El mercado inmobiliario de Barcelona en 2018

Pese a la incertidumbre que despierta la política, la economía catalana ha cerrado el año con unos datos que muestran solidez y firmeza. El área metropolitana de Barcelona ha conseguido desprenderse de la crisis económica y los indicadores de crecimiento vuelven a mostrar valores positivos. El PIB de Catalunya sigue registrando incrementos superiores a los de la media española y europea, aunque la tendencia es hacía la moderación. El sector inmobiliario refleja esta buena situación y se ha dejado atrás el fenómeno de las naves industriales vacías. En 2018, en Catalunya se han logrado cifras extraordinarias en la contratación de oficinas y superficies logísticas.

El mercado de las oficinas en Barcelona ha logrado cifras de récord en los últimos diez años y se han dedicado unos 400.000 m2 a la construcción y el diseño de estas. Estos aumentos pueden explicarse por la ampliación de superficie que muchas empresas que ya se encuentran en Barcelona han realizado a lo largo del año. Otro factor es la creciente llegada de empresas internacionales que deciden implantarse en la ciudad, como por ejemplo la llegada de la empresa CCC, vinculada con Facebook, que ocupa unos 9.000 m2 en la Torre Glòries. Barcelona es un enclave que resulta muy atractivo para las empresas del sector digital y tecnológico ya que dispone de una red de profesionales y instituciones preparadas, en un entorno con una excelente calidad de vida y una cultura que traspasa fronteras.

El mercado logístico también alcanzó cifras récord con la contratación de 665.000 m2, que supone un 44,3% más que en el ejercicio anterior. El fenómeno del e-commerce genera a las empresas una gran demanda de espacios adaptados a sus proyectos logísticos, por lo que se presenta una buena oportunidad para invertir en este sector. La actividad inmobiliaria, pese a estar frenada en los primeros meses por la inestabilidad política, resurgió con fuerza enel segundo semestre del año, logrando grandes registros. De esta forma, en el segundo semestre ha dejado cifras superiores a las obtenidas en los últimos diez años.

Sencillos consejos para una decoración moderna

El inicio de un nuevo año es un momento perfecto para planificar la decoración que acompañará en la casa a lo largo de la temporada. Cada vez con mayor frecuencia, los diseñadores más importantes y prestigiosos deciden acceder a las redes sociales para descubrir aquellas tendencias que despiertan un mayor interés en la comunidad. La red social de Pinterest, se ha convertido en la plataforma por excelencia para compartir los gustos de los internautas y lograr la inspiración. A continuación, te dejamos con algunas de las tendencias más populares de la red que te servirán para decorar de forma moderna el interior de tu hogar.

Colores modernos
El color Living Coral, o “coral vivo” ha sido oficialmente elegido por los expertos como el color protagonista para este nuevo año. No obstante, el color que más popularidad gana en las redes sociales es el “amarillo mostaza”, especialmente para la temporada de primavera. El objetivo es transmitir el optimismo y la búsqueda de la alegría, y ambos colores representan perfectamente estos principios. Los cojines, mantas o alfombras con este color llenarán de luz y energía el espacio que elijas.

Papel pintado
Con cierto protagonismo a lo largo del 2018, los papeles pintados resurgen con gran fuerza para crear impactantes decoraciones en nuestras habitaciones. Los estampados botánicos o geométricos serán muy populares para decorar algunas paredes de la casa y dar rienda suelta a nuestra imaginación.

Jardines verticales
Las plantas, además de tener un sinfín de saludables beneficios, son excelentes como elemento decorativo. Por cuestiones de espacio, los jardines verticales se han convertido en una tendencia que entra con fuerza este año. Este tipo de jardines permite ahorrar espacio y tienen un escaso coste económico. Algunas floristerías afirman que el cactus será la planta más influyente en la decoración del hogar.

