El precio del alquiler en Madrid subió un 4,8% en el mes de enero

El mercado del alquiler en la comunidad de Madrid es uno de los que más representa el auge exponencial de los precios en un mercado que está llamado a ser uno de los motores inmobiliarios del país. Tanto en Madrid ciudad como en muchos de los municipios de su área metropolitana, la tendencia al alza del precio medio del alquiler es más que notable, por lo que el sector está muy pendiente de la evolución de las rentas y de poder seguir ofreciendo a las familias productos a unos precios en consonancia con la economía española.

En este sentido, según el Índice Inmobiliario del portal inmobiliario Fotocasa presentado en un estudio relativo al mes de enero, el precio de la vivienda de alquiler creció una media del 4,8% respecto al año anterior, con un precio medio por metro cuadrado de 12 euros. Estas cifras son un 42,2% más altas que las de la media nacional, que en el primer mes del año en curso se fijó en los 8,44 euros por metro cuadrado al mes. De hecho, la autonomía madrileña fue la segunda más cara de España sólo por detrás de Catalunya, donde el precio por metro cuadrado se situó en los 12,88 euros. Desde el portal autor del informe indican que este aumento gradual de los alquileres responde a la fuerte demanda en un contexto de recuperación económica y de la mejora del empleo en nuestro país.

Por municipios, el precio medio en los inmuebles de alquiler se vio incrementado en enero en 19 de los 21 municipios madrileños que se han analizado en el estudio, con incrementos que van del 0,1% de Coslada y el 14,8% de Alcorcón. Por otra parte, el descenso más notable se produjo en Majadahonda, con una caída media del precio de las propiedades en alquiler del 2% hasta los 11,62 euros por metro cuadrado al mes. Madrid ciudad fue con diferencia la más cara de la comunidad con un precio medio de 13,65 euros por metro cuadrado al mes.

La construcción bajó un 13,4% interanual en diciembre

El ritmo de construcción de viviendas atraviesa un momento de cierta estabilización en España, con un número al alza de proyectos en marcha y que va de la mano de la reactivación del sector, del auge de la demanda y de un crecimiento económico generalizado. En este sentido, los costes de construcción y el parque de viviendas que aún está pendiente de venderse fueron un factor clave para que en diciembre la producción en el sector de la  construcción en nuestro país registrara una caída del 13,4% interanual. Según datos que maneja la oficina estadística europea Eurostat, la actividad del sector de la construcción en España volvió en el último mes del ejercicio pasado al terreno negativo, después de que en noviembre se hubieran alcanzado datos positivos con un repunte del 0,9%, poniendo así fin a la mala tendencia. Además, en términos anuales, en el conjunto del cuarto trimestre se registró una caída interanual del 5,8%.

Por otra parte, en el conjunto de estados miembros de la UE-28, la producción en construcción se ha visto aumentada un 1,5% en el mes de diciembre, y en la zona euro también creció otro 0,5%, un dato que evidencia la diferente situación que existe entre el sector de la construcción en España y el del resto el continente. De hecho, en los 28 países la Unión Europea analizados, el sector de la edificación escaló un 1,4%, aunque la obra civil descendió un 2,6%. En el caso de la UE-19, la actividad aumentó una décima más, un 1,5%, y el de la obra civil lo hizo en otro 1,8%. Estas cifras vienen a confirmar el buen estado de salud de la construcción en el ‘viejo continente’ en un momento en el que los objetivos pasan por la reducción de costes, un factor que preocupa especialmente tanto a las promotoras como al cliente final, que podría ver un incremento del precio de compra de viviendas de obra nueva.

Un propietario tarda casi un año en recuperar su vivienda en caso de impago de su inquilino

El alto dinamismo que se registra en el mercado del alquiler está llevando al sector inmobiliario a establecer medidas para que la relación entre arrendador y arrendatario se establezca sin contratiempos y sin que se vulnere de ninguna forma la relación establecida entre ambos. Es por eso por lo que cada vez las partes toman más precauciones a la hora de firmar el acuerdo de alquiler de la vivienda. Especialmente el propietario de la misma, cuyos ingresos dependerán de analizar bien la solvencia económica del inquilino que residirá en el inmueble. De hecho, la contratación de los seguros de impago del alquiler ha aumentado exponencialmente en los últimos años para prevenir este tipo de eventualidades.

