentaje de zonas verdes en el tejido urbano de las ciudades. Uno de los consistorios que más está luchando en esa dirección es el de la ciudad de Madrid, cuyo gobierno se propone poner en marcha el proyecto ‘Jardines en Balcones’, que consistirá en la instalación de jardineras en balcones, patios y terrazas de edificios municipales y que, además, podrán visitarse.

Si hablamos de puntos en concreto, con este proyecto se pretende ajardinar edificios municipales como el Centro de Servicios Sociales Torre Arias, la Casa de la Villa, la Casa de Cisneros y 17 juntas municipales de distrito (Centro, Salamanca, Tetuán, Chamberí, Fuencarral, Moncloa, Latina, Carabanchel, Usera, Puente de Vallecas, Moratalaz, Ciudad Lineal, Hortaleza, Villaverde, Villa de Vallecas, Vicálvaro y Barajas). Todas las ubicaciones cuentan con un proyecto propio que será desarrollado por técnicos municipales para realzar fachadas y balcones mediante especies vegetales. En total, 380 hidrojardineras con sistemas de autorriego que serán revisadas periódicamente para su buen funcionamiento. El proyecto empezará en 2018 y tendrá un coste total de 256.000 euros durante un periodo de dos años. Se iniciará en enero con el cultivo de plantas y la instalación definitiva se hará en mayo.

Esta iniciativa va en la línea que ya se había marcado con el Plan A de Calidad del Aire y Cambio Climático, dentro de su programa Madrid+Natural, una estrategia que pretenderse adaptarse a los retos del cambio climático mediante la regeneración de la ciudad y a partir de soluciones basadas en la naturaleza. Estas políticas tienen el objetivo de afianzar el modelo de crecimiento urbano con la vista puesta en la sostenibilidad y el bienestar común.

El alquiler de habitaciones crece en España con Barcelona y Madrid a la cabeza

El mercado del alquiler está alcanzando unos límites en cuanto al nivel medio de los precios que está llevando a muchos españoles a convertirse en propietarios de una vivienda aprovechando el momento de recuperación que vive la banca y los bajos tipos de interés. No obstante, algunos de los que optan por seguir con un contrato de arrendamiento tratan de buscar alternativas que les permitan ahorrar un poco más cada mes. Una de esas alternativas es la de alquilar una habitación en vez del piso al completo, de forma que se viene a pagar aproximadamente la parte proporcional.

En este sentido, según un estudio del portal inmobiliario Fotocasa, en las principales ciudades españolas existe un panorama alcista que ha conducido a un aumento del 17,7% de los precios medios para alquiler de habitaciones durante el pasado mes de agosto, de los 270 euros a los casi 320 euros. De hecho, según la empresa Uniplaces, la demanda de habitaciones de alquiler ha aumentado un 60% en lo que va de año.

Por ciudades, los precios de alquilar una habitación han aumentado de forma ostensible en ciudades como Madrid (+31,1%), Barcelona (+28,7%) y Palma de Mallorca (+28,7%). En el otro extremo, aquellas ciudades con bajadas de precio más notables son Cáceres (-22,1%), La Coruña (-10,2%) y Oviedo (-7,6%). En cuanto a los valores absolutos de los alquileres, Barcelona es claramente la ciudad en la que resulta más caro alquilar una habitación, con un precio medio de 478 euros al mes. Le siguen Madrid (417 euros), Alcobendas (346 euros), Palma de Mallorca (345 euros), Bilbao (342 euros) y Hospitalet de Llobregat (314 euros), todas ellas por encima de los 300 euros mensuales.

Según los autores del estudio, esta realidad deja patente que el aumento de los precios hace que no sólo sean estudiantes los que recurren al alquiler de habitaciones, sino que ya hay muchos profesionales con trabajo estable y de hasta 35 años que también eligen esta forma de vida para poder ahorrar en el alquiler y destinar ese dinero a otros fines profesionales o de ocio.

El precio de la vivienda en algunas zonas de Madrid roza los máximos de 2007

El mercado de la vivienda en la capital del país está viviendo su momento más álgido desde que diera comienzo la crisis económica. Las grandes ciudades españolas destacan por el auge de su mercado inmobiliario y la gran demanda que existe en estos momentos para la compra de viviendas tanto en la urbe como en las áreas metropolitanas. Entre todas las ciudades, Madrid destaca por ser aquella en la que se concentra un mayor número de habitantes y una mayor actividad empresarial, factor que fomenta la compra de viviendas tanto de madrileños como de personas provenientes de otras partes de España y del mundo que residen en la ciudad por motivos profesionales.