Se reduce la compraventa de viviendas en noviembre

La compraventa de viviendas creció un 2,8% el pasado mes de noviembre en comparación con el mismo mes en el año 2017. El Instituto Nacional de Estadística (INE) informa que en el mes de noviembre se realizaron un total de 42.510 operaciones. Aún así, el avance interanual de este mes es bastante inferior al logrado en el mes de octubre, el cual creció un 15,8% y obtuvo sus mejores resultados para este mes en 11 años. En todo caso, se trata del mejor mes de noviembre desde el inicio de la crisis en 2007, cuando se registraron 56.188 transacciones. La venta de casas en 2018 subió un 10,6%, mientras que, en la tasa mensual, la tasa de noviembre respecto a octubre, la compraventa se redujo el 3,2%, el mayor retroceso en un mes de noviembre desde el año 2014.

En el mes de noviembre, la Comunidad Valenciana con 168 viviendas por cada 100.000 habitantes, se posiciona como la comunidad con el mayor numero de compraventas de viviendas. En noviembre del año pasado, Andalucía fue la región con más operaciones sobre viviendas, con 7.950 compraventas, seguida de Catalunya con 6.681, la Comunidad Valenciana (6.593) y Madrid (6.317). Los mayores avances interanuales en la compraventa de viviendas se dieron en Cantabria (+30,3%), La Rioja (+28,8%) y Castilla la Mancha (+26,6%). Por otro lado, se registraron descensos en las Baleares (-7,2%), Andalucía (-5,9%), Extremadura (-5%), Castilla y León (-2,5%) y Cataluña (-0,1%).

En conclusión, los datos que se presentaron el pasado mes de noviembre muestran una vuelta a la moderación, después meses de fuerte crecimiento. La compraventa de inmuebles de segunda mano representa cerca del 80% de las operaciones, mientras que en los de obra nueva la recuperación se produce de forma lenta pero sólida. Los próximos meses serán determinantes para ver si estos crecimientos tienden a igualarse o se producen rupturas.

La importancia de aislar térmicamente tu vivienda

Conseguir una correcta temperatura en el hogar puede llegar a ser una tarea compleja, ya que esta depende de muchos factores. El aislamiento, la ventilación y la iluminación influirán, en mayor o menor medida, a la hora de conseguir unas condiciones de temperatura, humedad y frescura eficientes. El 56% de las viviendas españolas no disponen de las condiciones óptimas de aislamiento y la climatización se sitúa como el principal problema sin resolver. Muchas viviendas en España no reúnen de las condiciones óptimas de aislamiento en ventanas, paredes y suelos, por donde se escapa el calor. En algunos casos decidimos invertir en la decoración del hogar antes que acondicionar la vivienda para darle la temperatura y humedad adecuadas para la salud y la comodidad.

De media, los hogares españoles destinan 1.222 euros a la instalación de sus sistemas de calefacción. Aunque las necesidades de temperatura son diferentes dependiendo de la zona donde residen. Por ejemplo, en las zonas de interior, con inviernos fríos y secos y grandes variaciones de temperatura, la calefacción se presenta como la mejor opción. Para las zonas costeras en cambio, las calderas de pellets son perfectas para los meses más fríos, ya que son una fuente de energía más sostenible y ecológica.

Para evitar que se escape el calor de la vivienda no hace falta una gran inversión de dinero. Los huecos y grietas de la vivienda son una de las entradas de aire frío y son responsables de la pérdida de hasta un 20% del calor. Por esto, con el sellado de estas fisuras conseguiremos ahorrar una buena cantidad de dinero en la factura eléctrica. Utilizar burletes y plintos es ideal para sellar los marcos de las ventanas y puertas, y lograr un mayor aislamiento. Aprovechar para calentar la casa a lo largo del día con la luz del sol también es crucial. Las cortinas y las alfombras son perfectas porque cumplen con la doble función de embellecer y aportar calidez.  Además, el corcho y el parqué se presentan como los mejores aislantes térmicos y acústicos. Estos resultan calientes al tacto y no absorben el calor del cuerpo y son perfectos para mantener la temperatura adecuada de la vivienda.