En este sentido, que se den impagos de la renta mensual por parte del arrendatario es el principal temor de los propietarios, un temor que puede verse agudizado dependiendo de la comunidad autónoma en la que nos encontremos. Y es que, según el análisis estadístico de los datos publicados en la Radiografía del Mercado de Alquiler Seguro, en España se necesita casi un año de media para que el propietario pueda recuperar su vivienda en caso de impago. De aquí que resulte muy útil el servicio jurídico que ofrece donpiso para agilizar al máximo la recuperación del inmueble, en los casos de propietarios que nos contactan para poner a la venta su piso y se enfrentan a esta situación.

Concretamente, la suma asciende a 344 días en el promedio del país, cifra que puede llegar a ser mayor en función de la autonomía que analicemos. Por comunidades, las vascas Álava y Vizcaya, con una media de 317 días, son las autonomías donde el proceso de desahucio de un inquilino moroso se demora menos. Les sigue Zaragoza con 320 días. En otras como Barcelona, Madrid o Valencia los casos de impago cada vez se producen de manera más habitual, según el estudio, por la tendencia al alza de las rentas. Cierran la lista las comunidades de Murcia y Sevilla, donde de media se tarda más de un año (367 días) en echar al inquilino.

donpiso abre ocho nuevas oficinas y llega a las 110 en toda España

donpiso ha abierto ocho nuevas oficinas en lo que va de 2018 aumentando su ritmo de crecimiento y ampliando su presencia en España. De esta forma, la compañía de intermediación inmobiliaria alcanza las 110 oficinas operativas en toda su red, 31 de propiedad y 79 franquicias.

Las nuevas oficinas, ubicadas en las provincias de Barcelona, Madrid, Sevilla y Guadalajara, confirman el crecimiento de donpiso de la mano de la demanda para la compraventa de residencias en el país. Concretamente, la compañía ha abierto cuatro oficinas en la provincia de Barcelona (una de propiedad en Mataró, y tres franquicias en las localidades de Hospitalet de Llobregat, Sitges y Santa Coloma de Gramanet), dos nuevas oficinas de propiedad en Madrid (una en el distrito de Fuencarral-El Pardo, junto al centro comercial La Vaguada, y otra en el distrito de Arganzuela, a escasos metros de la  Puerta de Atocha), una franquicia en Sevilla (en el distrito de Macarena) y otra franquicia más en Guadalajara.

Emiliano Bermúdez, subdirector general de donpiso, afirma que “este ritmo de crecimiento es el que nos hemos marcado para 2018 y el que nos permitirá crecer de manera controlada y sostenible, dando respuesta a la creciente demanda para la compra y venta de viviendas en España. Nuestros planes de expansión pasan por seguir consolidando nuestra posición en los principales mercados como son Catalunya, Madrid, País Vasco, Valencia, Baleares y Canarias mientras crecemos en otros que están empezando a registrar una actividad inmobiliaria notable”.

Así pues, el plan estratégico de donpiso para 2018 contempla la apertura de 35 nuevos puntos de venta, con la apertura de 5 oficinas de propiedad y de otras 30 franquicias en zonas céntricas de las capitales de provincia, País Vasco y Canarias. Además, la compañía pretende incrementar un 25% su número de operaciones intermediadas hasta superar la cifra de las 3.750 operaciones anuales.

El precio medio del alquiler en Barcelona ya roza los 900 euros mensuales

El precio de los alquileres en la ciudad de Barcelona sigue su imparable tendencia ascendente. La mejora de la economía, el alza de la demanda y la irrupción en el mercado de nuevos agentes como son las plataformas de alquiler turístico han empujado al alza el precio medio de los alquileres en la Ciudad Condal hasta casi los 900 euros mensuales. Así lo indican los datos hechos públicos por la Cámara de la Propiedad Urbana, basados en la estadística de fianzas depositadas, unas cifras que coinciden con las que baraja el Instituto Catalán del Suelo de la Generalitat de Catalunya.

En este sentido, resulta sorprende que tan sólo cuatro de los 10 distritos de Barcelona registren un precio medio del alquiler que esté por debajo de los 800 euros mensuales: Sants-Montjuic, Horta-Guinardó, Nou Barris y Sant Andreu. Tanto es así que, a cierre de 2017, el alquiler medio en la ciudad se situó en los 877 euros, casi un 10% más que en 2016. Además, si fijamos el análisis tan sólo en el último trimestre del año, el precio medio del alquiler llegó a los 889,6 euros, un coste inasumible para algunos, especialmente para quienes aspiran a vivir solos. De hecho, en su informe anual la Cámara de la Propiedad Urbana señala que los precios no han dejado de subir desde el año 2013, siendo superiores a los del año 2008, cuando la cifra media se fijó en los 813 al mes. Así, ya son cuatro las subidas consecutivas interanuales.

El análisis por distritos a cierre de 2017 arroja un incremento que va del 6% al 12%, dependiendo de la zona. Así, en términos absolutos, Sarrià-Sant Gervasi (1.227,9 euros/mes), Les Corts (1.052,3 euros/mes) y Eixample (990,7 euros/mes) fueron en los que se registraron precios más altos para el arrendamiento de viviendas. Les siguieron Gràcia (856,4 euros/mes), Sant Martí (842,3 euros/mes), Ciutat Vella (828,8 euros/mes) y Sants-Montjuïc (763,2 euros/mes). Cerraron la lista Horta-Guinardó (706,6 euros/mes), Sant Andreu (705,7 euros/mes) y Nou Barris (625,5 euros/mes).

El precio de la vivienda de segunda mano subió un 0,5% de diciembre a enero hasta los 1.742 €/m2

El mercado residencial en España avanza mes a mes de forma gradual pero segura. Así lo confirma el último estudio del portal inmobiliario Fotocasa, que indica que en el mes de enero el precio de la vivienda aumentó un 0,5% intermensual respecto al mes de diciembre de 2017. En este sentido, la tendencia al alza muestra escaladas leves pero constantes mes a mes, lo que viene a confirmar la buena salud de la economía en la normalización de los precios de la vivienda usada.

Por otra parte, en comparativa interanual, según el estudio, el precio de la vivienda de segunda mano ha crecido un 5,6% respecto a enero de 2017, un datos significativo que va en la línea de otros estudios sectoriales publicados. De esta manera, ya son 16 los meses consecutivos en los que se han dado crecimientos interanuales. De hecho, en las regiones de más demanda como son la Comunidad de Madrid, Catalunya, Baleares, Canarias o la Comunidad Valenciana, el precio de la vivienda usada ha aumentado en torno a un 10% interanual, “llegando hasta a un 20% en algunos distritos de la ciudades de Madrid y Barcelona”, aseguran los autores del informe.

En términos absolutos, el precio medio de la vivienda de segunda mano en nuestro país registra un descenso acumulado del 40% desde los datos más altos alcanzados en los años previos a la crisis económica. Por comunidades autónomas, aquellas en las que más han caído los precios desde máximos son La Rioja (-55,7%), Navarra (-53,8%), Castilla-La Mancha (-50,9%), Aragón (-50,4%), Murcia (-49,4%), Asturias (-46,9%), la Comunidad Valenciana (-45,5%), Cantabria (-44,4%) y Extremadura (-42%). Por otra parte, el precio medio de la vivienda de segunda mano se ha incrementado en seis de las 17 comunidades autónomas españolas durante el mes de enero. El ranking va encabezado por Canarias (1,8%), seguida de la Comunidad de Madrid (1,4%), la Comunidad Valenciana (1,2%), Baleares (0,9%), Aragón (0,7%) y Catalunya (0,5%).

El precio medio de la vivienda en España podría crecer un 5% en 2018

Con el primer mes y medio del 2018 ya completado, el sector inmobiliario parece seguir el mismo o mayor ritmo de crecimiento que el año pasado, con un notable dinamismo en las inversiones y unas cifras que vienen a confirmar la buena salud del mercado inmobiliario español. En este contexto, ya empiezan a aparecer las primeras previsiones de lo que dará de sí este ejercicio, la mayoría de las cuales son optimistas en cuanto a la evolución al alza del mercado. Así, la consultora internacional CBRE ha dado a conocer su informe ‘Tendencias 2018’, en el que también han colaborado 160 de los principales directivos del sector en España, cuya principal conclusión es que en 2018 se alcanzará un volumen de inversión similar al del año anterior con una cifra total de 13.000 millones de euros.

Por otro lado, si nos centramos en el segmento residencial, el informe de la consultora prevé un aumento gradual de los precios, con una subida interanual que estaría entre el 5 y el 6%, con mercados como el de Madrid, el de Barcelona y el de Baleares con incrementos interanuales por encima de esas cifras, llegando a estar entre un 7% y un 10% de aumento interanual.

En cuanto a las tendencias de inversión en el sector inmobiliario expuestas por la consultora en su Barómetro de Tendencias Inmobiliarias, por primera vez desde hace años el segmento residencial le quita la primera plaza al de oficinas, pues un 33% de los encuestados tiene previsto invertir en activos residenciales por un 27% que lo hará en activos de oficinas. Por otra parte, un 47% de los encuestados opina que el precio crecerá de forma “moderada” en el sector inmobiliario durante este año mientras el alquiler seguirá siendo protagonista, con un 63% de los encuestados que opina que el arrendamiento seguirá teniendo recorrido en 2018, con alzas en los precios y la demanda.

Más del 75% de las viviendas puestas a la venta en internet están en buen estado

Muchas han sido las ocasiones en las que hemos recordado desde donpiso la importancia de contar con un parque de viviendas que esté en buenas condiciones y que dé respuesta a un deseo de compra de viviendas de obra nueva cada vez más creciente por parte de la demanda, por lo que el estado de conservación de los inmuebles tiene que estar a la altura de las pretensiones de los compradores. En este sentido, según un estudio realizado por el portal inmobiliario pisos.com sobre el estado actual de las viviendas en España, el 75,8% de los inmuebles que se ofertan por internet se encuentra en buenas condiciones, una cifra que supone un leve aumento interanual respecto al 75,4% alcanzado en 2016. De hecho, el 8,3% de los pisos anunciados en el portal ha sido reformado hace poco y otro 7,9% está para estrenar.

Por otra parte, el 91,9% de las viviendas que se anuncian online cuenta con las condiciones necesarias para entrar a vivir sin la necesidad de realizar grandes obras, mientras que sólo en el 8,1% restante deberían llevarse a cabo las reformas oportunas para ser habitables, una cifra que es más baja que la de 2016, cuando era del 8,6%. Desde el portal autor del estudio afirman que muchos potenciales compradores tienen ciertos reparos por invertir en una vivienda sin reformar por las eventuales complicaciones o retrasos que pudieran darse durante en la reforma o rehabilitación. No obstante, los autores del estudio indican que no se debería descartar de primeras a un inmueble que no cumpla con la totalidad de nuestros requisitos en cuanto a distribución y materiales a la hora de comprar.

Por comunidades autónomas, aquellas que registran una mayor representación de inmuebles en un buen estado son Extremadura (81,8%), Murcia (81%) y Canarias (80,8%). El año pasado fue Canarias (81,9%) quien estuvo en lo alto de la lista seguida de Cantabria (79,1%) y Extremadura (79,4%). En el otro extremo, sólo La Rioja (67,4%) y País Vasco (69,8%) se encuentran por debajo del 70% de las viviendas puestas a la venta online en buen estado.

El precio del alquiler de habitaciones para estudiantes creció un 8% el año pasado

El sector del alquiler de habitaciones es cada día más popular debido a práctica al alza que tienen muchos estudiantes de completar sus estudios universitarios en una ciudad alejada de su lugar de residencia. Esto, sumado a la llegada de estudiantes extranjeros a las grandes ciudades españolas por este mismo motivo, origina que su presupuesto destinado al arrendamiento de habitaciones tuviera que aumentar de forma notable durante el 2017. Y es que, según la plataforma de reserva de alojamiento de estudiantes Uniplaces, la inversión en el alquiler de habitaciones en nuestro país creció un 8% el año pasado.

Desde la compañía atribuyen este aumento del presupuesto de los estudiantes al aumento de los precios ocasionado por el auge de la demanda en las grandes ciudades tradicionalmente universitarias, tanto de estudiantes como de españoles residentes. Traducido a cifras, de los 372 euros que costaba de media el alquiler de una habitación en España en el año 2016 se ha pasado a los 401 euros con los que se cerró 2017. No obstante, si bien este incremento es significativo, desde la plataforma autora del informe señalan que los precios del arrendamiento de habitaciones siguen siendo inferiores a los de los alquileres completos.

Por ciudades, Madrid y Barcelona sobresalieron una vez más como las más caras a la hora de alquilar una habitación, con una media de 456 euros y 461 euros, respectivamente. También Valencia ocupa un puesto destacado de la lista con un incremento notable en el precio de las habitaciones respecto al 2016, pues en 2017 se pasó de los 256 euros a los 320 euros mensuales por habitación. Además, la duración media de la estancia de quienes alquilaron habitaciones en España también se vio incrementada durante el ejercicio pasado hasta llegar a los 5 meses y medio, 24 días más que en 2016.

Baleares, País Vasco y Madrid fueron las comunidades más caras del alquiler vacacional en 2017

Como hemos contado en diversas ocasiones, el alquiler vacacional es uno de los factores que están empujando hacia arriba los precios que se registran en el mercado del alquiler debido a que muchos propietarios ahora deciden alquilar sus viviendas a turistas por semanas o incluso días en lugar de hacerlo con fines residenciales por meses o años en el formato convencional. A menor oferta disponible para las familias y mayor demanda para alquilar una vivienda, los precios entran en la tendencia al alza en la que nos encontramos desde hace unos años. El inflacionismo existente también afecta al propio mercado de alquiler vacacional, que vio aumentar su precio medio de forma desigual dependiendo de la comunidad autónoma en la que se centre el análisis.

Así, según los datos ofrecidos en un estudio sectorial elaborado por la plataforma de alquiler vacacional HomeAway, la comunidad en la que más creció el precio del alquiler vacacional fue Baleares, con un precio medio por noche de 47 euros (un 12% más que el año anterior). Le siguieron País Vasco, con un precio medio de 40 euros/noche (+4% interanual), la Comunidad de Madrid, con 36 euros/noche (+12% interanual) y Catalunya, también con un precio medio de 36 euros/noche, idéntica cifra que en 2016.

En el otro extremo de la lista figuran las autonomías que registran menor demanda turística. Así, aquellas en las que menos aumentaron los precios del alquiler turístico fueron Galicia, con un precio medio de 26 euros/noche, Castilla y León, con 5 euros/noche, y Murcia, con un precio medio de 24 euros por noche. En las tres, el precio medio registrado fue igual al de 2016. Las únicas comunidades cuyo precio medio descendió fueron las de Navarra (-6% interanual) y La Rioja (-1%).

Por nacionalidad, según las cifras de HomeAway, los estadounidenses fueron los que más gastaron en viviendas turísticas de alquiler en nuestro país durante el año pasado: 60 euros por persona y noche. Le siguieron los australianos (53 euros) y los neozelandeses (50 euros). Lituanos, polacos y malteses fueron, por el contrario, los que menos gastaron en el alquiler de viviendas vacacionales.