En este sentido, según uDA, empresa especializada en el análisis del mercado inmobiliario mediante Big Data, los precios que se registran en algunas de las zonas más ‘calientes’ de la capital ya están próximos a los que se registraban en los momentos de boom inmobiliario previo a la crisis económica. Concretamente, la empresa determina que los pisos más céntricos de los distritos de Centro y Salamanca cuestan sólo un 2,5% menos que en el año 2007, el ejercicio que registró unos valores más abultados en cuanto a precio medio de las viviendas en España y número de operaciones de compraventa completadas. Ese porcentaje es aún más ajustado en el demandado barrio de Justicia, donde la diferencia de precio de los pisos es tan sólo del 1% más bajo que los máximos del 2007.

Otras estudios sectoriales como el Índice del Precio de la Vivienda (IPV) del segundo trimestre del año, realizado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), revelan un incremento interanual medio del 5,6% (5,8% en la vivienda usada y del 4,4% en la nueva). Mientras, la tasadora Tinsa también informó de que el aumento medio de la vivienda a nivel nacional en el mes de agosto llegó al 6,8% interanual en las grandes ciudades y al 6,7% en sus áreas metropolitanas.

El alquiler sale mucho más caro a los pensionistas que una hipoteca

La vivienda es la principal partida presupuestaria mensual para muchos de los españoles que han de pagar sus cuotas hipotecarias o de alquiler. De entre todos ellos, los pensionistas se encuentran en una posición económica que a veces les convierte en aquellos que más esfuerzos han de realizar a la hora de hacer frente a estos gastos mes a mes, por lo que cualquier forma es buena para ahorrar unos euros. En este sentido, la comparativa realizada por el portal pisos.com entre hipoteca y alquiler deja bien claro que la segunda modalidad de residencia supone realizar una inversión mucho más elevada que la primera. Traducido a cifras, con una pensión media de unos 922 euros, la cuota hipotecaria media representa poco más del 58% de sus ingresos mensuales (535 euros al mes de hipoteca) por el 76,4% que representa el alquiler (705 euros). Haciendo media entre los dos porcentajes, los pensionistas españoles están dedicando un 67% de sus ingresos al pago de su hipoteca o alquiler, una cifra que era del 64% el año pasado.

Ése aumento interanual del 3,5% registra grandes cambios dependiendo de la comunidad autónoma en la que nos encontremos. Así, existen siete autonomías en las que sus pensionistas reciben una cantidad superior a la de la media nacional: País Vasco (1.144,61 euros), la Comunidad de Madrid (1.089,20 euros) Asturias (1.087,25 euros), Navarra (1.058,80 euros), Aragón (969,18 euros), Cantabria (968,82 euros) y Catalunya (957,82 euros). No obstante, dado que los pagos que tienen que afrontar también son superiores, estar por encima de la media no les sitúa en una mejor posición. Y es que los hipotecados de Madrid (756,34 euros), Baleares (702,68 euros) y Catalunya (629,15 euros) son los que han de pagar unas cuotas mensuales más altas, mientras que las rentas de alquiler más elevadas se dan en la Comunidad de Madrid (1.165 euros), País Vasco (1.017 euros) y Baleares (985 euros).

La inversión en el sector de la construcción podría aumentar casi un 8% este año

El sector de la construcción sigue con paso firme su ascenso durante este 2017. El sector está experimentando un auge importante en la inversión de capital realizada por los distintos agentes implicados debido a la cada día mayor demanda de vivienda de obra nueva por parte de los españoles. En este sentido, la inversión en construcción residencial podría llegar a crecer hasta un 7,9% en 2017, según la Fundación de las Cajas de Ahorros (Funcas). Este dato supone un incremento de 1,2 puntos porcentuales con respecto a la anterior previsión de la fundación, lo que constata que el paso de los meses está dando pruebas al sector de su mejoría paulatina y del buen comportamiento del mercado de la oferta y la demanda.

Por otra parte, con la vista puesta en el 2018, Funcas prevé un incremento del 8,3%, unas previsiones que son ostensiblemente más elevadas que las que se registraron en 2016 (+3,7%). También supera de forma evidente al crecimiento que la misma fundación prevé que se produzca en la economía española durante los dos próximos años, del 3,1% en 2017 y del 2,7% en 2018 en el PIB nacional. Para que nos hagamos una idea, este mismo indicador registró una media del +7,8 durante el periodo comprendido entre los años 1996 y 2007, en pleno crecimiento económico y de boom inmobiliario. Mientras, entre los años 2008 y 2013, el descenso que se produjo fue del 12,5%.

Además, las licencias para llevar a cabo promociones de obra nueva experimentan en este momento máximos desde 2011, una buena tendencia que ha quedado clara durante los primeros meses del año. Así, entre enero y mayo del año en curso se otorgaron más visados que durante los años 2013 y 2014. También para la rehabilitación o reforma de viviendas, cuyo aumento interanual es en estos momentos del 4%.

El número de compraventas de vivienda aumentó un 16,8% interanual en julio

El mercado de la compraventa de inmuebles sigue con su ritmo ascendente en 2017. La mejoría de la economía española ya es una realidad, algo que también se está dejando notar en el mercado de la vivienda. Y es que el volumen de transacciones completadas durante el pasado mes de julio superó en un 16,8% el registrado durante el mismo mes del año pasado. De esta forma, ya son tres lo meses consecutivos (mayo, junio y julio) en los que se ha dado un incremento interanual, desde que en abril el número de compraventas cayera de un año para otro un 8% por el conocido como efecto “Semana Santa” y se acabara así con una racha de alzas interanuales de 14 meses consecutivos.

En términos absolutos, el número de operaciones de compraventa de viviendas alcanzó las 38.841 transacciones, según se extrae de los datos publicados en la Estadística de Transmisiones de Derechos de la Propiedad (ETDP) hecha pública por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Estos buenos números permiten que, a estas alturas del año, en el acumulado de enero a julio el mercado de la compraventa haya alcanzdo una subida del 13,7%. Por tipo de viviendas, del total de las compraventas formalizadas durante el séptimo mes del año, el 82,5% fueron de segunda mano (32.049 operaciones), lo que supuso un avance interanual del 17,7%, mientras que las de obra nueva (6.792 operaciones) aumentaron en un 12,5% interanual.

Por comunidades autónomas, aquellas que registraron un mayor número de compraventas por cada 100.000 habitantes fueron la Comunidad Valenciana (145 por cada 100.000 habitantes), Baleares (144) y La Rioja (127). En términos absolutos, Andalucía fue en la que se realizaron más compraventas con un total de 7.304 operaciones, seguida de Catalunya (7.020 operaciones) y la Comunidad de Madrid (6.126 operaciones). En el extremo opuesto, el menor número de compraventas de viviendas se registró en La Rioja (312 operaciones), Navarra (348 operaciones) y Cantabria (421 operaciones).

El 72% de los alojamientos turísticos inspeccionados en Baleares registró sobreocupación

El sector de los alojamientos turísticos en Baleares es uno de los que más miradas ha atraído durante estos meses de verano por la poca oferta existente y el gran interés que suscita el archipiélago a visitantes provenientes de todas partes del mundo. Para regular correctamente el mercado, el gobierno balear coordinó una campaña de inspección orientada a la sobreocupación de establecimientos de alojamiento turístico de la que ya se conocen los resultados.

En este sentido, hasta un 72% de los establecimientos que se inspeccionaron registraban sobreocupación, algo que desde la Dirección General de Turismo califican de “muy preocupante”, pues conlleva una sobrecarga de trabajo para el personal contratado para el servicio. “No se puede olvidar que el número de trabajadores está dimensionado en función del número de plazas legalmente declaradas”, argumentan. Además, más allá del aspecto laboral, también se recuerda que alojar a más personas de las plazas permitidas en un alojamiento turístico es ilegal y puede suponer poner en riesgo la seguridad de los clientes en el eventual caso de que se diera una incidencia en el establecimiento.

La mayor parte de las actas que se han levantado se hicieron por un porcentaje de sobreocupación que iba del 1% al 10%, aunque también se han dado casos extremos en los que la cuota de sobreocupación alcanzó baremos que iban del 50% al 64%. Por incumplir esos límites los establecimientos se deberán enfrentar a sanciones que irán de los 4.000 euros a los 40.000 euros. El total de sanciones podría sumar más de medio millón de euros.

La campaña se realizó durante todo el mes de agosto y fue dirigida por los inspectores de la Dirección General de Turismo, que visitaron un total de 40 establecimientos ubicados en diferentes zonas turísticas de la isla de Mallorca. El gobierno balear recuerda que la reforma de la Ley Turísticas para Baleares, en vigor desde el 9 de agosto, ha fijado el techo de plazas en 623.624, de las que 435.707 están en Mallorca y más de la mitad en manos de establecimientos hoteleros.