El perfil del inquilino en España

En España aumenta el sector del alquiler. A pesar de que todavía nos movemos en cifras lejanas a la media europea, la tendencia de alquilar vivienda para residir ya está en el 17,9% y no deja de aumentar. El alza de los precios de compraventa, la movilidad y una generación que vive en la precariedad laboral son algunas de las causas de este fenómeno. Recientes estudios han extraído un perfil sobre el tipo de inquilino que hay en España y sus características más comunes.

  • Casi la mitad de los encuestados afirma que vive de alquiler porque su situación económica no le permite comprar una vivienda.
  • El 33% opina que pagar un alquiler en vez de la letra de una hipoteca es tirar el dinero.
  • El 65% de los españoles que viven en régimen de alquiler son mujeres.
  • Las mujeres también son mayoría en el área de los arrendadores, pues representan el 52% del total.
  • El 40% de los arrendatarios tienen una edad comprendida entre los 25 y los 34 años. Los jóvenes de entre 18 y 24 años pierden peso en el estudio, pues solo representan el 16% del total de arrendatarios.
  • La clase social también influye en los arrendatarios, pues el estudio muestra que hasta el 42% de estos son de clase media-alta. La clase media desciende hasta el 29%. El alza de los precios de alquiler en los últimos años es la razón detrás de esto.
  • Un tercio de las personas que viven en alquiler lo hacen en pareja. El 18% lo hace con pareja e hijos, mientras que el 17% son pisos compartidos.
  • El 57% del total de inquilinos vive en las Comunidades Autónomas de Madrid, Catalunya y Andalucía.
  • El 33% de los inquilinos españoles tiene unos ingresos anuales de entre 10.000 y 20.000 euros.

Los trasteros de alquiler un negocio que prospera en España

España se sitúa en tercera posición en el número de trasteros de alquiler a nivel europeo. El encarecimiento de la vivienda, el consumismo y la obsesión por guardar explican el auge de este tipo de establecimientos. Por lo general, a los españoles les gusta almacenar sus pertenencias, y además les cuesta deshacerse de ellas, pudiendo llegar a acumularlas sin saber qué hacer. Con la combinación de un consumo excesivo y unas casas cada vez más caras y pequeñas, los trasteros de alquiler encuentran un nicho de mercado donde expandirse.

Según la Asociación Española de Self Storage en España hay hasta 426 centros que se dedican a dar estos servicios. Sus instalaciones suponen una superficie total de unos 910.000 metros cuadrados, lo equivalente a 110 campos de fútbol aproximadamente. Se sitúa solo por detrás de Gran Bretaña con 1.505 servicios y 4,5 millones de metros cuadrados, y Francia con 480 negocios y 1,1 millones de metros cuadrados. Las dimensiones de los trasteros pueden variar desde 1 hasta los 200 metros cúbicos. Por lo general, se destinan a almacenar la ropa durante los cambios de temporada, muebles antiguos, artículos deportivos de temporada, herramientas o archivos con documentos. En España el negocio de los trasteros en alquiler no para de crecer. Durante los últimos tres años lo ha hecho a un ritmo superior al 15% y, el último año, ha permitido facturar más de 60 millones de euros.

La presencia de estos trasteros también se extiende en los centros urbanos donde a menudo se utilizan como una alternativa a las oficinas o como pequeños almacenes y permiten ahorrar en gastos. Además, la expansión de este tipo de negocios conlleva una mejora  y ampliación de los servicios que se prestan. De tal manera que, ahora es posible reservar un servicio de recogida, ensamblaje y/o envío a precios económicos e incluso contratar un servicio de alarma individual, acceso las 24 horas o un servicio de aparcamiento junto el trastero.

Madrid y Barcelona impulsan el mercado de la segunda vivienda en España

El mercado de la segunda vivienda juega un importante papel en el mercado inmobiliario español. Este segmento supone más del 20% de las compraventas de viviendas que se realizan. Los madrileños, con un 34%, son los compradores a nivel nacional que más transacciones realizan de estas residencias temporales. Las viviendas vacacionales también crecen notablemente impulsadas por el auge del alquiler turístico.

Los principales compradores de segunda vivienda en España son los madrileños, que lideran la adquisición de este tipo de inmuebles y concentran más del 20% de las compras en Alicante y Toledo. Para los madrileños la provincia de Alicante les permite disfrutar de las ventajas del turismo costero, del sol y la playa. Toledo, por otro es uno de los destinos predilectos para un retiro tranquilo, con buenas conexiones con la capital y precios inmobiliarios que rondan los 810 euros el metro cuadrado, frente de los 2.497 euros de media de Madrid. Por otro lado, los barceloneses optan por invertir dentro de Catalunya y junto con las transacciones madrileñas superan más de la mitad del total nacional. Para la compra de una segunda vivienda, los barceloneses prefieren las provincias de Tarragona y Girona. Empujados por el atractivo del territorio costero y las buenas conexiones que encuentran con la capital catalana. Entre ambas, concentran más del 36% de las transacciones de compraventa efectuadas por residentes de Barcelona.

El incremento de la demanda de segunda vivienda también se produce en Sevilla, Valencia, Vizcaya y Zaragoza. En este caso, los sevillanos optan preferiblemente por comprar su segunda vivienda en provincias de Cádiz o Huelva. En el caso de los valencianos, más de la mitad (54%) se decantan por Alicante y Castellón. Los vizcaínos compran 1 de cada 3 viviendas de segunda residencia (31%) en Cantabria, y 1 de cada 4 zaragozanos opta por Huesca animados por el atractivo del Pirineo Aragonés.

Dos millones de pisos de alquiler antes de 2033

El mercado del alquiler de viviendas en España va a duplicarse en los próximos 15 años. Cerca del 20% de la población se decanta por esta modalidad de residencia actualmente, aunque el aumento de la demanda no ha ido acompañado de un aumento equivalente en la oferta. Como consecuencia, algunas ciudades como Madrid y Barcelona han experimentado subidas de precio superiores a las ocurridas durante los años del boom. En algunos barrios se han producido incrementos de precios de hasta el 18%. Los profesionales del sector aseguran que es necesario producir vivienda destinada al arrendamiento y activar políticas que incentiven a los propietarios a poner su inmueble en alquiler. Es fundamental proteger un sector con una inmensa trascendencia social.

Con el déficit de vivienda actual, se calcula que será necesario construir aproximadamente 2 millones de viviendas en los próximos 15 años. Para responder a la creciente demanda será indispensable contar con seguridad jurídica y una inversión para financiar el nuevo stock de vivienda. Esta inversión equivaldría aproximadamente al 30% del PIB en 15 años o el 2% del PIB cada año. Para evitar estos desequilibrios entre oferta y demanda, y para poder garantizar el acceso a la vivienda, es fundamental la construcción de estos pisos. Es especialmente necesario para facilitar el acceso al alquiler a los más jóvenes y las familias con mayor situación de vulnerabilidad.

Por eso, el mercado del alquiler español tiene varios obstáculos que superar. En primer lugar, la necesidad de crear un parque de viviendas en alquiler con precios asequibles, e incluso por debajo de los precios del mercado, para facilitar el acceso a las rentas más bajas y a los jóvenes. El segundo desafío consistiría en establecer políticas de vivienda social pública, para dar respuesta a la situación de las personas en situación de alta vulnerabilidad y riesgo de exclusión social. Finalmente, para dar respuesta al futuro crecimiento de la demanda, será necesario incrementar la oferta en al menos otro 30%, para garantizar el stock lo largo de los próximos 15 años.

La primera casa biológica hecha a partir de residuos agrícolas

La casa biológica es parte de un proyecto piloto elaborado por la firma de arquitectos danesa Een til Een, que utiliza la nueva tecnología digital para aprovechar materiales biológicos de alta calidad en la construcción de viviendas. Esta casa pretende servir como un escaparate del uso y la aplicación de estos nuevos materiales de construcción a modo de una solución funcional y completa para la familia moderna del siglo XXI.

La casa biológica es un nuevo concepto de casa modular y actual, que pretende servir como una solución frente a los desafíos climáticos y los retos relacionados con la utilización de los recursos en el futuro. El proyecto investiga y demuestra el uso de materiales biológicos, principalmente derivados de los residuos agrícolas, para ser empleados eficientemente como material de construcción. Estos materiales se obtienen de un proceso para transformar desechos agrícolas y forestales como hierba, paja y algas marinas, que normalmente serían considerados desechos y se quemarían para obtener energía. En lugar de eso, se procesan estos materiales naturales para utilizarlos en la construcción, a la vez que se evita el impacto medioambiental que supondría quemarlos. El diseño y realización de este novedoso proyecto surge de un proceso riguroso, con técnicas innovadoras y una moderna tecnología de producción digital. Las casas están diseñadas con nueva tecnología 3D y se construyen con materiales inteligentes que hacen que sea una casa sostenible, con una arquitectura única, totalmente integrada con ventilación natural, calor solar pasivo y materiales naturales transpirables.

El resultado es una vivienda con materiales de calidad, que prácticamente no suponen ningún impacto para el medio ambiente. Uno de los objetivos de la casa es estimular la economía verde y local, desarrollar un concepto moderno de vivienda que utiliza residuos como recursos, ofreciendo una solución al desafío del cambio climático y la crisis mundial de la vivienda. Se trata de una solución local para conseguir construir viviendas asequibles, saludables y sostenibles y superar los desafíos de la industria de la construcción a nivel global.

Los precios del alquiler suben más del doble que los de la compraventa

El crecimiento del sector de la construcción en España viene precedido por una recuperación del precio medio de la vivienda entre los años 2014 y 2018. En Barcelona y Madrid, además, se ha producido un crecimiento excepcional en los precios del alquiler. A nivel nacional la compraventa de casas ha subido un 17,8%, mientras que el alquiler se ha incrementado en un 46%. Ambas ciudades han protagonizado casi de forma exclusiva el crecimiento de los precios de la vivienda. En el resto de las poblaciones, en cambio, se experimentan variaciones moderadas.

En la mayoría de las capitales a nivel nacional, el metro cuadrado ha pasado de 1.994 euros en 2014 a 2.348 euros a finales del 2018, lo que supone un aumento del 17,8%. La situación es diferente en Barcelona, donde el incremento de precios llega a ser del 33,5% y en Madrid del 27,8%. De esta forma en la Ciudad Condal el metro cuadrado se paga a 4.178 euros y 3.404 euros en Madrid. En el resto de las capitales el incremento del precio de la vivienda se sitúa de forma cercana al crecimiento del PIB español durante el mismo período.

El mercado inmobiliario se mueve en ciclos que tienen una duración de entre siete y ocho años. Barcelona y Madrid han actuado como motores de la recuperación durante la primera mitad de este ciclo. En el año 2015, cuando se inicia la recuperación, hubieron catorce capitales de provincia dónde el incremento de los precios de compraventa fue nulo o negativo. En 2016, las dos grandes ciudades españolas siguieron liderando el crecimiento de los precios medios de la vivienda. En 2017, hasta nueve capitales de provincia lograron incrementos en los precios por encima del 3%. No obstante, 2018 terminará con signos de fatiga que nos hacen pensar que lo precios han tocado techo en las grandes ciudades.