El 88% de los propietarios de vivienda en España prefieren alquilarla durante períodos inferiores a un año

alquiler

El mercado de la vivienda sigue con su tendencia hacia la posesión de un inmueble más que a su arrendamiento, razón por la que el número de compraventas de pisos cada día es más elevado. Y es que, además, la mayoría de propietarios de una vivienda en España no quiere alquilarla por un período superior a un año, por lo que imposibilita a familias a acceder a un inmueble con fines residenciales y provoca el incremento de alquileres vacacionales, con la consiguiente subida de precios.

En concreto, hasta el 88% de los propietarios prefieren firmar contratos de arrendamientos con sus inquilinos por períodos inferiores a los 12 meses, mientras que un 22% prefiere un alquiler entre uno y tres meses de duración y otro 33% considera que el tiempo ideal es de seis meses a un año. Son datos recogidos en una encuesta elaborada por la plataforma Uniplaces.

Entre las principales razones que motivan esta tendencia a los períodos de alquiler cada día más cortos, un 60% de los encuestados indica que alquilar su piso por poco tiempo les permite hacer un uso más libre del inmueble, pues un contrato de larga duración les impediría acceder a la vivienda rápidamente en el caso de necesitarlo. Por eso, muchos de los propietarios querrían, según Uniplaces, alquilar su vivienda a estudiantes u otros colectivos con una alta rotación. Así, el informe destaca que el 72% de los propietarios de vivienda de nuestro país optaría antes por alquilar el piso por habitaciones y no de  forma completa. De hecho, resulta curioso que a buena parte de ellos no les llegaría a importar convivir con sus inquilinos.

Además, otra de las razones que lleva a los propietarios a acortar los tiempos de arrendamiento podría ser el aumento continuado de las rentas que registra el mercado del alquiler, lo que hace que muchos no quieran ligarse a un contrato  de larga duración que establezca una renta determinada sino que prefieren tener la opción de subir el precio del alquiler a sus inquilinos cada cierto tiempo, adaptándose así a los precios medios del mercado existentes en cada momento.

No se han encontrado comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *