El 40% de las quejas en las comunidades de propietarios son por problemas de ruido

¿Sabías que hoy es el Día Mundial contra el Ruido? Esta iniciativa que nació en el año 1996 para concienciar a los ciudadanos de la necesidad de prevenir la contaminación acústica de nuestro entorno sigue siendo noticia 20 años después. Por eso, el último miércoles de cada mes de abril se celebra el conocido oficialmente como el Día Internacional de Concienciación sobre el Ruido. Aunque pueda parecer que este tema no tiene nada que ver con el sector inmobiliario, resulta que hasta un 40% de las quejas que se realizan en las comunidades de propietarios de la Comunidad de Madrid tienen como protagonista esta problemática.

En este sentido, según un estudio realizado por el Colegio Profesional de Administradores de Fincas de Madrid (CAFMadrid), el 50% de los encuestados asegura que el ruido es culpa directa de sus vecinos, otro 37,5% culpa al deficiente aislamiento de sus paredes y el 12,5% restante opina que ese exceso de ruido se debe a defectos en las instalaciones de ascensores o desagües. La elevada obsolescencia del parque de viviendas español está directamente relacionado con este tipo de problemas de aislamiento acústico.

Existen diversas normativas y ordenanzas municipales que tratan de prevenir estos niveles excesivos de ruido mediante la correspondiente regulación, directamente relacionada con los horarios en los que se realizan dichos ruidos, siendo las obras en alguna de las viviendas colindantes el mayor enemigo del silencio en las comunidades de vecinos. Las mascotas también son otro de los focos de sonidos molestos señalados por los encuestados, razón por las que muchos propietarios de viviendas se lo piensan dos veces a la hora de alquilarlo a personas con mascotas. Algo parecido ocurre con los llamados ‘pisos de estudiantes’, en los que es habitual que se den problemas de convivencia vecinal, en especial en el horario nocturno, y que pueden ser motivo de rescisión del contrato de arrendamiento por parte del propietario.

Los españoles tardan una media de 13 años y 4 meses en mudarse

El mercado inmobiliario es un mundo apasionante en el que donpiso pone todo su esfuerzo y capacidad para que sus clientes tengan acceso a su vivienda ideal. Por eso, siempre que intermediamos una operación lo hacemos con la esperanza de que sea provechosa para ambas partes. Pero, ¿sabes cuántos años viven de media los españoles en la vivienda que adquieren? El Colegio de Registradores de la Propiedad nos ayuda a saberlo.

Según el organismo, el tiempo medio de posesión de una vivienda es de un total de 4.854 días, lo que viene a ser 13 años y 4 meses, nuevo máximo histórico de la serie. Atrás queda pues el récord anterior, que databa del 2015 y que se cifraba en 245 días menos. De hecho, en el año 2009 la cifra era de 7 años y 3 meses, casi la mitad que la actual, y ya son siete años seguidos de aumento del tiempo medio de residencia en una vivienda. Esto nos indica la tendencia de la sociedad española a realizar una compra de vivienda con fines residenciales y no como inversión, algo que favorece al buen funcionamiento del mercado y a la no especulación inmobiliaria con operaciones de compraventa en plazos cortos.

En este sentido, resulta revelador que las operaciones de compraventa de viviendas en un período de posesión menor a los cinco años llegaron a ser el 55% del total en el año 2007, año de máximos en el sector inmobiliario antes de la crisis. De hecho, las viviendas vendidas que habían tenido un período de posesión superior a diez años representaban sólo una quinta parte del total.

Por comunidades autónomas, País Vasco (17 años y 124 días), Extremadura (15 años y 34 días) y Catalunya (14 años y 346 días) son aquellas en las que el período de posesión de una vivienda es más largo. Mientras, en el otro extremo figuran La Rioja (8 años y 104 días), Canarias (10 años y 351 días) y Murcia (11 años y 156 días).

El número de hipotecas para la compra de viviendas aumentó un 2,5% en febrero

El número de contratos hipotecarios que se firman en España es uno de los indicadores más claros a la hora de poder tener un cierto termómetro de la evolución del mercado de la compraventa de viviendas en España. De hecho, gran parte de las personas que optan por comprarse un piso por primera vez necesitan acceder a financiación para poder realizar la adquisición, por lo que existe una estrecha relación entre las entidades financieras y el sector inmobiliario.

En este sentido, el Consejo General del Notariado ha dado a conocer su informe mensual relativo a febrero, mes durante el que se registró un aumento del 2,5% en el número total de préstamos firmados respecto a los datos obtenidos durante el mismo mes de 2016. Los datos estadísticos del organismo revelan que durante el segundo mes del año se llegaron a firmar un total de 17.691 préstamos hipotecarios para la compra de pisos, con una cuantía media de las hipotecas de un 77,4% del precio total de la vivienda. En concreto, la cantidad media fue de 125.445 euros, lo que supuso un ligero aumento del 0,6% en relación al año anterior. Así pues, el porcentaje de adquisiciones realizadas a través de un préstamo hipotecario fue del 42,8%, lo que significa que casi 6 de cada 10 compradores no requirieron de financiación por parte de las entidades para comprarse su nuevo inmueble.

Además, la cifra de contratos hipotecarios que se firmaron en el sector de la construcción aumentó un 3,5% respecto al mes de febrero del 2016, con un total de 439 hipotecas. La cantidad media requerida fue de 524.021 euros, un 22,7% más que la cifra alcanzada hace un año. Si centramos el foco en aquellos préstamos destinados exclusivamente a la construcción de viviendas, la cifra fue de 381.631 euros, un 34,8% más a raíz de la puesta en marcha de 355 operaciones en todo el país.

El 56% de las zonas costeras españolas ya está en plena recuperación inmobiliaria

El mercado de la vivienda vacacional es uno de los que va recuperando el protagonismo a medida que se acercan los meses de verano. Cada día son más los españoles que deciden comprarse una segunda residencia, así como también lo son los extranjeros que optan por invertir en España para la compra de una propiedad inmobiliaria en zonas costeras, en especial en Andalucía, Valencia, Catalunya y los archipiélagos de Baleares y Canarias.

En este sentido, según los datos publicados en un informe elaborado recientemente por Tinsa, el 56% de las zonas de costa ya está experimentando una recuperación de la rentabilidad de las operaciones. Además, otro 28,1% de los municipios playeros está cerca de tocar fondo y el 15,9% restante sigue todavía tratando de salir de la fase de ajuste.

Por zonas geográficas, el informe destaca el buen estado de los archipiélagos balear y canario, donde los precios de los pisos aumentaron en marzo un 7% de media. Así pues, Mallorca, Ibiza y Formentera están llegando incluso a tener problemas con su oferta inmobiliaria disponible, por lo que los ciudadanos residentes en ellas están sufriendo la inflación de los precios consecuencia de la desproporción entre la oferta y la demanda. Mientras, en Canarias la ocupación hotelera y extrahotelera supera el 75%-80% a lo largo del año, debido al fuerte incremento de la afluencia de turistas.

El papel de la demanda extranjera también es relevante en el mercado de segundas residencias. De hecho, el cuarto trimestre de 2016 se cerró con el mayor porcentaje de compra de vivienda española por parte de extranjeros con un 13,7% del total, el tercer resultado más elevado en toda la serie histórica debido a las 12.700 operaciones de compraventa realizadas. Por nacionalidades, los británicos siguieron dominando el mercado pese al Brexit con una representación del 16,4% del total (hace un año era el 24%). Les siguieron alemanes (9,2%), franceses (8,5%), suecos (6,4%), belgas (6,2%) e italianos (5,7%).

Las cooperativas para la construcción de viviendas generaron casi 26.000 puestos de trabajo hasta marzo

Si ayer hablábamos de la importancia de la innovación en los procesos de construcción de viviendas en España, hoy nos paramos a analizar el papel que juegan las cooperativas a la hora de generar nuevas edificaciones y crear puestos de trabajo. Y es que la Confederación de Cooperativas de Viviendas y Rehabilitación de España (CONCOVI), ha dado a conocer un informe relativo a la actividad de las cooperativas en los primeros tres meses del año, y las cifras son dignas de mención dentro de un contexto de auge sostenido del sector de la construcción en nuestro país.

Así pues, el volumen económico total que movieron las cooperativas afiliadas a la CONCOVI durante el primer trimestre fue de 1,46 millones de euros a raíz de la construcción de 6.217 viviendas que dieron pie a la creación de 25.909 puestos de trabajo. La Comunidad de Madrid, Galicia y Cantabria aglutinaron el 98% de los proyectos.

Son los principales datos del estudio que la organización presentará en el marco de los encuentros habituales que lleva a cabo con el Ministerio de Fomento para la elaboración del nuevo Plan Estatal de la Vivienda para el periodo 2018-2021. La CONCOVI está reconocida como agente social por la Constitución Española en el artículo 129,2; en la Ley del Gobierno 50/1997 de fecha del 27 de noviembre en su artículo 26 y en la Ley de Economía Social 5/2011 de 29 de marzo en sus artículos 4, 5, 7 y 9.

Por otra parte, en lo que tocante a la rehabilitación de las viviendas donde intervinieron las cooperativas durante el período enero-marzo, la cifra total ascendió a los 14.406 inmuebles, proyectos que movieron un total de 76.148 euros. Alcalá de Henares y Málaga fueron las ciudades protagonistas en este sentido con una representación del 90% del total.

La impresión 3D en construcción crecerá un 15% a nivel mundial durante este año

El sector de la construcción está cambiando a un ritmo cada vez más alto. Y es que la tecnología y las técnicas de innovación avanzan mucho más de lo que todavía podemos ver en nuestros hogares, pues implementar todas esas novedades en una sola edificación no está al alcance de todo el mundo. Además, y aunque el parque de viviendas en España tiene mucho camino aún por recorrer en cuanto a la modernización se refiere, la industria española cuenta con unos conocimientos que están a la cabeza del sector a nivel mundial.

En este sentido, la impresión 3D de materiales para la construcción ayudará mucho a acelerar el ritmo de construcción y a disminuir los costes de los proyectos en nuestro país. Y es que el sector 3D crecerá un 15% a nivel mundial durante este año, según el salón de la construcción BB Construmat, algo que demuestra la importancia creciente de la impresión de materiales. En términos absolutos, éste será un mercado que moverá una cantidad total de 53,2 millones de euros para el año 2021 sólo en el sector de la construcción, un incremento gradual si se tiene en cuenta que este mercado tenía un valor de alrededor de 23,1 millones de euros hace tan sólo dos años, según la empresa estadounidense de investigación de mercados Markets and Markets.

Si se amplía el estudio al mercado total de la producción de materiales a partir de la impresión 3D, la cantidad de millones que se moverá crece hasta la friolera de 1.330 millones de euros en 2021. De hecho, la cifra ya fue de 500 millones de euros en 2016, lo que nos deja una tasa de crecimiento del 21,6%. Así pues, el sector prevé que los envíos de productos realizados en todo el mundo con este tipo de impresora alcance una tasa de crecimiento del 98,5% en 2020, siendo la zona de Asia-Pacífico quien lidere este proceso al alza.

El precio de los pisos creció un 2% en el primer trimestre de 2017

El sector inmobiliario sigue evolucionando favorablemente en un contexto de crecimiento económico a nivel nacional. El alto dinamismo del mercado de compraventa de viviendas, en especial en las grandes ciudades, se está haciendo patente también en el valor de los inmuebles. En este sentido, los precios están experimentando un aumento paulatino, en concreto del 2% durante el primer trimestre del año, según el último informe sectorial de Gesvalt, Sociedad de Tasación inmobiliaria. Así, el valor medio del metro cuadrado fue de 1.287 euros, por lo que con el aumento experimentado durante los primeros tres meses del año, de los 113.580 euros que podía valer un piso de 90 metros cuadrados en 2016 se ha pasado a los 115.830 euros en 2017.

Por comunidades autónomas, seis autonomías vieron incrementados sus precios con respecto al pasado 2016, siendo la Comunidad de Madrid la más destacada con un aumento del 10,2%. Le siguieron País Vasco, con un aumento del 8,4%, Murcia (+6,7%), Navarra (+6,6%), Castilla-La Mancha (+2%) y Catalunya (+1%).

En la otra cara de la moneda se encontraron otras regiones del país cuyos datos relativos al precio medio de las viviendas registraron tasas interanuales negativas respecto a los tres primeros meses del año pasado. Así pues, la Comunidad Valenciana y Castilla y León (-7,1%) fueron las dos autonomías que vieron bajar más el precio medio de su parque de viviendas. También Cantabria (-6,6%), Galicia (-5,3%), La Rioja (-4%), Baleares (-2,7%), Aragón (-2,3%), Asturias (-1,6%), Canarias y Andalucía (-1%) y Extremadura (-0,2%), siempre según el informe de Gestvalt.

En términos absolutos, la comunidad más cara siguió siendo el País Vasco, con un precio medio de 2.074 euros por metro cuadrado. Papel protagonista también tuvieron Baleares, con un precio medio de 1.981 euros por metro cuadrado, Madrid (1.878 euros por metro cuadrado) y Catalunya (1.321 euros por metro cuadrado). Las más baratas fueron Castilla-La Mancha (777 euros por metro cuadrado), Extremadura (911 euros por metro cuadrado) y La Rioja (915 euros por metro cuadrado).

El Euribor seguirá en negativo pero con aumentos durante 2017, según BBVA

Para una parte importante de nuestros clientes es esencial tener un buen acceso a la financiación para la compra de su vivienda. Tanto para aquellos que encaran la compra de su primer piso como para los que están pensando en adquirir una segunda residencia para sus vacaciones, la relación con las entidades financieras mediante una hipoteca de por medio es uno de los aspectos esenciales a tener en cuenta.

En estas líneas es habitual que destaquemos el papel protagonista que juega el Euribor a la hora de establecer qué cantidad de intereses van a pagar los compradores por su hipoteca. De hecho, este indicador afecta a los tipos de interés de la mayor parte de los contratos hipotecarios existentes en España. En este sentido, el servicio de estudios del BBVA prevé un incremento sostenido del Euribor durante los próximos meses pero lo mantendrá en cifras negativas durante todo el año.

En el informe ‘Situación España’, que también pronostica un aumento del 3% de la economía española, se informa de que las políticas monetarias del Banco Central Europeo (BCE) en el corto y medio plazo generarán un aumento de la prima de riesgo española de entre 50 y 70 puntos básicos como consecuencia de una subida de los tipos de interés. No obstante, las variaciones al alza en el Euribor no se notarían hasta el 2018.

En cuanto a las perspectivas del mercado inmobiliario, la entidad prevé una subida de los precios de la vivienda “normal” dado el contexto de reactivación del sector y la mayor inversión en vivienda por parte de la población residente en nuestro país. Así pues, y pese a que aún nos encontramos un 80% por debajo del nivel de visados respecto a los años previos a la crisis, BBVA calcula que la inversión en el sector residencial crecerá un 4,3% este año y un 5,8% en 2018.

El número de viviendas acabadas cayó un 4,9% en enero

El sector de la construcción en España marca el ritmo del mercado inmobiliario y determina los diferentes tipos de activos que desde donpiso podemos ofrecer a nuestros clientes. De ahí que el mercado de la vivienda de nuestro país evolucione de la mano de uno de los indicadores más reveladores a la hora de predecir la oferta de vivienda disponible que existirá en el corto y medio plazo: el número de viviendas terminadas.

En este sentido, el Ministerio de Fomento ya ha dado a conocer los datos relativos al primer mes del 2017, durante el cual se finalizó el proceso de construcción de un total de 2.973 viviendas en España, lo que supuso un retroceso del 4,9% en relación a los datos registrados en el mismo mes del año anterior. Así pues, enero dio comienzo al ejercicio con datos inferiores a los alcanzados en 2016, año con en el que ya se encadenaron un total de 9 ejercicios seguidos de caídas.

Por tipo de vivienda, del total de pisos terminados durante el pasado mes de enero, el 99% de ellos (2.945 pisos) fueron proyectos llevados a cabo por promotores privados, mientras que el 1% restante (28) fue promovido por las Administraciones Públicas. Respecto al 2016, la construcción por parte de promotores privados bajó un 5,3%, mientras que la de las Administraciones subió de 16 a 28 pisos, un 75% más. Además, entre la iniciativa privada, un total de 1.918 correspondieron a proyectos realizados por sociedades mercantiles (con un subida interanual del 5,3%), 956 a personas físicas y comunidades de propietarios (una caída interanual del 21,2%) y 26 a cooperativas (una caída del 59,4%).

¿Y si echamos la vista hacia atrás? Los datos de enero revelan una distancia muy considerable respecto a los máximos registrados en el 2007, cuando se llegaron a finalizar 641.419 viviendas, cifra que es un 94% superior al volumen de construcción de viviendas que existe en estos momentos.

El 71% de los españoles considera que es un buen momento para comprar un piso

¿Sabías que cada vez hay más personas que quieren comprarse una vivienda? Y es que las oportunidades que ofrece el mercado inmobiliario en España en estos momentos despiertan el deseo de muchos  ciudadanos de tomar la importante decisión de convertirse de una vez en propietarios de su propio piso. Por eso, y pese a que se trata de una elección que marca la vida de muchas familias, existe una gran mayoría de la población que ve con buenos ojos adquirir un inmueble en estos momentos.

Así pues, hasta el 71% de los españoles opina que nos encontramos en un “buen momento” para comprar una vivienda, según los datos de un estudio realizado por el Banc Sabadell y el instituto de investigación Kantar TNS. El informe se ha desarrollado a partir de un índice de confianza inmobiliaria que mide cómo percibe la población la situación actual del mercado y cuáles son sus expectativas a la hora de comprarse un piso.

Traducido a términos numéricos, los resultados destacan que la percepción de los españoles es “positiva” al situarse en un valor de 112 en una escala de 0 a 200, donde el 0 implica la percepción más desfavorable y 200 la más favorable. Para la obtención de los resultados se ha contado con la participación de 1.000 personas que respondieron la correspondiente entrevista.

Entre las principales razones para la visión positiva de la mayoría de la población, los responsables del estudio detectan la bajada de precios respecto a los años anteriores a la crisis económica, sumada a la noción generalizada de que la compra es una buena inversión dadas las oportunidades que ofrece el mercado en estos momentos y el más fácil acceso a la financiación. De hecho, el 55% de los entrevistados recomendarían comprarse un piso ahora a aquellos familiares y amigos que estuvieran pensando en su primera residencia.